La 'borrachera económica' de los colombianos

La 'borrachera económica' de los colombianos

Pese a la crisis, los colombianos siguen gastando en trago, cigarrillos y estupefacientes.

notitle
28 de febrero 2017 , 12:29 a.m.

Ya se han escrito innumerables columnas que analizan el desempeño económico colombiano a partir del crecimiento económico publicado por el DANE la semana pasada.

Para algunos analistas económicos y políticos, al igual que para diversos sectores económicos, el crecimiento del 2% anual es decoroso, para otros es desastroso y para muchos colombianos simplemente hicimos el “oso”.

Lo cierto es que, una vez más, el sector financiero, con un crecimiento del 5%; la construcción, con 4%; y la industria, con 3%, “sacaron la cara” por la economía nacional. Los sectores de agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca solo crecieron el 0.5%, pero nos seguimos considerando un país agrícola. Que irónico.

Pero no quiero tocar este tema ya repetido. Deseo analizar los patrones de consumo de los colombianos bajo el mandato del presidente Santos desde agosto del año 2010 hasta hoy. Según cifras del DANE, la variación porcentual anual del consumo total bajó de 5.8% en el tercer trimestre de 2010 a 1.3% en el tercer trimestre de 2016; el consumo de los hogares en el mismo periodo pasó de 6% a 1.2%; el consumo final del Gobierno disminuyó de 4.7% a 1.2% y la demanda interna de 7.1% a -1.1%.

En conclusión, los colombianos hemos visto disminuido sustancialmente nuestro nivel de consumo, sin embargo, seguimos siendo uno de los países más felices del mundo. Hemos aprendido a ser felices en la pobreza y eso es un logro de este Gobierno.

Respecto al consumo por finalidad, se observa que en todos los sectores se disminuyó este indicador, excepto en bebidas alcohólicas, tabaco y estupefacientes, que paso de -3.5% en el tercer trimestre de 2010 a 4.3% en el mismo tercer trimestre de 2016; salud, que aumentó de -0.1% a 2.2%; y educación, que pasó de 0.9% a 1.9%.

En los sectores donde se disminuyó el consumo, los cambios más dramáticos se observan en prendas de vestir y calzado, al pasar de 16.2% a -0.2%; comunicaciones, de 12.5% a -1.7%; transporte, de 9% a 0.3% y; restaurantes y hoteles, de 5.6% a -1%. Aunque el sector de alimentos y bebidas no alcohólicas disminuyó, esta caída no fue tan severa, bajó de 3.6% a 0.6%.

En el primer día de mi carrera de economía me dijeron que, al disminuir el ingreso o el poder adquisitivo de las personas, éstas dejan de consumir bienes que consideran no necesarios o los sustituyen por otros de menor precio, para soportar el gasto de aquellos productos que son necesarios para vivir.

Podemos vivir con los mismos harapos, cambiarnos a celulares y planes más baratos, sustituir el carro por el bus, la moto, o la cicla o “infantería” y, podemos dejar de salir y dormir en hoteles para dormir en nuestras casas. Eso sí, no negociamos la comida, la salud y la educación porque los consideramos bienes necesarios.

¿Acaso no son suficientes señales para concluir que la economía anda mal y el salario real de los colombianos ha caído durante este Gobierno?

Solo hay un grupo de productos o sector que se sale de la lógica de los libros, pero no de la realidad colombiana: el incremento en bebidas alcohólicas, tabaco y estupefacientes. Creo que es la única forma de escapar a nuestra realidad económica, entender el optimismo de nuestro Gobierno y ser calificado como uno de los países más felices del mundo.

GIOVANNI ANDRÉS HERNÁNDEZ SALAZAR
Director de la Maestría en Gerencia de Inversión
Universidad de La Sabana

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.