Felipe Aljure presentó su segunda película, Colombia Dream, en la Feria de las Flores

Felipe Aljure presentó su segunda película, Colombia Dream, en la Feria de las Flores

El segundo piso del Múltiplex Oviedo se llenó de gente en cuestión de segundos. Eran privilegiados porque serían los primeros en ver esta nueva película de Aljure.

02 de agosto 2006 , 12:00 a. m.

 Aljure es considerado uno de los pocos directores y libretistas de culto del país y muchos consideraron su primer filme como una radiografía de humor negro de la realidad colombiana. Tardó 13 años en realizar su segunda película y, por eso, el público asistente con invitación previa esperaba con ansias la proyección de Colombian Dream.

La realización de la película costo 3000 millones de pesos y tres años y medio dio tardó su producción. Sin embargo,  la idea se maduró siete años atrás, en un  guión con el sello único y  personal de Aljure. La película se retrasó por cuestiones económicas y porque "fue realizada en 12 etapas, 16 semanas de rodaje, algo jamás visto en el cine colombiano", explica Catalina Samper, productora.

Samper recuerda que la grabación con los actores se dio en dos periodos: el primero, entre junio y septiembre del 2003 y el otro, entre junio y julio del 2004.

Para destacar, la realización es de las producciones colombianas pioneras en los efectos especiales hechos por computador, desde la propia industria colombiana de este género.

Cuenta con actores de experiencia como Ana María Orozco, conocida por su interpretación de Betty La Fea; Tatiana Rentería recordada por su trabajo en varias telenovelas y con actores jóvenes y talentosos como los hermanos Mateo y Santiago Rudas, Manuela Beltrán, Héctor García y Julián Díaz.

Es un filme luminoso, tropical, donde abunda el amarillo y se juega, desde una perspectiva fotográfica, con los colores de la bandera nacional. Es el retrato de una sociedad colombiana que sueña con adquirir plata fácil, sin importar los medios utilizados para conseguirla. En ella, Enrique Arango y su hermano gemelo, muchachos de clase alta, deciden trabajar con unos narcotraficantes  en el negocio de las pepas. 

Sin duda alguna es una de las películas más atípicas de la historia del cine nacional y seguramente sentará precedentes, a la hora de hacer cine en el país.

La película se proyectaría el pasado jueves a las 8:00 p.m., pero Aljure estaba volando de Bogotá a Medellín y se esperaba su presencia en esta primera presentación de Colombian Dream al público.

Después de la espera, a las 9:15 p.m., la gente pudo ingresar y pocos minutos después hizo irrupción un director ya entrado en  años,  de pinta fresca y descomplicada. 

"Alguna cuestión cósmica interfirió para que ustedes sean los primeros en ver la película", aseguró Aljure en medio de un atril cercano a la pantalla de proyección. De repente, la luz se extinguió,  un breve momento de oscuridad lleno la sala y la película se reprodujo en un dvd acomodado de manera provisional.
Para mediados de septiembre se espera su exhibición comercial y la premier oficial de se hará,  lo más probable, en Bogotá, en el Centro Andino.

Al observar Colombian Dream se puede disfrutar de una producción arriesgada, donde se combina los primeros planos, cámaras subjetivas y efectos especiales. Es difícil trabajar con esos elementos en el cine, pero el largometraje tiene fluidez narrativa y mantiene la atención de los espectadores.

Al final de la proyección se escuchó un aplauso fraterno de un público conectado con una historia poco convencional, pero que convence en cuanto a técnica, fotografía y narración.
"Mi película no respeta los ejes narrativos, brinca de un lado a otro y ese siempre fue el mandato a lo largo de la producción", aseguró el realizador.

Aljure tenía afán porque debía llegar a Cartagena, como colaborador de la versión cinematográfica de El amor en los tiempos del cólera de García Márquez, de la mano del director inglés Mike Newell.

 El reloj  daba las 12:16 p.m, y de retorno al Hall, se ofreció un cóctel a los invitados.

Juan Manuel Zuluaga

Especial para EL TIEMPO.COM.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.