Así será el diseño interior en el 2007

Así será el diseño interior en el 2007

"Adelantarse a las tendencias para que la gente tenga en casa algo que estará de moda y que perdurará más tiempo es clave a la hora de crear ambientes únicos".

24 de agosto 2006 , 12:00 a. m.

Sobre este concepto, el diseñador filipino PJ Arañador, asesor de Artesanías de Colombia, habló con EL TIEMPO sobre lo que se verá en el 2007.

¿De dónde sale la moda?
La moda va y viene, sale de los estudios internacionales, de patrones de compra de los consumidores y eso trasciende para imponerse en el mundo.

Por ejemplo, en el ámbito de la moda de París está Promo Styl y en Milán, Collezione. Londres es la autoridad en el campo del color y Estados Unidos lidera este aspecto, en América, con Pantone International Color Stándar.

En diseño interior, específicamente, ¿qué pasa?
La cuestión es que la moda precede las tendencias en la decoración de interiores. Los textiles y los materiales se trasladan a muebles y accesorios porque, definitivamente, la vivienda también tiene look, personalidad y carácter que pueden ser urbano, contemporáneo o campestre.

¿Cómo se mantiene una vivienda a la moda?
Cambiar completamente esa imagen implica invertir más dinero y esfuerzo. Es posible actualizar el diseño interior aplicando toques puntuales de color en accesorios, cojines y velas.

¿Cuál es la tendencia?
La inspiración en la naturaleza pero con la diferencia de que ahora es más colorida y se interpreta a través de motivos y patrones limpios, formas fluidas y materiales simples pero con textura.

De hecho, están en auge las fibras con mucha textura y en este punto destaco los tejidos colombianos en caña flecha y paja. Combinar dos materiales de forma artesanal está de moda; incluso, en París se dice que la tendencia es bicolor.

Los estampados tecnológicos, muy similares a los que salen del computador, también llegan a los textiles.

¿Qué se verá en el mediano plazo?
Como la moda va y viene, tiene ciclos de cinco años, vuelven los arabescos, las flores y las líneas. Los muebles café y beige le darán paso a lo casual: una mesa clásica y un tapete artesanal, por ejemplo. Los tonos amarillo y rojo, las telas muy livianas, la cerámica blanca y el vidrio lila y morado también fiorman parte del paquete, lo mismo que los bordados, los apliques, los encajes, las flores y las hojas, las mariposas y, en general, todo lo natural y exótico.

¿Un movimiento global?
Sucede en la tendencia internacional, que surge porque hay actividades comunes para los seres humanos. Por ejemplo, es global asistir a un concierto de gala con un vestido largo o ir con corbata a la oficina.

En el próximo siglo los rostros serán muy uniformes por la mezcla de razas. Hay sitios donde se es andrógino, incluso, por razones económicas.

¿Se está perdiendo la identidad?
No, pero sí se está combinando. Los mayores quieren que comprendan su pasado pero por la globalización se pierde algo de ella. De ahí que cada nación quiera construir una marca de país.

Con base en esto, para mantener la casa actualizada recomiendo un look global junto con accesorios locales y objetos de las actividades de cada persona, eso sí, sin recargar los espacios.

Por ejemplo, están muy vigentes los muebles grandes, incluso en ambientes pequeños como los modernos. Es un error hacer muebles pequeños para espacios pequeños. La solución es tener menos muebles, mejor si son sólo dos.

INGRID M. MORA
Redactora de EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.