Lanzarote, una isla Canaria conocida por sus volcanes, pero en la que también vive el verde

Lanzarote, una isla Canaria conocida por sus volcanes, pero en la que también vive el verde

Lo tiene todo: unas playas majestuosas, un clima apacible, uno de los más impresionantes parques nacionales de España y un paisaje único.

01 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Pero Lanzarote tiene algo más: la memoria de César Manrique (1919-1992), quien hizo de la isla una escultura y creó sobre ella una obra única, porque Lanzarote es un museo natural a cielo abierto.

Gracias a su tesón y originalidad, los lanzaroteños -o 'conejeros', pues durante mucho tiempo vendieron pieles de conejos- aprecian sus tradicionales construcciones de paredes blancas y ventanas verdes, como están en Tías, Yaiza, Uga y Haría.

El avión que trae al turista desde Europa entra por el norte y lo primero que le dejará ver será el archipiélago Chinijo, formado por Alegranza, Graciosa -única habitada-, Montaña Clara, Roque del Este y Roque del Oeste. Tras ellas aparece Lanzarote.

La isla fue declarada Reserva Mundial de la Biosfera por la Unesco y galardonada por la Organización Mundial del Turismo como uno de los seis modelos universales de desarrollo turístico sostenible. Un 60 por ciento de sus 862 kilómetros cuadrados tiene algún tipo de protección ambiental.

Para entender esta isla hay que empezar por el Parque Nacional de Timanfaya. Durante el recorrido el viajero escuchará una narración de las erupciones volcánicas de 1730 y 1736. Timanfaya es un paisaje inhóspito y desolado que hará al turista pensar en si la Nasa de verdad grabó imágenes en Marte o si todo fue un montaje rodado en estas tierras.

El bus circula entre conos volcánicos y mares de picón, dejando a su paso los cráteres de Montaña Rajada, Corazoncillo, Pico Patido, Caldera de Rilla. Allí se observan los caprichos paisajísticos de los volcanes, con su torrente de lavas ahora secas y sus tubos volcánicos convertidos en cuevas. En Timanfaya somos testigos del poder de la tierra. Unos centímetros por debajo de la superficie la temperatura supera en algunas zonas los 100 grados centígrados.

Al salir de Timanfaya encontramos los cultivos de La Geria, donde los 'conejeros' han ideado un sistema para resguardar las vides de los alisios. De ellas se obtiene un rico malvasía, conocido en Europa desde hace siglos, como muestran las obras de Shakespeare o James Joyce.

Siguiendo la línea de la costa subimos hasta Famara, la más extensa de las playas. Abrigada tras un macizo montañoso, es, con la vista de las islas del archipiélago Chinijo al fondo, un paisaje sobrecogedor por su amplitud.

Antes de seguir hacia el norte, son obligados un paseo y un chapuzón en las playas que miran al continente africano, especialmente en Playa Blanca y en la Playa del Papagayo, esta última sin acceso por carretera asfaltada y, gracias a eso, solitaria y virgen.

Atravesando la isla por el centro, se llega al pueblo de Teguise, fundado en 1415 sobre un asentamiento aborigen de nombre Acatife y, como muchos pueblos canarios de la Edad Media y Moderna, construido en el interior de la isla para no verse expuesto a las incursiones piratas.

Son de visita imprescindible en esta villa los conventos de San Francisco y Santo Domingo, aunque todo el centro histórico constituye uno de los conjuntos urbanos más bellos de Canarias, con sus casas señoriales. Así Lanzarote muestra por qué es un destino reconocido mundialmente.

Lugar ideal para las prácticas deportivas

Su clima y sus espacios abiertos animan a practicar deportes. Allí se realiza el Ironman, una de las pruebas de triatlón más importantes del mundo.

Estos son algunas opciones:

Ala delta y parapente: para disfrutar de unas perspectivas inéditas del paisaje insular. Lanzarote aporta además unos vientos suaves y constantes.

Golf: el campo de golf está al pie de un viejo volcán y tiene vistas impresionantes del Océano Atlántico. Tiene un recorrido de 18 hoyos, diseñado por el británico John Harris y construido en 1978. El campo no solo es una maravilla por su diseño sino por las condiciones climatológicas favorables.

Pesca deportiva: las aguas de las Canarias son uno de los mejores enclaves mundiales para pesca de altura, existiendo diversas embarcaciones equipadas para esta modalidad en los muelles de Puerto Calero, Puerto del Carmen, Playa Blanca y Caleta del Sebo (Isla de La Graciosa).

En el agua: a través del 'windsurf', el 'surf' y el buceo es posible acercarse a la variedad y diversidad de los fondos marinos y la fauna y flora de la isla.

Si usted va

Los colombianos necesitan visa para viajar a España. No hay vuelos directos entre Colombia y Lanzarote, pero se pueden hacer conexiones a través de Madrid.

Iberia, Spanair y AirEuropa vuelan a esta isla desde varios aeropuertos de España, por unos 150 euros, ida y vuelta (unos 440.000 pesos.

Dónde dormir

En Playa Blanca: Gran Meliá Volcán Lanzarote, desde 172 euros la habitación doble. Iberostar Papagayo, desde 45 euros la habitación doble.

En Costa Teguise: Gran Meliá Salinas, desde 65 euros la habitación doble. Occidental Grand Teguise Playa, a partir de 121 euros la habitación doble. Lanzarote Gardens, a partir de 60 euros la habitación doble.

Más información: www.turismolanzarote.com; www.cabildodelanzarote.com; www.fcmanrique.org/.

IDAFE MARTÍN PÉREZ
ESPECIAL PARA EL TIEMPO
LANZAROTE (ESPAÑA)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.