La falta de planeación, otro 'cuello de botella'

La falta de planeación, otro 'cuello de botella'

"En Colombia, donde la mitad de la población está por debajo de la línea de pobreza, generar un suelo para usos de vivienda popular es una decisión urgente", dijo Beatriz Uribe, presidenta de Camacol.

02 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Durante la clausura del Congreso Interamericano en Cartagena, la dirigente no solo expresó su preocupación por la falta del insumo primario. También criticó el crecimiento sin planeación.

"El caso bogotano es ejemplo de eso. Allí el desorden se traduce, primero, en el desarrollo de edificaciones a las que después hay que llevarles el acueducto y el alcantarillado con un costo estimado entre 1,5 y 3,5 veces superior al que tendría en un terreno virgen.

A esto se suman los procesos de titulación masiva, también costosos e interminables. Por ello, desde Camacol, Uribe Botero sugiere: -Trabajar bajo la coordinación del ViceMinisterio del Agua, con las empresas de servicios públicos domiciliarios y con los gobiernos municipales para garantizar la provisión de redes que faciliten la habilitación de suelo urbano.

-En vista de que existe un mayor número de unidades disponibles del tipo 2, en el corto plazo se podría autorizar la migración de los beneficiarios del subsidio tipo 1 hacia la compra del siguiente, sin alterar el monto. De tal manera, las familias podrían acceder a un inmueble en mejores condiciones.

Esta figura cobijaría los subsidios asignados pero no desembolsados. En tal sentido, la suma subsidiada para la vivienda de interés social tipo 2 debe ser estimada nuevamente y ajustarla hacia arriba.

-Las inversiones a cargo de la nación, sin contraprestación en las entidades territoriales, se deberían condicionar a la habilitación y gestión del suelo urbano.

-El Gobierno debe emplear los mecanismos autorizados por la Ley 388 para adquirir grandes terrenos con vocación urbanizable para, luego, ser vendidos a los particulares para su desarrollo.

Esta figura pretende congelar los precios del suelo y generar la disponibilidad necesaria con el fin de evitar escenarios especulativos como los que hay ahora.

-Son vitales, por lo tanto, los macroproyectos en las ciudades donde se concentra la mayor demanda y deberán ser de carácter supramunicipal, de tal forma que no solo se atienda la problemática de estas ciudades sino su extensión a los municipios vecinos.

-Insistimos en la necesidad de crear el Ministerio de las Ciudades como la cabeza responsable de todos los temas que comprende el espectro urbano. Integrar y articular todos los componentes de política de las ciudades en un único responsable, garantiza la coordinación y gestión eficaz, a la vez, que elimina la duplicidad de esfuerzos, el derroche de recursos públicos y optimiza la toma de decisiones políticas.

-El transporte masivo es otro reto, más aún si se tienen en cuenta los esfuerzos del Gobierno en torno al mejoramiento de las condiciones básicas de movilidad.

La construcción de sistemas integrados de transporte Masivo ha generado presiones positivas para la dinámica de las ciudades.

Procesos de renovación, redensificación, ampliación de espacios públicos y adecuación de la infraestructura física son solo algunos de los cambios que han vivido nuestras ciudades.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.