Banca hipotecaria pide al Gobierno modificar reforma tributaria

Banca hipotecaria pide al Gobierno modificar reforma tributaria

El sector prefiere exenciones por intereses de créditos para VIS, que subsidios del presupuesto, como lo propone Minhacienda.

23 de agosto 2006 , 12:00 a. m.

Al parecer, el negocio de construir, vender y financiar Vivienda de Interés Social (VIS) solo es viable si el Estado apoya toda la cadena a través de exenciones tributarias o subsidios.

La banca hipotecaria ha rechazado el proyecto tributario del Gobierno porque elimina las deducciones que pueden hacer los trabajadores por los intereses que pagan en créditos para vivienda y por los aportes a las cuentas de Ahorro para el Fomento de la Construcción (AFC) y a las de pensiones voluntarias. Esto, argumenta, reduce la capacidad de endeudamiento de los asalariados.

Pero lo que tiene profundamente disgustados a los banqueros es la eliminación de la exención del impuesto de renta para los intereses de sus créditos para VIS y el desmonte del mismo gravamen a los rendimientos de la titularización de cartera hipotecaria.

Ese, de acuerdo con fuentes del sector, es el motivo principal por el cual la banca se negó a firmar la semana pasada otro convenio con el Gobierno para desembolsar, según la pretensión oficial, 1,5 billones de pesos para VIS.

En junio del año pasado, los banqueros se comprometieron con el Gobierno a desembolsar 1 billón de pesos para VIS y, según sus cuentas, cumplieron. Con la reforma, dicen, cambian las reglas de juego lo que hace inviable el negocio de la vivienda social.

Para el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, las cuentas AFC ya no se necesitan (se crearon en la cresta de la crisis de la construcción) y porque, además, junto con la gabela para los ahorros pensionales, es inequitativa.

Los críticos del Ministro de Hacienda afirman que su postura está en contravía de la política de vivienda y de la formación de una cultura del ahorro.

Carrasquilla quiere mayor transparencia

A cambio de eliminar la exención del imporrenta a los intereses por VIS, Carrasquilla propone entregarle a la banca subsidios a dichos intereses y presupuestó 30.000 millones de pesos para el año próximo. Así, hay mayor transparencia en la distribución de los recursos públicos, tal como dijo sobre los 2,9 billones de pesos para subsidiar el consumo de los combustibles en el 2007.

Los banqueros no se ven en el plan de estar cobrando cada mes
ese subsidio, tarea que les parece difícil y dispendiosa por el papeleo y los trámites que deberían cumplir. Igualmente, les preocupa depender del presupuesto, cuya aprobación está sujeta a la discusión anual en el Congreso, a la disponibilidad de recursos y a la voluntad del Gobierno de turno, y no de un mecanismo más expedito como la exención del impuesto de renta.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.