3.000 personas han sido detenidas por robo de cables de teléfono y energía y tapas de alcantarillas

3.000 personas han sido detenidas por robo de cables de teléfono y energía y tapas de alcantarillas

La Policía tiene identificadas a siete bandas que se dedican a ese delito. Empresas de servicios públicos han perdido 11.300 millones de pesos por robo de cables en lo que va del 2006.

01 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

El problema es que la mayoría de los detenidos recuperaron su libertad porque este delito es de menor cuantía. De hecho, algunos de los detenidos eran reincidentes.

El departamento del Atlántico es en la Costa Caribe el más vulnerable a este delito. Allí se registró el 54 por ciento del total de robos de toda la región.

De otra parte, en Medellín y en Cali, los delincuentes tienen azotadas determinadas zonas urbanas.

Reportes de las Empresas Públicas de Medellín (EPM) indican que los barrios Buenos Aires y Miraflores suelen ser los más afectados, mientras cifras de las Empresas Municipales de Cali (Emcali) establecen que más de la mitad de los casos se presentan en el sur de la ciudad.

'Bandas usan a indigentes'

El mercado negro le ha quitado este año en cobre 3.353 millones de pesos a la Empresa de Teléfonos de Bogotá (ETB), 638 millones a EPM, 197 millones a Telebucaramanga, 643 millones a Edatel (de Antioquia), 322 millones a Telecom, 1.149 millones a Emcali y 2.022 millones a Codensa, la empresa de energía de Bogotá.

La capital del país ya registra 7.069 millones de pesos en pérdidas por esta práctica. La cifra no incluye el lucro cesante que ha dejado de recibir cada empresa.

Ante este panorama, las firmas prestadoras de servicios públicos creen que solo endureciendo las penas se podrá frenar este fenómeno. "A través de Andesco se busca presentar un proyecto de ley para eso", dice Andrés Pérez, secretario general de ETB.

Óscar Gómez, gerente regional de EPM, señala que "más que las pérdidas económicas, lo que preocupa al gremio es el impacto social y el deterioro de la imagen de la empresa, porque el usuario no sabe la razón de la suspensión del servicio".

Se estima que el robo de un solo cable de energía puede dejar sin luz o teléfono a unas 2.000 ó 3.000 personas.

Según la Dijín, el 90 por ciento de los robos son perpetrados por habitantes de la calle, al servicio de bandas que se encargan de vender el cobre de los cables y el hierro de las alcantarillas.

La Policía ha indentificado varios métodos de operación. "En Bogotá, por ejemplo, - dice un oficial- cuando logran desencauchar el cable llevan el cobre a las chatarrerías de Kennedy o de la Calle del Bronx, en el centro de la ciudad, donde venden por 13 ó 16 mil pesos el kilo".

Según el investigador, en Calí los ladrones estaría usando palas y linterna.

"Se disfrazan -añade- con uniformes de obreros y hacen zanjas hasta encontrar los ductos. El corte de los cables subterráneos lo hacen con motosierra".

Las bandas de la Costa, por su parte, estarían produciendo cortos circuitos al lanzar contra las líneas dos piedras unidas por un cordón para que se interrumpa el servicio.

"Cuando las líneas quedan sin electricidad -explica el uniformado- proceden a cortar los cables y hacen rollos o los pican en pedazos pequeños para meterlos en costales".

Redes identificadas

En septiembre pasado, la Policía capturó en una bodega en el sur de Bogotá a la banda 'Los Sucios'.

Este cartel había logrado una especie de sofisticación técnica, ya que que realizaba procedimientos para transformar el cable hurtado mediante un proceso de desencauche, perfilación y limpieza de cobre.

En el lugar, los investigadores encontraron rollos de cobre y maquinaria para perfilar el metal. Parte de ese material, según los testimonios, iba a parar a las ferreterías.

En el mismo mes, las autoridades capturaron a Luis Pulido Moreno y a Luis Alberto Mendez, quienes había hurtado 10 metros de cable de 1.200 líneas de la localidad de Chapinero.

Por su parte, las autoridades del Atlántico tienen identificadas una banda en el municipio de Sabanalarga y dos en Barranquilla ( 'Los Mochila' y 'La Chinita').

