La mística australiana Isha propone la autosanación y la paz global

La mística australiana Isha propone la autosanación y la paz global

No estresarse por lo que ya pasó ni obsesionarse con lo que va a venir es la clave del sistema que propone esta mujer, adoptada al nacer, huérfana en la infancia y exitosa desde la adolescencia.

21 de julio 2006 , 12:00 a.m.

Isha, quien viaja por el mundo proponiendo la 'Revolución de la Conciencia', asegura que es totalmente feliz porque vive en el presente, sin angustiarse por lo que ya pasó ni desear lo que aún no llega.

-¿Y cómo lo hace?- se preguntará cualquiera de los que estamos atrapados en el estrés propio de la agitada vida moderna.

"Viviendo aquí y ahora, a través de la expansión de la conciencia", comenta la mujer que, aunque no revela su edad exacta, tiene una larga hoja de vida marcada por el éxito en todos los proyectos que emprendió en su natal Australia: entrenadora de caballos de carreras, cantante de rock suave y empresaria.

Su método, al parecer, es bastante sencillo. Está integrado por siete pasos (ver recuadro) y le apuesta a la autosanación espiritual, mental, física y emocional. Sin embargo, según afirman los que se le han medido a practicarlo, requiere la valentía de abandonar todo aquello que nos afecta en nuestro crecimiento interior.

"Hay quienes son adictos al cigarrillo o las drogas; otros, al trabajo y los logros personales; también hay seres que no pueden despegarse del televisor, el computador o las personas que los rodean", asegura ella con voz apacible.

-¿Y cómo se logra ese desconocido estado?- podría ser la segunda inquietud.

"Los seres humanos alimentan su mente de preocupaciones: lo que sucedió en el pasado y no se puede cambiar y lo que, tal vez, pueda suceder en el futuro, pero aún no es realidad", dice Isha.

Al ver su hoja de vida no resulta difícil creerle. Al nacer fue adoptada. Muy niña perdió a sus padres. En la adolescencia empezó una vertiginosa carrera que convertía en oro lo que tocaba. Sin embargo, no era feliz. Hoy asegura que sí y quiere compartirlo con los demás.

Según ella, se trata de asumir la realidad del momento tal como se presente, con alegrías y tristezas.

"Debemos dejar que los pensamientos fluyan como lo hace el agua, sin estancarse en la mente", comenta Isha, quien visitó Santa Marta y Bogotá esta semana, para dar conferencias.

Los siete pasos del sistema Isha: la revolución de la conciencia

1. Las 'llaves Isha'. Asegura que sus técnicas son nuevas y únicas. Se trata de fórmulas que se pueden aprender asistiendo a sus conferencias o visitando su centro ¿La I Colombia¿ (más información en su página web).

2. Enfocarse en la conciencia. Debemos permitir que los pensamientos fluyan por la mente porque, si se estancan, no nos permiten ser libres y se convierten en cargas como estrés, ira, pereza y envidia.

3. No huir a las emociones. No se trata de evitar las emociones aflictivas. La propuesta es experimentarlas para poder conocerlas a fondo y, de ese modo, empezar a erradicarlas.

4. Hacer ejercicio físico. El cuerpo humano está lleno de nudos que bloquean su capacidad energética. Es necesario ejercitarlo durante 30 minutos al día para eliminar estrés y concientizarse de dónde están las enfermedades.

5. Beber mucha agua. Nuestro sistema nervioso tiene muchas toxinas. El agua (dos litros diarios) contribuye a su eliminación.

6. Ser reales y humanos. Descubrir los comportamientos que usamos para encubrir el miedo.

7. No mentirse a sí mismo. Es indispensable que nos conozcamos a fondo y nos aceptemos como somos. Así no tendremos que engañar a otros.


La paza está cerca

'La I Colombia' es, según decenas de visitantes que han estado allí, un remanso de paz, alimentación sana y reencuentro con el interior.

En el lugar se imparten las técnicas del sistema Isha y, además, se comparten experiencias con los maestros y otros asistentes a las terapias orientales, las caminatas, las comidas y demás
actividades que se realizan.

Está ubicado a 33 kilómetros de Santa Marta, sobre las playas del Mar Caribe.

Todo aquel que esté interesado en visitar 'La I Colombia' debe diligenciar un formulario que aparece en la página web de Isha.

Por el lugar han pasado cientos de personas de diferentes países, razas, culturas y estratos socioeconómicos. El objetivo del centro de relajación es que quienes puedan pagar lo hagan y quienes no puedan hacerlo igual reciban la misma atención.

Desplazados, reinsertados, drogadictos, alcohólicos, prostitutas, enfermos terminales, paralíticos y otros grupos poblacionales discriminados han recibido atención en el lugar. Además, personas acomodadas de diferentes países también han llegado al sitio con el objetivo de comprobar por sí mismas el poder sanatorio de la práctica del sistema Isha.

REDACCIÓN VIDA DE HOY

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.