Conalvías terminó favorecida con los contratos para construir tramo de la calle Quinta del MIO

Conalvías terminó favorecida con los contratos para construir tramo de la calle Quinta del MIO

La Contraloría municipal había pedido a Metrocali que revisara la situación jurídica de los proponentes, pero al final, ninguno fue descalificado.

02 de agosto 2006 , 12:00 a. m.

En una audiencia pública que tardó  dos horas y 5 minutos, y que estuvo presidida por el ministro del Transporte, Uriel Gallego, la construcción del último tramo de la calle 5, por donde pasará el MIO, fue adjudicada  a la firma Conalvías.

La licitación se rigió  por los términos del BID, que otorgó el crédito para la financiación del sistema de transporte masivo. No cabían los empates técnicos entre los cinco proponentes y  en caso de haberlo, ganaría la oferta con el menor valor. Además, regía una cláusula de confidencialidad.

La licitación para la construcción de 6,3 kilómetros de vía, el tramo más largo del MIO, se cerró  el pasado 21 de marzo. La propuesta más económica para la ejecución del tramo comprendido entre las carreras 52 y 80 fue la de Conalvías, seguida del consorcio Dromos, Conciviles, Carlos Alberto Solarte y constructora El Cóndor.

Para el segundo tramo de la 5 entre carreras 82 y 100, más la estación de la terminal sur, la propuesta más baja económicamente fue de Conalvías, seguida de Dromos, Conciviles, Carlos Alberto Solarte y Jaime Carmona Soto.

En la audiencia de ayer, Daniel Benavides, abogado de Solarte, exigió ver los informes de evaluación de Metrocali y presentó una carta del Instituto de Desarrollo Urbano de Bogotá (IDU) donde tres de los proponentes que aspiraban a quedarse con el último tramo de la calle 5 tenían litigios pendientes, lo que las descalificaba como firmas elegibles para esta licitación.

El contralor de Cali, Jorge Portocarrero, le envió el pasado 31 de julio una carta al presidente de Metrocali, Luis Fernando Lian, donde le decía que la Constitución estaba por encima de las exigencias de la banca multilateral y le pedía averiguar la situación jurídica de los proponentes para esta licitación.

Las firmas señaladas por Benavides se defendieron y al final, Metrocali no descalificó a ninguna y mantuvo el orden de elegibilidad que ya se conocía. Ambos tramos fueron adjudicados a Conalvías. El primero se construirá por 36.800 millones de pesos y el segundo por 27.913 millones.

Gilberto Saa, del consorcio Dromos, argumentó  que la diferencia económica de su propuesta, respecto a la de Conalvías, era de 2,2 por mil, por lo que debería declararse un empate técnico y de una vez se democratizaba la construcción de la obra.

Gallego le pidió  a Metrocali, la firma que impulsa el MIO, que en las próximas licitaciones se levante la cláusula de confidencialidad y que en los pliegos se incluyan mecanismos que permita una mayor participación de los ingenieros locales, tanto en las obras como en las interventorías. Dijo era preciso establecer mecanismo de democratización.

Conalvías terminó  por construir toda la calle quinta. En la actualidad ejecuta el tramo que va desde la carrera 52 hasta la calle 15.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.