Los 3 proyectos polémicos de 2006: cadena perpetua para abusadores, eutanasia y derechos para gays

Los 3 proyectos polémicos de 2006: cadena perpetua para abusadores, eutanasia y derechos para gays

Esos temas despiertan pasiones y serán discutidos en el Congreso de la República. ¿Qué posibilidad tienen de ser aprobados?

19 de agosto 2006 , 12:00 a. m.

Cadena perpetua a abusadores

Las cifras son contundentes y van en aumento: de los 16.267 dictámenes sexológicos practicados el año pasado por Medicina Legal en casos de delitos sexuales, el 73,6 por ciento se hicieron en niños y niñas menores de 14 años, y el 17 por ciento de estos fue en pequeños de entre 0 y 4 años. En el 2005, Bienestar Familiar registró 17.456 casos de maltrato infantil y 2.969 fueron abusos sexuales en todas sus manifestaciones. Todo, sin contar los cientos de casos no denunciados.

Estas cifras, y los testimonios de madres que han sufrido de cerca los abusos a sus hijos, son el principal argumento de los representantes David Luna y Simón Gaviria y de la bancada peñalosista del Consejo de Bogotá para impulsar su proyecto de acto legislativo que busca establecer la prisión perpetua para quienes cometan ciertos abusos contra los menores de edad.

Con el proyecto, que fue presentado el 27 de julio y firmado por 25 congresistas de diferentes partidos, se busca modificar el artículo 34 de la Constitución Nacional. Establece la prisión perpetua para quienes atenten contra la libertad, la integridad personal y la formación sexual de menores de 14 años. Además, para los delitos de homicidio, tortura, desaparición forzada, reclutamiento ilícito y trata de personas en menores de edad.

  • 29 Los senadores que apoyan la cadena perpetua para abu- sadores de menores.
  • 41 Los que están en contra de que se establezca esta pena en el país.
  • 3 Los senadores que todavía no han tomado una decisión sobre el proyecto.

'Mi hija no volverá a ser tocada por su papá'

Fue una noche de domingo cuando *Margarita se dio cuenta de que su pequeña hija de 4 años era víctima de abusos sexuales.

La niña llegó a su casa y se encerró a llorar. Después de mucha insistencia, la pequeña le contó "que le dolía mucho la colita". Margarita pensó que se trataba de una quemadura: "Le quité la ropa y ví algo escalofriante. Tenía flujo, sangre y escoriaciones. Era evidente: no era una simple quemadura".

La mamá entró en shock, pero trató de controlarse para hacerle con naturalidad preguntas a su niña y descubrir qué le había pasado. Después de insistir mucho la niña le contó que había estado en un parque con su papá y que la había llevado a jugar a un túnel. Más que con palabras, la pequeña le mostró a la mamá cómo eran los juegos y así ella se dio cuenta de que había sido él quien había abusado de ella.

Llamó desesperada al papá de la niña, del que se había separado unos meses antes, pero él se enfureció y le dijo que eran "puros inventos suyos".

Al otro día, corrió al pediatra y él le confirmó que la niña sí había sido "manipulada". Luego recurrió a varios especialistas (médicos y sicólogos) para que la evaluaran. Ellos confirmaron su temor y le dijeron que había ocurrido más de una vez.

Mientras era sometida a todos estos exámenes, el papá se volvió obsesivo con la niña. "Quería estar con ella en los recreos, iba al colegio, llamaba todo el tiempo y mientras yo trabajaba él pasaba con ella toda la tarde".

Después de unos meses lo denunció ante la Fiscalía. Ahí comenzó el segundo calvario para las dos, pues les tocó repetir muchas veces lo sucedido. Las visitas a la Fiscalía eran difíciles pero tuvo que acostumbrarse, porque después hubo muchas declaraciones antes de que el ente acusador dijera que había indicios que permitían concluir que el papá cometió 'actos sexuales abusivos en menor de 14 años'. Le dictaron medida de aseguramiento y le dieron casa por cárcel.

