¡Hola !, Tu correo ha sido verficado. Ahora puedes elegir los Boletines que quieras recibir con la mejor información.

Bienvenido , has creado tu cuenta en EL TIEMPO. Conoce y personaliza tu perfil.

Hola Clementine el correo baxulaft@gmai.com no ha sido verificado. VERIFICAR CORREO

icon_alerta_verificacion

El correo electrónico de verificación se enviará a

Revisa tu bandeja de entrada y si no, en tu carpeta de correo no deseado.

SI, ENVIAR

Ya tienes una cuenta vinculada a EL TIEMPO, por favor inicia sesión con ella y no te pierdas de todos los beneficios que tenemos para tí.

Archivo

Tras 4 años, Honda vive una bonanza de peces

Según el alcalde, de 600 familias censadas 250 subsisten únicamente de la pesca.

OLGA LUCÍA GARZÓN ROA
Mientras lanza su red a las aguas del río Magdalena que pasan por Honda, Genaro Rodríguez da gracias a Dios porque desde hace una semana, cada vez que la retira del agua, sale llena de peces.
“Lo que más estamos sacando es el nicuro y el bocachico, algo de bagre y cachama”, aseguró este pescador, de 65 años, quien en solo unos días ha logrado reunir 500.000 pesos.
Recuerda con tristeza que en los últimos cuatro años no le valían las madrugadas o recorridos hasta altas horas de la noche a lo largo de los dos kilómetros y medio que le tocan al municipio tolimense de ribera, pues sus redes, casi siempre, salían vacías o con pequeñas cantidades.
Esto le trajo dificultades económicas a su familia y a las de todos los pescadores. Él, particularmente, tuvo que conseguir trabajo en construcción para subsistir. Otros buscaron más alternativas y pusieron tiendas y ventas de helados.
Según el alcalde de la población, Juan Guillermo Beltrán, son 600 familias las que están censadas dentro del sector de los pescadores. De estas, 250 subsisten únicamente de la pesca.
La abundante subienda ya deja ver los beneficios. Por ejemplo, el sector hotelero, actualmente, se encuentra copado al 100 por ciento y la llegada de turistas y comerciantes de pescado, de sitios como Ibagué, Bogotá, Pereira, Cali y Medellín, ha movido la economía del municipio.
Eso sí, Beltrán dejó claro que, aunque nadie les puede quitar a los hondanos la alegría por la nutrida subienda, es triste ver que se están sacando peces de talla pequeña. Y ya lo ha dicho en diversas ocasiones la Autoridad Nacional de Pesca, la comercialización de peces que estén debajo de la talla mínima autorizada está acabando con la sostenibilidad del recurso.
OLGA LUCÍA GARZÓN ROA
Para EL TIEMPO
OLGA LUCÍA GARZÓN ROA
icono el tiempo

DESCARGA LA APP EL TIEMPO

Personaliza, descubre e informate.