Denuncian cadena de asaltos contra feligreses en las Iglesias de Barranquilla

Denuncian cadena de asaltos contra feligreses en las Iglesias de Barranquilla

Uno de los casos es ell sacerdote Luis Enrique Cuervo, asaltado y despojado de sus prendas personales en presencia de 50 personas de la parroquia Nuestra Señora de la Merced, del barrio Los Pinos.

02 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

"Aún me atormentan los recuerdos del primer asalto de que fui objeto 'hace poco' en mi otra parroquia del municipio de Malambo (Atlántico). Ahora me toca pedir a mis hermanos que no hagan nada cuando ellos ven cómo me ponen un revólver en la cabeza y me quitan mis prendas. Estamos contra la pared", dice el clérigo.

La situación vivida por el padre Cuervo ya había sido denunciada ante las autoridades de Barranquilla por la Curia.

"Es algo alarmante, porque no se trata sólo de los robos contra las parroquias. Se trata de que los feligreses están siendo asaltados cerca a los templos y muchos de ellos ya han dejado de asistir por temor. La inseguridad ya está afectando directamente a la misión pastoral", explica el arzobispo auxiliar Víctor Tamayo.

Según los sacerdotes más del 75 por ciento de las 120 parroquias que funcionan en el Atlántico han sido objeto de alguna modalidad delincuencial.

"Ya se nos hace rutinario saber que se metieron y se robaron las amplificaciones o las ofrendas, que se perdieron las sillas. Pero es hora de que las autoridades hagan algo", precisa el padre Cuervo.

Los sectores más golpeados por la delincuencia están en el centro y el norte de Barranquilla. "Iglesias como Nuestra Señora de Torcoroma, El Seminario, la Catedral Metropolitana, La Caridad del Cobre, El Corazón Inmaculado de María y sus alrededores están entre las más golpeadas", denuncia Álvaro García, Vicario de la Pastoral.

Hace 15 días hubo un conato de incendio y se produjo un robo cuantioso en la Iglesia Nuestra Señora de Chiquinquirá. También se han reportado robos y actos sacrílegos en la iglesia Divino Niño Jesús, La Medalla Milagrosa, en el sur de la ciudad, y en la Iglesia Santa María Magdalena, en Malambo.

El obispo de Barranquilla y sus auxiliares se reunirán en los próximos días con el comandante de Policía, quien ya diseñó una estrategia especial para proteger los templos y a sus feligreses.

Por William Ahumada Maury
Especial para HOY-Barranquilla.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.