Extraño brote ha causado muerte de 10 indígenas koguis

Extraño brote ha causado muerte de 10 indígenas koguis

Aunque las autoridades de salud inicialmente creen que puede tratarse de una enfermedad respiratoria, no descartan que sea por otro virus.

notitle
08 de marzo 2017 , 08:20 p.m.

Una nueva víctima cobró la extraña enfermedad que afrontan los indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta. Se trata de una mujer con tres meses de gestación, perteneciente a la comunidad Kogui.

Con esta muerte ya son 10 las personas fallecidas por el brote detectado desde el domingo pasado, en los asentamientos indígenas kowis y wiwa de Zinkaka, Tusimake y Bunkuana, localizados a lo largo de la cuenca del río Badillo, en límites entre el Cesar y La Guajira.

Durante una reciente visita realizada por la Secretaría de Salud del Cesar y la EPS Dusakawi, a Bunkuama, uno de los tres asentamientos de la etnia Kogui, en límites del Cesar, La Guajira y Magdalena, zonas donde se registra la emergencia de salud pública, se encontraron 30 adultos y 10 niños, de los cuales 14 referían síntomas de infección respiratoria aguda no grave, por lo que se les aplicaron antibióticos y antirretrovirales.

Los síntomas que están presentando los pacientes son fiebre, dolor de cabeza, tos y escalofrío. Sin embargo, la EPS Dusakawi reportó en la tarde de ayer 40 personas con los síntomas, y teme que se trate de otra enfermedad.
Se sospecha de un brote de tuberculosis. No obstante, esto solo podrá ser confirmado por el Instituto Nacional de Salud (INS), que envió delegados desde Bogotá.

El director de alertas del Instituto Nacional de Salud, Alfonso Campo, llegó a Valledupar para conocer detalles de la situación y se desplazará mañana con la comisión médica a los asentamientos indígenas para investigar la relación de los casos y la exposición a una fuente de infección común entre la comunidad indígena.

Este brote disparó las alarmas de las autoridades de salud en el departamento, por lo que se activaron los protocolos de control y vigilancia.

Para contrarrestar la emergencia se han tomado muestras a fin de determinar si se trata de un virus respiratorio; además, se tomaron muestras de sangre para establecer si la fiebre que presentan los indígenas es producida por algún otro virus, como el dengue, zika, chikunguña o, incluso, fiebre amarilla.

La comisión médica que visitó los asentamientos también estableció que la población kogui padece de un alto grado de desnutrición, lo cual, según la Secretaría de Salud, “podría ser el factor determinante para la evolución que llevó a la muerte de nueve personas el domingo pasado”, entre ellos cinco adultos y cuatro niños.

Al cierre de la edición se realizaba una segunda reunión entre la Secretaría de Salud y la EPS Dusakawi para establecer las estrategias que permitan una mejor atención en salud y mejorar la calidad de vida de esta población kogui.

En la mañana, las autoridades se habían reunido con el gobernador del cabildo kogui, Santos Sauna, quien les manifestó que su comunidad solo se está alimentando de caña de azúcar y plátano, que es lo único que han cultivado, así como de algunas especies de aves silvestres.

El líder indígena manifestó además que el virus se empezó a detectar en la zona desde hace ocho días.

LUDYS OVALLE JÁCOME
Especial para EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.