¡Hola !, Tu correo ha sido verficado. Ahora puedes elegir los Boletines que quieras recibir con la mejor información.

Bienvenido , has creado tu cuenta en EL TIEMPO. Conoce y personaliza tu perfil.

Hola Clementine el correo baxulaft@gmai.com no ha sido verificado. VERIFICAR CORREO

icon_alerta_verificacion

El correo electrónico de verificación se enviará a

Revisa tu bandeja de entrada y si no, en tu carpeta de correo no deseado.

SI, ENVIAR

Ya tienes una cuenta vinculada a EL TIEMPO, por favor inicia sesión con ella y no te pierdas de todos los beneficios que tenemos para tí.

Archivo

El testimonio que enreda al acusado de poner petardo en Bogotá

Testigo dijo que Mateo Gutiérrez lo sometió para poner artefacto. Familia denuncia 'falso positivo'.

BOGOTÁ
“Soy inocente y tienen que probar lo contrario, así de sencillo. Es falsa la acusación”, fue lo único que dijo Mateo Gutiérrez León, de 20 años, ante las cámaras de Citynoticias, al finalizar la audiencia de legalización de su captura, en la cual se le sindicó de participar en la activación de un artefacto explosivo panfletario el 18 de septiembre del 2015.
Este estudiante de quinto semestre de Sociología de la Universidad Nacional ha sido relacionado con la detonación panfletaria perpetrada dentro de una oficina en la carrera 10.ª con calle 18, en el centro de Bogotá.
Para la época de los hechos, el sitio se ofrecía en arriendo, según se señaló en la investigación del fiscal 13 de la Unidad Nacional de Antiterrorismo.
De acuerdo con la defensa del sindicado, el juez 37 de garantías solo tuvo en cuenta el testimonio de un joven que atendía a los potenciales arrendatarios, quien aseguró que dos hombres lo amordazaron, entre ellos Gutiérrez, a quien reconoció en fotos.
Ese es básicamente el punto vinculante, dado que se pudo corroborar con ese mismo ciudadano (...), en reconocimiento fotográfico, a Mateo Gutiérrez León como la persona que participó en ese evento”, dijo el juez para dictar medida de aseguramiento al sindicado, que está en la URI de Puente Aranda.
En dicha narración, a la oficina desocupada ingresaron un hombre y una mujer embarazada, quienes dejaron una bandera del supuesto Movimiento Revolucionario del Pueblo (Mrp) junto al artefacto que detonó minutos después.
En el escape se le llevaron el celular al testigo, con el fin de que no diera aviso a las autoridades. Esta explosión, sin embargo, no fue reportada en medios de comunicación, solo se registró otra similar, pero en la calle 76 con carrera 10.ª.
Por estos hechos, Gutiérrez es procesado por los delitos de terrorismo, porte ilegal de armas, concierto para delinquir y hurto.
El terrorismo se define en el Código Penal como aquel que cause zozobra con medios capaces de provocar estragos. ¿Cuáles? El juez afirmó que rompieron unos vidrios, y el muchacho amarrado dijo que fue la Policía porque no tenían por donde entrar”, afirmó Eduardo Matías, apoderado de Gutiérrez.
El acusado también fue relacionado con otros hechos en el 2015, pero de acuerdo con sus padres y sus abogados, en esa época estaba de viaje. Además, señalaron que el día de la explosión, que se le atribuye directamente, Gutiérrez estaba en una actividad académica en la Universidad Nacional.
Compañeros, amigos y familia preparan un plantón el viernes frente a la URI de Puente Aranda, exigiendo que sea puesto en libertad.
Mi hijo considera que los actos terroristas no conducen a ningún lado, que, por el contrario, paralizan la movilización social y son contrarios a los propósitos de construir democracia”, aseveró Ómar Gutiérrez, padre del detenido, quien agregó que su hijo es crítico de la militancia política.
BOGOTÁ
BOGOTÁ
icono el tiempo

DESCARGA LA APP EL TIEMPO

Personaliza, descubre e informate.