Pese a la crisis, Fondos de Pensiones tuvieron ganancias de 93.644 en el primer semestre del año

Pese a la crisis, Fondos de Pensiones tuvieron ganancias de 93.644 en el primer semestre del año

Aunque los saldos de los trabajadores cayeron 2,3 billones de pesos, las sociedades que manejan las pensiones obligatorias hicieron esfuerzos para obtener utilidades.

31 de agosto 2006 , 12:00 a. m.

La caída de los fondos entre abril y junio se produjo simultáneamente con un aumento de 165.000 en el número de afiliados, los cuales vieron reducir de inmediato el capital que habían depositado en ese periodo.

Esas personas, como sucedió con el hundimiento de las cotizaciones de las acciones inscritas en bolsa, se montaron en una ola cuyos precios estaban en declive, con la consiguiente aparición de pérdidas.

Por más que cualquiera de los 6,7 millones de afiliados a las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) al finalizar el primer semestre hubiera querido emprender la retirada, era y es imposible hacerlo porque su vinculación no es voluntaria. Los colombianos tienen que ahorrar obligatoriamente para ir acumulando el capital del que vivirán cuando se retiren del mercado laboral.

En realidad, no son los afiliados a las AFP -o a pensiones del Instituto de Seguro Sociales (ISS)- los que deciden en qué papeles deben invertirse los recursos que se van depositando mensualmente en las cuentas de cada uno ellos. Esta es una labor que, como se dijo, hacen los profesionales que trabajan para las AFP.

Las AFP son sociedades de particulares que se crearon para administrar las cesantías y los dineros aportados por los trabajadores para las pensiones (obligatorias y voluntarias). A ellas se vincularon de manera voluntaria accionistas que ven en este negocio la oportunidad de obtener ganancias, aunque también pueden incurrir en pérdidas.

Dichos accionistas, de gran músculo financiero, han puesto de su bolsillo miles de millones de pesos para originar y mantener la marcha de las AFP. Como negocio, sus ganancias o pérdidas son independientes de lo que suceda con las inversiones que hacen con los dineros de sus afiliados.

Por ello es que, mientras los saldos de los 6,7 millones de aportantes iban cuesta abajo en el trimestre abril-junio, las seis AFP que operan en el país mostraban un balance de pérdidas y ganancias con utilidades en el mismo periodo.

Las AFP obtienen sus ingresos por administrar los recursos de los aportantes y es por esto por lo que no obstante la caída en los saldos de 39,2 billones de pesos en abril a 36,9 billones de pesos en junio, ellas mostraron una utilidad que subió de 62.317 millones de pesos a 93.644 millones entre marzo y junio.

El compromiso de las AFP con sus afiliados es, como se estila en el lenguaje de quienes se mueven en el sistema financiero, de medios y no de resultados, que en plata blanca significa que sus profesionales hacen el mejor trabajo posible en cuanto a inversiones, pero no garantizan ninguna rentabilidad futura, vale decir, no se comprometen a obtener utilidades, aunque de hecho en todos estos años ellas han obtenido ganancias y han engrosado las cuentas de cada aportante.

Pero así como ha habido ganancias, las pérdidas son un riesgo permanente para los afiliados a las AFP, tal como lo han tenido que sufrir recientemente en carne propia, dolor que se ha ido mitigando desde julio, cuando comenzó la recuperación de los precios de algunos papeles, principalmente de los TES, pero que demorará un tiempo en desaparecer del todo para quienes el momento del retiro todavía está lejano.

No ocurre ni ocurrirá lo mismo con los trabajadores que se pensionaron en plena crisis o lo hagan en los próximos meses, pues el saldo de su capital todavía estará por debajo del registrado el 31 de marzo.

REDACCIÓN ECONÓMICA

¿Qué pueden hacer ahora los trabajadores?

He perdido más de 10 millones de pesos en un fondo obligatorio. ¿Qué hago?

Los dineros aportados a pensiones obligatorias solo pueden ser retirados cuando el afiliado se pensiona o muere. En este caso pasan a sus herederos. Por lo tanto, solo cabe esperar y confiar en el profesionalismo de los administradores y que las condiciones económicas locales e internacionales favorezcan el crecimiento y la rentabilidad de las inversiones, se recupere lo perdido y aumente el saldo.

Estoy afiliado a un fondo de pensiones voluntarias. ¿Es el momento de retirarme?

Quienes a las primeras de cambio, cuando sus saldos comenzaron a caer, salieron corriendo de las AFP incurrieron en pérdidas, algunas muy voluminosas, para evitar perderlo todo. Sin embargo, esa no fue una decisión apropiada porque 'vendieron' (liquidaron) en momentos en que los precios de las inversiones estaban en descenso. Tener calma es la principal recomendación de los expertos.

