Nuevo Senado será más duro con George Bush respecto de la guerra en Irak

Nuevo Senado será más duro con George Bush respecto de la guerra en Irak

Esta corporación seguirá siendo más bien conservadora en cuestiones económicas y sociales, sin importar cuál de los dos partidos gane las elecciones.

03 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

En muchas contiendas clave, los demócratas tienen programas muy similares de los que siempre han ofrecido los republicanos y ponen énfasis en los valores de la familia, disciplina fiscal y la política exterior.

Algunos republicanos, por su parte, parecen demócratas cuando hablan de Irak y tratan de tomar distancia de Bush. Esto da lugar a una inusual dinámica en las elecciones de medio término.

La actual camada de figuras políticas nuevas del Partido Demócrata que tratan de alzarse con bancas republicanas tiene poco en común con los políticos demócratas de antaño.

Por ejemplo:

En Tenesí, el representante Harold Ford Jr., quien busca la banca del republicano Bob Corker, es sumamente conservador en lo que se refiere a reducción de impuestos y se opone tajantemente al matrimonio entre homosexuales. En la parte de atrás de su tarjeta de presentación tiene los Diez Mandamientos. La contienda luce sumamente reñida.

En Pensilvania, el demócrata Bob Casey, hijo de un popular ex gobernador, es católico y se opone al aborto, lo mismo que el republicano cuya banca apetece, Rick Santorum. Casey está adelante en las encuestas.

En Montana, el demócrata Jon Tester es un granjero que se presenta como un hombre común, que ayudará al ciudadano promedio en materia de impuestos. Su rival, el senador republicano Conrad Burns, se ha visto perjudicado por su relación con el cabildero Jack Abramoff, actualmente en prisión, y corre peligro de perder su banca.

En Virginia, el senador republicano George Allen encara un duro desafío de James Webb, un ex republicano que fue secretario de la Marina durante el gobierno de Ronald Reagan. Webb enarbola sus conocimientos del tema de seguridad nacional y también cultivó una imagen de hombre común. La contienda es de pronóstico reservado.

En Misuri, el senador republicano Jim Talent libra una intensa batalla con la demócrata Claire McCaskill, quien hizo un gran esfuerzo por captar votos en las zonas rurales. Esta elección también está para cualquiera.

Los demócratas necesitan conquistar seis nuevas bancas para tomar el control del Senado.

Las encuestas indican que sus posibilidades de ganar el Senado no son tan buenas como las de conquistar la cámara baja, aunque sí se espera que ganen por lo menos algunas bancas y se vuelva a la situación de paridad que hubo durante el primer período de Bush.

El senador demócrata neoyorquino Chuck Schumer, cuya banca no está en juego, expresó confianza respecto a las posibilidades de su partido. "Da la impresión de que la elección será un referendo sobre un cambio" de rumbo, manifestó.

Indicó que los demócratas habían aprendido de sus errores del 2002 y el 2004 y reclutaron mejores candidatos nuevos, apoyaron mejor a los que buscan la reelección e hicieron campañas muy buenas para recaudar fondos y para estimular a la gente a que acuda a las urnas.

Schumer dijo que "todavía hay algunos intangibles" y que no quería tentar a la mala fortuna haciendo pronósticos demasiado optimistas. "Pero el viento sopla a favor nuestro, da la impresión de que las cosas se inclinan hacia nuestro lado", señaló.

Los republicanos dicen que los demócratas tal vez hablen como conservadores, pero no actuarán como ellos si son elegidos.

"Una cosa es hablar y otra es estar con la gente en temas que son importantes para ellos", declaró el portavoz del Comité Senatorial Republicano Nacional Dan Ronayne. "Confío en que la gente sabrá ver más allá de las pantallas de  humo", agregó.

Thomas Mann, experto de la Brookings Institution, dijo que los demócratas reclutaron candidatos fuertes, especialmente en estados que generalmente apoyan a los republicanos.

"Fueron muy pragmáticos esta vez. Reclutaron candidatos que pueden ganar", afirmó.

Con información de AP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.