¡Hola !, Tu correo ha sido verficado. Ahora puedes elegir los Boletines que quieras recibir con la mejor información.

Bienvenido , has creado tu cuenta en EL TIEMPO. Conoce y personaliza tu perfil.

Hola Clementine el correo baxulaft@gmai.com no ha sido verificado. VERIFICAR CORREO

icon_alerta_verificacion

El correo electrónico de verificación se enviará a

Revisa tu bandeja de entrada y si no, en tu carpeta de correo no deseado.

SI, ENVIAR

Ya tienes una cuenta vinculada a EL TIEMPO, por favor inicia sesión con ella y no te pierdas de todos los beneficios que tenemos para tí.

Archivo

Grupo que ejecutó la matanza en Brasil tendría vínculos con las Farc

Informe de la Fiscalía dice que con el grupo Familia del Norte habrían negociado drogas y armas.

(EFE)
La facción que supuestamente dirigió la matanza en una cárcel de la localidad amazónica de Manaos tiene "conexiones estrechas" con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), según un informe de la Fiscalía brasileña divulgado el miércoles por el portal de noticias UOL.
La Familia do Norte (FDN), la tercera mayor organización criminal de Brasil y que opera principalmente en la región norte del país, llegó a mantener vínculos con la FARC para comercializar drogas y comprar armamento para ser utilizado en Brasil, se indica en el documento.
El informe, que fue publicado por la Fiscalía de Amazonas en 2014, está siendo divulgado por UOL esta semana, tras la muerte de 56 personas en el complejo penitenciario de Anísio Jobim de Manaos, capital de Amazonas.
El Ministerio Público señaló que el traficante de drogas Belson Flores Collantes, de nacionalidad peruana y apodado "Acuario", era uno de los principales vínculos entre la FDN y las FARC. Para la Fiscalía, la proximidad entre "Acuario" y las FARC permitió que la facción brasileña adquiriera armas, "algunas de las cuales estaban prohibidas en Brasil".
También alertó del vínculo de la FDN con el Comando Vermelho (CV), una organización mafiosa con base en Río de Janeiro y que es considerada la segunda más poderosa del país.
Después de cerca de dos décadas de alianzas, el CV rompió el pasado año sus relaciones con el Primer Comando de la Capital (PCC), la mayor facción de Brasil y que fue reprimida por parte de la FDN durante la reyerta que tuvo lugar entre el 1 y 2 de enero en la cárcel de Manaos.
La masacre del complejo penitenciario de Anísio Jobim de Manaos fue la segunda mayor de la historia carcelaria de Brasil, por detrás de Carandirú, como se conoce la matanza en la que murieron 111 presos en una cárcel de Sao Paulo en 1992.
Sao Paulo (EFE)
(EFE)
icono el tiempo

DESCARGA LA APP EL TIEMPO

Personaliza, descubre e informate.