Solo estuvo detenido cerca de 6 meses porque le concedieron la excarcelación. La Fiscalía no ha cerrado la investigación, pero no hay avances.

Mientras hay una sentencia, el papá de la niña hace su vida "como si nada" pero ellas se la pasan en terapias.

"Con sentencia o sin sentencia mi hija no vuelve a ser víctima de abuso, no vuelve a ser tocada por su papá. Si tengo que pagar cárcel, lo haré", dice.

Eutanasia a enfermos terminales

¿Quién decide si una enfermedad es incurable?, ¿quién debe establecer si se trata de una enfermedad terminal?, ¿quién puede dar fe de que un paciente que solicita la muerte tiene uso de razón y actúa voluntariamente?, ¿en últimas, quién decidirá si es la hora de poner fin a un sufrimiento físico? Estas son algunas de las preguntas que trata de responder el proyecto de ley estatutaria sobre reglamentación de la eutanasia, que radicará esta semana el senador uribista Armando Benedetti.

El proyecto pretende cumplir una sentencia de la Corte Constitucional, que en 1997 despenalizó en determinadas circunstancias el homicidio piadoso y pidió al Congreso regular el tema.

Está dividido en cinco capítulos que establecen procedimientos y condiciones que deben seguir tanto el médico como el paciente para poder realizar o solicitar la eutanasia, o el llamado homicidio asistido.

Ser mayor de 18 años en pleno uso de capacidades mentales, hacer la petición voluntaria (por escrito cuando el estado del paciente lo permita), comprobar un padecimiento insoportable o que haya producido un estado vegetativo o de muerte cerebral, son algunas condiciones.

Según la iniciativa, a la opinión del médico tratante hay que sumarle la de otro especialista de una unidad diferente del mismo centro hospitalario donde es atendido, para que verifique el diagnóstico y el pronóstico. Habrá un plazo máximo de un mes para reunirse con un consejo asesor (del que también hacen parte sicólogos y siquiatras encargados de establecer si la decisión de morir es voluntaria, y momentánea o definitiva).

El proyecto también deja claro que hasta el último minuto el paciente puede arrepentirse. Una Comisión de Verificación evaluará periódicamente que los procedimientos respetaron la voluntad última del paciente, y será el Ministerio de Protección el que reglamente sus funciones.

Finalmente, modifica los artículos 106 y 107 del Código Penal estableciendo la despenalización del delito de homicidio por piedad y de inducción o ayuda al suicidio, siempre y cuando estos se realicen bajo la reglamentación de la ley.

  • 30 Los senadores que están en contra de aprobar la eutanasia en Colombia.
  • 24 Los senadores que están a favor de que se permita el homicidio asistido.
  • 19 Los que todavía no han tomado una decisión sobre apoyarlo o no.

'No sé si maté a mi tía'

"Mi tía tenía un cáncer terminal que, literalmente, se la estaba comiendo viva. Era el final de un proceso que empezó dos años atrás. A pesar de los cuidados, no fue posible frenar el avance del mal. En los últimos meses de su vida se hizo evidente que cada día era para ella y su familia peor que el anterior. Sufría de manera indecible, a tal punto que el deterioro físico y la incapacidad para valerse por sí misma la convirtieron en otra persona. Pero hasta eso era llevadero comparado con el dolor lacerante que sufría noche y día. No comía, no dormía, solo se quejaba y gritaba.

"En ese punto su esposo, en un acto desesperado, buscó mi ayuda. El impacto fue brutal. No era la misma tía de hacía unos meses. Verla sufrir solo daba ganas de llorar. Los médicos que la vieron definieron el tratamiento: quitarle el dolor era una prioridad. Le prescribieron los analgésicos más fuertes; la morfina encabezaba la lista. Definieron dosis y horario. Yo solo miraba.

"Las medicinas ni siquiera atenuaron sus gritos. Aumentaron las dosis, los cambiaron, y nada. Una noche recordé que yo era médico y podía moverme sin restricciones por el hospital, tener acceso a la historia clínica y a los medicamentos. Además la paciente era mi tía. En la madrugada no aguanté más.

