¡Hola !, Tu correo ha sido verficado. Ahora puedes elegir los Boletines que quieras recibir con la mejor información.

Bienvenido , has creado tu cuenta en EL TIEMPO. Conoce y personaliza tu perfil.

Hola Clementine el correo baxulaft@gmai.com no ha sido verificado. VERIFICAR CORREO

icon_alerta_verificacion

El correo electrónico de verificación se enviará a

Revisa tu bandeja de entrada y si no, en tu carpeta de correo no deseado.

SI, ENVIAR

Ya tienes una cuenta vinculada a EL TIEMPO, por favor inicia sesión con ella y no te pierdas de todos los beneficios que tenemos para tí.

Archivo

Los planes que no se pueden perder si visitan Palm Beach

A solo una hora de Miami, esta ciudad y sus alrededores son una alternativa placentera y divertida.

VIAJAR
Palm Beach es un oasis placentero y relajado en la costa de la Florida (Estados Unidos), a solo una hora de Miami. Es una ciudad pequeña, de tan solo 28 kilómetros cuadrados, y con cerca de 8.500 habitantes, pero muy rica en propuestas para divertirse, descansar, comer y gozar la noche.
Tan pronto se entra a la ciudad queda claro que el lujo y la tranquilidad mandan la parada. No en vano es refugio de millonarios, artistas y deportistas y miembros de la realeza que han encontrado allí las condiciones para vivir tal y como lo dictan sus sueños.
Es una ciudad joven, que debe su desarrollo al magnate del petróleo y de los ferrocarriles Henry Morrison Flagler, quien a principios del siglo XX extendió la línea del ferrocarril entre Jacksonville y Key West, y construyó en Palm Beach, a orillas del Lago Worth, el hotel Royal Poinciana con 1.100 habitaciones, que en 1894 fue la estructura de madera más grande del mundo. Luego levantó el Palm Beach Inn (1901), con vista al océano Atlántico. Con ese poderoso empujón no se hizo esperar el desarrollo de una hotelería floreciente y, de hay en adelante, el fulgor de un destino que hoy atrae la mirada de los viajeros con más kilometraje del mundo.
A la hora de dormir
La oferta hotelera en Palm Beach contempla desde hoteles de las grandes cadenas tradicionales, hasta pequeños alojamientos con todo el lujo y el encanto que demanda un lugar como este.
De esa amplia lista recomendamos el Brazilian Court Hotel, ubicado en una edificación histórica que ha sido meticulosamente restaurada y es hoy uno de los hoteles más clásicos de la ciudad. Elegante y de lujo, se caracteriza por sus jardines muy bien cuidados, patios que invitan a relajarse y contemplar, y fuentes de agua.
Hotel Brazilian Court.
Sus habitaciones son todas diferentes en su arquitectura, decoradas con muebles antiguos y lujosos detalles de diseño, sus baños son amplios y con todas las comodidades y lujos de la hotelería moderna.
El hotel invita a vivir y disfrutar piscina y jacuzzi, gimnasio, sala de belleza y spa. Su sofisticado entorno, la calidad de sus servicios, sus conserjes 24 horas, su carta gastronómica con delicias francesas y americanas, y su cercanía al mar, lo hacen ideal para disfrutar esta ciudad.
En la tarde
¿Qué tal un par de horas para ir de compras? Ponga el GPS con dirección a Palm Beach Outlets. Es un complejo de tiendas con una amplia oferta de marcas para todos los bolsillos. Allí se consiguen promociones y buenas oportunidades. Sin tanta congestión. Claro está que un lugar como Palm Beach invita a pasear por lujosas avenidas, con tiendas de los más destacados diseñadores del mundo y las colecciones de último momento. Recorra Worth Avenue y South County Road, que exhiben las marcas de moda, galerías de arte, boutiques y joyerías. Buen momento para deleitarse en restaurantes al aire libre.
Hacia el mediodía
Rumbo al sur, pasará por afamados campos de golf como el PGA National Resort & Spa.
La ruta debe enfilarse hacia City Place, en el centro de West Palm Beach, con más de 80 tiendas, restaurantes y lugares de ocio. Es una zona ideal para darse un paseo relajado por sus calles y plazas de arquitectura mediterránea, tomarse una cerveza o un vino y comer.
Tranvía de City Place.
En la mañana
Nada mejor que comenzar el día en las cristalinas aguas del Atlántico, arropados por la arena blanca y suave de Jupiter y Juno, ubicadas a solo 20 minutos de Palm Beach, reconocidas por la calidad de sus playas y por la gama de azules del mar.
Recomendamos visitar el parque John D. MacArthur Beach State, que salvaguarda el patrimonio natural de esta región. Son dos millas de playas en las que se puede nadar, bucear y pescar. Tiene centro de bienvenida, tienda y renta de kayaks, parque infantil, senderos naturales e instalaciones para picnic.
Desde este punto y hacia el sur se despliegan 76 kilómetros de costa ideales para navegar, surfear, canotaje, kayak, esquí acuático.
Calles de City Place.
Llega La noche
El final de la tarde es momento para subirse al carro e internarse en las calles de la ciudad y sorprenderse con sus mansiones y casonas, avenidas y edificios, con su puerto y los yates de los millonarios.
La ruta sigue al sur por la vía costera y cuando llegue la noche estará en Delray Beach, centro de atracción para los que buscan una movida y divertida vida nocturna. Sus calles son una colorida mezcla de galerías, murales y arte público. La oferta gastronómica es amplia y para todos los gustos y bolsillos. Basta caminar dos cuadras y encontrará el restaurante ideal para calmar su apetito o el bar para escuchar música y pasar un buen rato.
VIAJAR
VIAJAR
icono el tiempo

DESCARGA LA APP EL TIEMPO

Personaliza, descubre e informate.

Nuestro mundo

COlombiaInternacional
BOGOTÁMedellínCALIBARRANQUILLAMÁS CIUDADES
LATINOAMÉRICAVENEZUELAEEUU Y CANADÁEUROPAÁFRICAMEDIO ORIENTEASIAOTRAS REGIONES
horóscopo

Horóscopo

Encuentra acá todos los signos del zodiaco. Tenemos para ti consejos de amor, finanzas y muchas cosas más.

Crucigrama

Crucigrama

Pon a prueba tus conocimientos con el crucigrama de EL TIEMPO