Niños campesinos de Marquetalia (Caldas) hacen proyectos para mejorar las cosechas del café

Niños campesinos de Marquetalia (Caldas) hacen proyectos para mejorar las cosechas del café

Algunos piensan en métodos para extraer abonos orgánicos, otros en sistemas para prevenir la broca y reciclaje de papel.

23 de agosto 2006 , 12:00 a. m.

Dos cosas tienen obsesionada a Mariana Rivera López: tres mil palos de café y el insecto del tamaño de la cabeza de un alfiler que perfora los granos para alimentarse de su almendra.

Por eso, la niña, de 12 años y expresivos ojos negros, está 'echándole cabeza' al 'detectabroca', un mecanismo con el que sus padres Norbey y Mariluz podrán luchar mejor -dice ella- para erradicar el insecto, que se pasea por las plantas de La Fe, la finca que su familia acaba de vender en la vereda La Quiebra, y otros predios de Marquetalia, en el oriente de Caldas.

"Ese animalito hace mucho daño a la producción y a la calidad del café. Por eso estoy trabajando en ese invento", dice la niña con una mezcla de inocencia y fe en sí misma.

El 'detectabroca' funcionaría con un sensor. El ingreso del bicho a los granos sería advertido con una luz roja, explica Mariana. El siguiente paso, dice, es idear un mecanismo que active el sensor.

Además de Mariana, Aída Molina González, John Eduard Ramírez, María Fernanda García, Adrián Giraldo y Jairo Andrés Cardona piensan en cómo ayudar a los caficultores. Todos estudian en el Centro Educativo La Quiebra, un colegio de dos aulas y una sala de sistemas, a 15 minutos de Marquetalia.

Adrián se 'craneó' una empacadora de tierra, John un extractor de moscas y Jairo una máquina para reciclar papel. Son ideas que han ido surgiendo con los programas Escuela Nueva y Escuela Virtual, vigentes hace diez años en su colegio para incentivar la investigación.

Ese espíritu llevó a Mariana y a sus compañeros a obtener el primer puesto en la categoría estudiantil en el VIII Congreso Nacional de Informática Educativa, organizado por el Ministerio de Educación, la Universidad Icesi, de Cali y la Red Iberoamericana de Informática Educativa.

Se llevaron los honores con el Mezclador Orgánico del Futuro 'Mezclafut', prototipo de un tanque para obtener fertilizantes a base de residuos orgánicos, como cereza de café y desechos de cocina.

El segundo puesto fue para alumnos de la escuela El Placer, también en Marquetalia, con 'Secafé', una marquesina robotizada para secar café.

Hoy, 13.200 estudiantes de 120 escuelas del campo caldense con problemas de aislamiento usan Escuela Nueva y Escuela Virtual para mejorar sus niveles de educación.

'Un tanque con cuchillas'

El 'Mezclafut' es un prototipo, o sea, un modelo de lo que sería el aparato real. Su concepción y su utilidad fue lo que premiaron los jurados del concurso.

En palabras de sus inventores, es un tanque con cuchillas en su interior, instaladas sobre bandas. Estas últimas giran con un motor.

Los desechos orgánicos, la cereza del café en especial, son vaciados al tanque para que las cuchillas los muelan. Una vez mezclados y molidos caen a la parte inferior del tanque y quedan listos para ser usados como fertilizantes en huertas caseras, cultivos de pancoger y almácigos de café.

El tanque sería de concreto, las bandas serían reemplazadas por cilindros y las cuchillas serían de metal. Sería operado desde un tablero digital y tendría temporizador, triturador y pulverizador.

FERNANDO UMAÑA MEJÍA
ENVIADO ESPECIAL DE EL TIEMPO
MARQUETALIA (CALDAS)

 

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.