"Se me diluyó el juramento hipocrático y todo principio que exige a los médicos preservar la vida a toda costa. También me desprendí del hecho de que ella era hermana de mi mamá. Conseguí por mi cuenta otro frasco de morfina y por la misma vena por la que recibía los medicamentos, le apliqué una cantidad que sabía que ella no resistiría. Nadie lo notaría. Salí del cuarto. No sabía, en medio de los nervios, qué hacer o a dónde ir. Salí a fumar.

"Disimulé afán y sorpresa cuando hizo un paro respiratorio. Fingí que la asistía. Murió antes del amanecer. No sé si respiré tranquilo, aunque tengo la certeza de que ella descansó. Todavía dudo si yo también lo hice".

Pensión, bienes y salud para las parejas gay

El largo listado de derechos que desde hace unos siete años ha exigido la comunidad gay para las parejas del mismo sexo, quedó reducido a solo dos temas: acceso a la seguridad social y derechos patrimoniales.

Pero gracias a esta reducción hoy están más cerca de empezar a ver reconocidos sus derechos a través de una ley de la República, pues el propio Gobierno impulsa la iniciativa.

El proyecto, del senador uribista Álvaro Araújo y que comenzaría a ser discutido en el Senado esta semana, determina que cuando un miembro de la pareja del mismo sexo esté desempleado, puede ser afiliado al sistema de seguridad social en salud como beneficiario del cotizante. Y si el cotizante fallece, podrá ser beneficiario de su pensión.

También podrán conformar sociedades patrimoniales con los mismos requisitos y condiciones previstos en la Ley 54 de 1990, que establece este régimen entre compañeros permanentes.

Esto les posibilitaría que en caso de separación haya división de bienes entre los miembros de la pareja gay y que cuando uno de los dos muera el sobreviviente tenga acceso a sus bienes.

El proyecto calcula que los beneficiarios serían entre 16 mil y 20 mil parejas.

  • 54 Los senadores que apoyan los derechos civiles de los gays.
  • 14 Los senadores que no apoya- rán la iniciativa.
  • 5 Los senadores que no han decidido su posición.

Por muerte de su compañero, Ángel Alberto quedará sin casa

Tres días antes de morir, en su lecho de enfermo, el compañero sentimental de Ángel Alberto Duque le contó cuál había sido la mujer que se consiguió para que firmara como su esposa en las escrituras del apartamento.

Comprar una casa era el sueño de Óscar y Ángel durante los 10 años que vivieron como pareja, pero solo pudieron disfrutarla los siete meses antes de la muerte.

Desde ese día, comenzó un largo litigio porque la mujer que aparecía en las escrituras empezó a reclamar la casa. Trató de convencer a Ángel de entregársela, fue varias veces al conjunto residencial pa-ra disuadir al administrador de no dejarlo entrar y también intentó cambiarle la cerradura al apartamento. Todo fue en vano y por la falta de acuerdo, él demandó.

Durante el proceso Ángel tuvo que confesar que la mujer que reclamaba la propiedad de la casa era en realidad una cuñada de Óscar y que ella estaba casada. También tuvo que contar que Óscar era seropositivo.

El argumento para su defensa fue que por el temor de no obtener el crédito, porque en Colombia no están reconocidas las relaciones entre gays, Óscar se consiguió papeles falsos y no dijo que era portador del virus del VIH, porque no le hubieran prestado la plata.

De la demanda hace casi cinco años y todavía no hay respuesta. Pero él sabe que ya comenzó la cuenta regresiva y que está a meses de perder la casa porque si después de muerto el deudor de una propiedad nadie la reclama, esta vuelve a manos de la corporación financiera.

Como sabe que de aprobarse la ley que se discutirá próximamente en el Congreso no será retroactiva, desde ya planea su futuro. Seguirá trabajando por días como mesero y va a arrendar una pieza. Vivirá como vivía hace 10 años, cuando conoció a Óscar.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.