Perdí 2 millones de pesos de mis cesantías. ¿La AFP me tiene que responder?

No. Las AFP solo están comprometidas a hacer la mejor gestión de inversión con esos recursos y no pueden asegurar rentabilidad alguna. Unicamente en los casos en que las autoridades comprueben que hubo negligencia en el manejo del portafolio las AFP están obligadas a responder con sus recursos patrimoniales hasta el nivel en que la rentabilidad reportada iguale a la mínima exigida por la Superfinanciera.

Estoy afiliado a pensiones del Seguro Social. ¿Lo sucedido afecta mi pensión?

No. En pensiones del Seguro Social los afiliados no tienen una cuenta individual como en las AFP. Los aportes de todos los cotizantes van a un fondo común del cual se van sacando cada mes los dineros para pagarles las mesadas a los pensionados. La cuantía de la pensión no depende del capital acumulado a lo largo del tiempo sino de las semanas cotizadas y del llamado ingreso base de liquidación.

Pensiones no pueden correr riesgos

Entre los lectores que escribieron reportando pérdidas, uno de ellos señaló: "Yo perdí plata en pensiones voluntarias. Sin embargo, ese fue el riesgo que decidí correr, y lo asumo. Sin embargo, no decidí ese riesgo con mi pensión (obligatoria)", y agrega que aunque las (AFP) no han cometido irregularidades, están jugando con su pensión. Prefiere tener la plata ahí segura que tener tan altos rendimientos.

Para recuperar rentabilidad se debe esperar

La debacle del segundo trimestre obedeció al alza de los intereses y la consiguiente caída de los precios de los papeles en que invierten las AFP, que, como otras entidades, tienen preferencias por los TES.

Al contabilizar los valores de los títulos con los nuevos precios, los saldos fueron menores y las pérdidas millonarias. Como los recursos de las pensiones obligatorias no se pueden retirar (su vocación es de largo plazo), con el paso del tiempo puede haber una recuperación.

No pasa lo mismo con las pensiones voluntarias y las cesantías, que son más fáciles de retirar. Quienes las necesitaban o se asustaron y abandonaron las AFP, tuvieron grandes pérdidas. Con la esperanza de que las inversiones mejoren su rentabilidad, se aconseja 'aguantar' lo más que se pueda, es decir, permanecer en las AFP hasta cuando sea inevitable la partida.

Pérdidas fueron tanto en pensiones como en cesantías

De la reducción de saldos por la crisis del segundo trimestre no se salvan los dineros de las cesantías ni los recursos depositados en los fondos de pensiones voluntarias, aunque en estos los trabajadores tienen la posibilidad de influir y hasta decidir en qué papeles se invierten.

Solo en junio, de acuerdo con la información de la Superintendencia Financiera, los fondos de cesantías, que también son administrados por las AFP, tuvieron un bajón de 129.143 millones de pesos, que sumados con los de mayo ascendieron a 283.000 millones de pesos.

Al finalizar el primer semestre, el valor de dichos fondos fue de 4 billones de pesos, inferior en 785.000 millones de pesos al registrado el 31 de marzo. Parte de esta reducción obedece a los retiros efectuados por sus afiliados (que pasaron de 4,212 millones en marzo a 3,92 millones en junio). Otra parte de la caída es producto de la desvalorización de las inversiones.

El valor de los fondos de pensiones voluntarias bajó de 8,2 billones en marzo a 7,5 billones en junio, aunque, a diferencia de lo que sucedió con los fondos de cesantías, ello obedece a la depreciación de las inversiones, ya que el número de afiliados subió de 485.642 a 498.006 entre marzo y junio.

Para los afiliados a pensiones obligatorias, voluntarias y cesantías, esos bajonazos han sido una verdadera sorpresa al tiempo que poco comprensibles las explicaciones que les han dado las AFP.

Así, por ejemplo, una AFP informa a sus afiliados sobre la "volatilidad de los mercados", "valoraciones negativas de los portafolios de inversión en pesos a mediano y largo plazo", "temores a mayores aumentos en la inflación y las tasas de interés de Estados Unidos", para casi rematar con el probable comienzo de "una política monetaria contraccionista global", lo que llevó a que los inversionistas trasladaran el dinero "de los países emergentes hacia mercados más seguros".

Explicaciones para los expertos y no para los millones de trabajadores, que para el caso de pensiones obligatorias, el 86 por ciento gana menos de dos salarios mínimos.

Es necesario recordar lo que dijo recientemente el presidente de la AFP Horizonte, Antonio García: que hay que ser responsable con el ahorrador, entregarle información práctica, hablarle claro cuando hay problemas y no confundirla.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.