Resultados de censo de 2005 hacen caer cifras del mercado laboral reportadas por Dane

Resultados de censo de 2005 hacen caer cifras del mercado laboral reportadas por Dane

El nuevo ajuste estadístico redujo en 197.100 los desocupados en noviembre del año pasado, frente a las proyecciones que se hacían de acuerdo con el censo de 1993.

22 de octubre 2006 , 12:00 a.m.

Sin incluir los habitantes de los llamados antiguos territorios nacionales, la población que tiene en cuenta el Dane en la Encuesta Continua de Hogares (ECH) era de 44'835.869, según la proyección del censo de 1993 a noviembre pasado, pero la arrojada por el censo 2005 la reduce a 40'258.261.

Lo anterior modifica hacia abajo todas las cifras del mercado laboral reportadas por el Dane, que hizo un primer ejercicio para noviembre de 2005 y, en breve, actualizará hacia atrás y hacia adelante toda la información suministrada hasta el momento.

Todas las variables que se incluyen en el examen del mercado de trabajo registran reducciones que van desde 9,26 por ciento para los desocupados hasta 10,7 por ciento en el caso de los colombianos inactivos.

Esos ajustes, como los mismos datos que arrojó el censo pasado (3,3 millones de colombianos menos frente a la población proyectada), no dejarán de originar controversia y, con toda seguridad, se hablará hasta de manipulación de las cifras para mostrar un panorama mejor en el mercado laboral.

Las nuevas cifras, a noviembre del año pasado, se comparan en el cuadro adjunto con las resultantes de las proyecciones de población con base en el censo de 1993.

Recientemente se desató una polémica a raíz de las cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas en torno a las cifras de empleo, lo cual volvió a colocar en el ojo del huracán a la entidad y a que tuviera que salir a rendir explicaciones.

En el campo el problema es de baja calidad

El mercado laboral en el sector rural se caracteriza por tener empleos de baja calidad (cuenta propia, jornaleros, y trabajadores familiares sin remuneración).

El problema fundamental en el mercado laboral del sector rural no es el desempleo, dice un estudio publicado en Borradores de Economía del Banco de la República. José Leibovich uno de los investigadores del estudio afirma que uno de los problemas del campo son los bajos ingresos.

De los ocupados en el sector rural el 66 por ciento devenga ingresos menores al equivalente de un salario mínimo mensual por hora.

Señalan los investigadores que "la estrategia de mejoramiento de los ingresos rurales pasa necesariamente por un aumento de la productividad laboral sobretodo en el sector agropecuario. Para evitar que lo anterior se traduzca en pérdidas de empleos, el sector agropecuario debe buscar nichos donde la demanda sea muy amplia", señala el estudio.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.