Los cinco indígenas awa asesinados huían de la guerra en Nariño

Los cinco indígenas awa asesinados huían de la guerra en Nariño

El Ejército sostiene que fueron víctimas de las Farc, pero las comunidades piden aclarar los hechos en esa zona de la vía al mar. Un municipio de la región fue objeto de un ataque.

09 de agosto 2006 , 12:00 a. m.

El martes, antes de acostarse, la profesora indígena awa Adelaida Ortiz alistó la maleta para volver al amanecer a su resguardo, selva adentro de la vía a Tumaco. Pero, a patadas, en la madrugada de ayer, encapuchados abrieron la puerta del lugar donde estaba.

Ella, junto con su hermano Jairo y la esposa de este, Marleni Pai, se refugiaban desde hacía 35 días en varias casas del corregimiento Altaquer por la intensificación de los combates entre guerrilla, 'paras' y Ejército en Barbacoas.

También los agricultores Juan Donaldo Morán Moreano y Mauricio Urbano, que con ellos fueron sacados de sus refugios y asesinados.

Quién los mató

La masacre de los cinco indígenas awa, que habitan la selva cercana a la vía al mar, ocurrió justo cuando se celebraba el Día Internacional de las Poblaciones Indígenas.

El comandante de la Brigada 29 del Ejército, coronel Juan Pablo Amaya, responsabilizó a la columna Mariscal Sucre de las Farc, que según dijo, se opone al retorno de más de 600 indígenas refugiados en Altaquer y de 1.200 hacinados en Ricaurte.

Las comunidades indígenas no se explican cómo ocurrió la matanza, pues a menos de dos cuadras de la vía al mar, hay presencia oficial. El secretario de Gobierno de Nariño, Fabio Trujillo, dijo que los asesinos fueron nueve hombres, pero que no se ha precisado quiénes eran.

Hace unos cuatro meses Morán, de 42 años, padre de seis hijos, ex gobernador del cabildo de Chagui Chimbuza y ex concejal del municipio de Ricaurte; Burbano, de 20; y Paí habrían sido retenidos por el Ejército. "No sabemos de qué los señalaban, pero ellos eran simples trabajadores", dijo un conocido. Esa retención no fue confirmada oficialmente.

En la zona se mueven guerrilleros, paramilitares y narcos. En la vía de Pasto a Tumaco se han vivido más de seis meses de choques armados. Las comunidades aseguran que en abril pasado murieron ocho campesinos e indígenas. Uno de ellos era el ex gobernador del resguardo de Pialapi, Manuel García.

El 28 de julio pasado EL TIEMPO acompañó una visita de Acnur a los refugiados en Ricaurte y Altaquer. La Organización Nacional Indígena sostiene que hay 5.000 desplazados. La Oficina en Colombia del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos condenó el crimen.

Ataque en municipio de la vía al mar

Además de la matanza se registraron otros hechos violentos en la zona. En el municipio de Mallama Ricaurte la estación de Policía fue atacada a la medianoche del martes con cilindros bomba y ráfagas de ametralladora, pero los daños fueron en ocho casas vecinas.

"Quedamos sin nada, tenia un jardín infantil  en mi casa donde permanecían 10 niños. Mi Dios quiso que estuviéramos contando la historia pero fue horrible perdimos todo", comentó Marina Benavides.

También fue afectada la casa de el gobernador indígena del resguardo de mallama  Marcos López.

El tránsito en la vía al mar estuvo paralizado dos horas por los combates del Ejército y la guerrilla. Mientras que en la tarde fueron quemados dos vehículos de la empresa Auto Panamericano, con lo cual se suman 15 carros afectados en los últimos 15 días.

LEONARDO CASTRO

ALTAQUER (NARIÑO)

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.