¡Hola !, Tu correo ha sido verficado. Ahora puedes elegir los Boletines que quieras recibir con la mejor información.

Bienvenido , has creado tu cuenta en EL TIEMPO. Conoce y personaliza tu perfil.

Hola Clementine el correo baxulaft@gmai.com no ha sido verificado. VERIFICAR CORREO

icon_alerta_verificacion

El correo electrónico de verificación se enviará a

Revisa tu bandeja de entrada y si no, en tu carpeta de correo no deseado.

SI, ENVIAR

Ya tienes una cuenta vinculada a EL TIEMPO, por favor inicia sesión con ella y no te pierdas de todos los beneficios que tenemos para tí.

Archivo

Científicos chilenos logran simular agujeros negros en un laboratorio

Uno de los objetivos del estudio es aplicar los resultados en computación cuántica.

EFE
 Tres científicos de la Universidad de Chile lograron simular agujeros negros en un laboratorio, gracias a unas excitaciones magnéticas llamadas magnones, que en un sistema sometido a corrientes eléctricas se comportan de la misma manera que la luz en torno a un agujero negro.
"Se trata de formar una analogía con estos eventos en un sistema nanométrico. Es muy sencillo: a través de un imán pasa una corriente eléctrica que atrapa a los magnones simulando un agujero negro", explicó a Efe Álvaro Núñez, jefe de la investigación y profesor de la Universidad de Chile.
Núñez explicó que gracias a este descubrimiento se puede analizar el comportamiento de los agujeros negros en el espacio y destacó que su intención es aplicarlo en computación cuántica.
"Estamos muy interesados en su uso en computación cuántica. Tiene un montón de aplicaciones, pero la más inmediata, la que más motiva a la gente, es que ofrece un montón de posibilidades en cuanto a establecer comunicaciones completamente seguras en internet", resaltó.
La investigación ha tardado seis meses y en ella han participado el también chileno Alejandro Roldán y el holandés Rembert Duine, además de Núñez.
El investigador afirma que lo que más le ha sorprendido del proyecto es el comportamiento del agujero negro que simularon en los laboratorios de la Universidad de Chile. "La unidad en la física es una cosa bien abstracta. Algo chiquitito, como nuestro proyecto, se comporta igual que una estrella", indicó.
Núñez destacó que, pese a lo intimidatorio que es un agujero negro por su capacidad de absorber la materia, el experimento es totalmente seguro.
"Un agujero negro asusta, pero en este caso no podría pasar nada malo porque solo funciona para los magnones, que no son más que vacilaciones magnéticas. El riesgo no es real", concluyó.
La investigación, titulada "Magnonic Black Holes", aparecerá publicada en la próxima edición de la revista científica Physical Review Letters.
EFE
EFE
icono el tiempo

DESCARGA LA APP EL TIEMPO

Personaliza, descubre e informate.