Samuel Azout cuenta cómo se selló en Nueva York la venta de Carulla-Vivero al Éxito

Samuel Azout cuenta cómo se selló en Nueva York la venta de Carulla-Vivero al Éxito

La negociación produjo caras largas en Carrefour, pues esa firma francesa estaba también interesada en adquirir a Carulla.

26 de agosto 2006 , 12:00 a.m.

Además porque, de esta manera, Éxito, que tiene a Casino, también de Francia, como uno de sus principales accionistas, se afianzó el primer lugar en el mercado, ante el riesgo de que Carrefour 'se creciera' o la posible llegada de un competidor de la talla de Wal Mart.

A las tres de la mañana del sábado pasado, los presidentes de ambas empresas, Gonzalo Restrepo y Samuel Azout, sellaban con un apretón de manos el negocio, frente a una ventana del Credit Suisse, iluminados por la intermitencia multicolor de Times Square, en Nueva York.

Los momentos decisivos del negocio los debió afrontar Azout en medio de sus exámenes en la Universidad de Harvard, donde está haciendo estudios de posgrado en administración pública.

El viernes, poco después de llegar a Bogotá, trayendo bajo el brazo sus exámenes aprobados y el negocio con el Éxito, el empresario barranquillero habló con EL TIEMPO.

¿Cómo fue el proceso de venta?

Gran parte de las negociaciones se hicieron en Nueva York. El proceso comenzó en abril cuando se invitaron a diferentes compañías a que miraran la posibilidad de ser socias estratégicas de Carulla-Vivero. Al principio tuvimos interés de siete compañías y finalmente quedaron 3 o 4 propuestas que eran muy atractivas. Los accionistas de Carulla Vivero escogieron a Éxito como el socio estratégico. Primero, en virtud del proceso tan estructurado y organizado que hizo almacenes Éxito, donde mostró bastante interés con una oferta de valor muy buena. Pero también fue importante considerar la empatía que hay entre las compañías, la forma en que ambas compañías compartimos valores. Tengo una relación personal muy buena con el presidente de Almacenes Éxito, Gonzalo Restrepo, a quien respeto y admiro profundamente. Eso ayudó a que este negocio llegara a feliz término. Podemos decir que Carulla-Vivero hizo una venta con mucho éxito.

¿Wal Mart participó?

En un principio se hizo contacto con empresas como Wal Mart y si bien mostraron interés no fue el mismo que mostraron Éxito y otros.

¿Qué accionistas se quedan?

Los que quedan son accionistas institucionales representados en las empresas de tiempo atrás. No se estila que las familias que han tenido participaciones de control manejen posiciones minoritarias en compañías.

¿Cuál es el balance de gestión?

Me siento muy contento. Cuando llegamos a Carulla hace seis años la acción estaba a 6.000 pesos; hace un año, en 12.000 pesos; hace ocho meses la acción subió a alrededor de 17.000 pesos. Hoy en día la OPA se va a realizar por un valor aproximado de 37.400 pesos. Entonces, ha habido un valor creado para nuestros accionistas y eso es producto del equipo de Carulla.

En esto los individuos no son quienes ganan, sino los equipos. El equipo de Carulla-Vivero resultó ser un equipo extraordinario que hace cosas extraordinarias y tienen logros extraordinarios para el bien de nuestros accionistas.

¿Qué va a pasar con las cadenas nacionales que se están quedando solas?

Mantener la participación de mercado es importante para asegurar la continuidad de las empresas. Aquellas compañías que todavía son independientes seguirán buscando posibilidades de alianzas y en mi humilde opinión deben fortalecerse y es por medio de alianzas que pueden buscar sostenibilidad hacia el futuro.

¿El mercado colombiano aguanta?

No es un secreto que la grandes compañías internacionales tienen sus ojos puestos en Colombia porque es un mercado atractivo. Hay un mercado informal relevante que va a sufrir transformaciones y operadores multinacionales van a seguir interesados en Colombia. Muchos lo han anunciado como Falabella, Ripley y Cencosud que ha expresado interés. Wal Mart ha dicho que va a estar en todos los países del mundo.

Las 'chicas' que tienen que embellecerse

Así como Carulla se convirtió en la 'chica bella' con la que todos querían casarse, las pequeñas cadenas que quedan deben 'embellecerse' para conseguir pretendientes con serias intenciones. Así, el presidente de Carulla-Vivero, cree es el camino que tomarán varias cadenas que han crecido en la competencia pero que requieren de mayor músculo financiero y conocimiento del negocio para que no se queden atrás.

A juicio del empresario, la apertura directa de tiendas no es la fórmula más común para conquistar clientes nuevos. La estrategia sería entrar a una cadena local que ya tenga experiencia en el mercado.

En Colombia, la primera cadena 'disponible' es Olímpica que hace poco dijo que buscaba socio y planteó un negocio a Carulla. También quedan La 14, fuerte en el occidente, o los supermercados de cajas de compensación como Cafam y Colsubsidio. Sobre estas últimas, el presidente de Carulla, dice que antes de la llegada de grupos internacionales cumplían el papel de regular precios, pero que algunas cajas se han salido para concentrarse en tareas sociales. Con estas cadenas y la posibilidad de que se fortalezcan no solo se abren opciones para que entren firmas extranjeras, sino para que Carrefour reaccione a la jugada de Casino.

CONSTANZA GÓMEZ G.
REDACCIÓN ECONÓMICA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.