Consejo de la Judicatura devolvió el caso de los soldados de Jamundí a la justicia ordinaria

Consejo de la Judicatura devolvió el caso de los soldados de Jamundí a la justicia ordinaria

La decisión del alto tribunal le puso fin al limbo jurídico que planteó el juez especializado de Cali, Óscar Hurtado.

14 de agosto 2006 , 12:00 a. m.

Hurtado se había declarado no competente para fallar el expediente por la muerte de 10 policías y un civil a manos del Ejército en Jamundí (Valle).

Con esta decisión, el proceso -uno de los más polémicos y sensibles en los últimos años- volverá a manos del juez Hurtado, quien incluso advirtió que dejaría el cargo por presiones, pero su renuncia no fue aceptada por el Tribunal.

Ayer Hurtado dijo que respeta la decisión.

Desde que se conoció el episodio, la Fiscalía asumió el expediente advirtiendo que era el organismo facultado para la investigación.
Este organismo resolución de acusación por homicidio a 15 militares, entre ellos al coronel (r) Bayron Carvajal, entonces comandante del Batallón de Alta Montaña No. 3, al considerar que se trató de una "masacre".

En su defensa, los militares han explicado que realizaban una operación autorizada para neutralizar la acción de un grupo de secuestradores.

Sin embargo, el fallo advierte que la operación -que terminó con la vida de un grupo especial antinarcóticos de la Dijín- presenta "serias dudas acerca no sólo de la legitimidad de la operación militar, sino de la actuación en general de las tropas" que participaron en la acción.

La decisión considera que los hechos no tienen relación con el servicio y por lo tanto no se debe "asumir que los uniformados deban ser amparados por el fuero militar".

La Judicatura advierte que "surge al menos como probable la comisión de una ejecución por fuera de combate", por la cantidad de disparos y las trayectorias de los proyectiles, "que permiten inferir una situación de indefensión". Además, que la orden de operaciones de los militares habría perdido vigencia porque habla del posible secuestro de un español, que había dejado la zona hace más de un mes.

Los vaivenes del proceso

El pasado 20 de mayo, tras la muerte de los 10 policías y un civil, fiscales y agentes del CTI llegaron al sitio y asumieron el proceso. Una jueza penal militar le pidió a la Fiscalía que le entregara las diligencias para tomar el caso.

El fiscal Mario Iguarán explicó que la Fiscalía tiene el poder preferente para asumir la investigación. El caso fue llevado ante un juez y la Fiscalía solicitó la detención de los militares, porque consideró que fue una "masacre".

El 19 de julio, Óscar Hurtado, juez cuarto especializado de Cali, se declaró no competente para conocer el expediente y dijo que debía pasar a la Justicia Penal Militar. El caso llegó a la Judicatura que dio la última palabra.

Lo que sigue ahora

1. Como se trata de un proceso bajo el nuevo del sistema penal oral y acusatorio, el juez tendrá que citar nuevamente a una audiencia pública donde acudirán todas las partes del expediente. Acusados y acusadores se encontrarán en la misma sala donde cada uno expondrá sus pruebas. Esa audiencia ya había sido citada, pero el juez decidió no seguir adelante porque envió el caso a la Justicia Penal Militar.

2. Tras escuchar los argumentos de la Fiscalía y los acusados, el juez tendrá un plazo de menos de un mes para tomar una decisión. Cuando haya culminado su evaluación de las evidencias y de los argumentos de las partes, citará a otra audiencia con el fin de anunciar si los condena o los absuelve. Además, justificará las razones de su determinación en el fallo que debe ser presentado en público.

3. Si son declarados culpables, habrá una audiencia final en la que el juez dará a conocer la pena para cada uno de los militares implicados, entre los que se encuentra el coronel (r) Bayron Carvajal, que permanece detenido en una cárcel del Valle del Cauca. En caso de no estar conformes con la decisión, los sentenciados podrán solicitar el mismo día que el caso sea revisado por una instancia superior.

Juez de Cali dice que acata decisión


El juez Óscar Hurtado, que devolvió el caso y lo dejó en manos de la Judicatura, dijo que no conoce la providencia, pero indicó que si esta determina que el expediente vuelve a su despacho eso será acatado. "Lo importante es que el proceso quedaría así saneado de cualquier duda que pueda llevar a una nulidad", dijo.

"Con todo lo que se dijo de mí, por no pasar por alto una definición de la competencia, solo se le hizo daño a la justicia", añadió. Ante la polémica, el funcionario presentó su renuncia, pero el Tribunal Superior de Cali no se la aceptó.

CALI

 

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.