En Cartagena hay bandas que operan en Tierrabomba y Bocachica.

En Sucre opera una banda en Sincelejo y otra en la zona costera de Tolú, Coveñas y Lorica.

6.729 millones de pesos han perdido en lo que ha trascurrido de este año las empresas de telefonía fija. Las más afectadas han sido ETB, Emcali, Edatel y EPM.

4.570 millones de pesos en cable de energía se han robado los delincuentes especialmente en la Costa Caribe y en Bogotá.

2.022 millones son las pérdidas que reportó Codensa, por el robo de cables, especialmente en el centro y occidente de Bogotá.

CHRISTIAN PARDO Q.
REDACTOR DE EL TIEMPO
 

Recomendaciones para que ayude a combatir este delito

1. Las empresas no ordenan maniobras de manipulación de cables o de tapas de alcantarillas durante las noches. Comuníquese con la línea de emergencia para saber si hay una actividad programada en su sector residencial.

2. Si observa movimientos extraños en los postes, armarios telefónicos o en las alcantarillas, avise al 112. Al denunciar, usted puede salvar la vida de quien está manipulando irregularmente las redes y puede evitar quedarse sin servicio.

3. No auspicie las conexiones piratas e ilegales de energía. Recuerde que de ser encontrada una conexión con esas características en su casa o en su negocio puede ser sancionado e incluso podría ir a la cárcel. No manipule cables de alta tensión.

4. Pida indentificación a las personas que dicen ser de las empresas de servicios públicos y que están realizando revisiones de alcantarillas, cables o contadores de agua. Luego verifique con la empresa su identidad.

En mercado negro, kilo llega a $ 20.000

En Colombia, el cobre ha empezado a ser codiciado por los delincuentes gracias a que su precio aumentó en el mercado internacional.

Los ladrones del 'oro rojo', como se les conoce en los círculos judiciales, buscan enviar su mercancía a lugares como Asia -especialmente la China- y Estados Unidos.

En el mercado negro colombiano el kilo cuesta entre 16.000 y 20.000 pesos. En algunos casos los indigentes que lo roban lo cambian por droga.

El año pasado, en el mercado internacional, la tonelada de cobre repuntó los 3.000 dólares y hasta septiembre de este año estaba al rededor de los 8.000 dólares.

Esto abonó el nacimiento de carteles dedicados a robar en el país todo elemento de la infraestructura de servicios públicos que contenga el metal no ferroso.

El gobierno y exportadores de chatarra locales firmaron en julio pasado un acuerdo que busca abastecer el mercado interno, pues el sector transformador afirma que no hay ni siquiera cobre para el abastecimiento local.

Sin embargo, el auge de este metal podría tener los días contados. según el Fondo Monetario Internacional, el precio caerá cerca de un 49 por ciento dentro de los próximos cinco años, con lo cual se pondría fin al ciclo de alzas que viene desde el 2002.

Van seis muertos 'con las manos en la masa'

El mayor peligro que corren los delincuentes de los cables es la alta probabilidad de salir electrocutados durante el robo.

En la Costa Caribe durante el 2006 han fallecido 6 personas. Sus casos se registraron en Santa Marta; Rotinet (Bolívar), Soledad y Caracolí (Atlántico); Carmen de Bolívar y en el Puerto Mamonal, cuando intentaban hurtar redes de forma ilegal. Igualmente dos personas resultaron heridas: una en Manaure (Guajira) y la otra en Cartagena, en plena realización de los Juegos Centroamericanos.

En Bogotá, quizá el caso más dramático lo presenciaron en agosto pasado los habitantes del barrio el Sosiego, cuando un individuo se electrocutó tras intentar hurtar el cable de la energía.

El hombre no murió, pero debido a la gravedad de las quemaduras los médicos le han amputaron el miembro superior izquierdo a nivel del codo.

Empresas como Codensa trabajan desde hace varios años en campañas de prevención de electrocuciones.

Entretanto, en la Costa volvieron a los 'marañeros' (manipuladores de las redes), técnicos electricistas, para impedir que sigan robando.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.