El poeta español Francisco José Cruz habló en Colombia de sus 'Maneras de vivir'

El poeta español Francisco José Cruz habló en Colombia de sus 'Maneras de vivir'

Está creando en Sevilla una casa de poesía inspirada en la Casa de Poesía Silva, de Bogotá.

04 de agosto 2006 , 12:00 a. m.

¿Qué encontró en la poesía colombiana que lo animó a difundirla en España?

Dirijo la revista Palimpsesto, que desde un primer momento se propuso establecer un puente entre la poesía española y las distintas tradiciones de poesía hispanoamericana. Conforme fui conociendo la poesía colombiana, me atrajo más. Y no solo los poetas de mi generación, sino de anteriores, como Luis Vidal. Son poetas en los que me reconozco. Encuentro un tono meditativo, reposado; un lenguaje cotidiano sin extravagancia.

¿Cuáles son las influencias literarias en su poesía?


Al principio te marcan autores de una manera muy precipitada y atropellada, y terminas imitándolos de mala manera. Hay poetas que te ayudan en un aspecto, y otros en otro. En mis dos últimos libros -los que Arango Editores ha publicado en Colombia (Maneras de vivir y A morir no se aprende)- me han guiado el poeta venezolano Eugenio Montejo, el español Luis Rosales y el poeta colombiano José Manuel Arango. También uno va descubriendo autores que coinciden de una u otra forma con tu búsqueda, lo que me sucede con parte de la poesía de Mario Rivero.

Al crear la casa de poesía en Sevilla (España) ¿se inspiró en la Casa de Poesía Silva?

He tenido trato con la Casa Silva desde hace varios años; mi primer contacto se dio fundamentalmente con María Mercedes Carranza. Hace dos años, con un grupo de poetas y amigos, surgió la idea de crear una casa de poetas en Sevilla. Mi modelo central es la Silva, sí, por su servicio de biblioteca y su estilo popular.


¿Cómo ha funcionado esta casa en Sevilla?

La institución lleva dos años constituyéndose, a la vez que se ido formando jurídicamente para darla a conocer y así poder explicarle a la gente en qué consiste. Es la primera vez que se abrirá un lugar de este tipo en Sevilla. Hemos hecho unos encuentros temáticos de poesía hispanoamericana para dar a entender lo que pretendemos. La sede de la casa es un convento del siglo XII. Se llama Santa Clara y está restaurándose. En un año se inaugurará, con un consejo rector conformado por poetas de varias generaciones.

¿Por qué está tan presente la muerte en su poesía?


Porque cuando estoy en un lugar me imagino cuando ya no vaya a estar; de igual forma que cuando deje de estar me imaginaré cuando estuve.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.