Meluk le cuenta...(El tiempo del DT fue 1-1 y el del resto, 2-1)

Meluk le cuenta...(El tiempo del DT fue 1-1 y el del resto, 2-1)

Colombia jugó entonces un segundo tiempo como lo pedía el resto, ¡yo levanto la mano de primero!

notitle
06 de septiembre 2016 , 11:05 p.m.

El fútbol es tan raro que quizás por eso es el espectáculo deportivo más representativo de la humanidad. ¿Por qué lo digo? Por el partido que este martes perdió Colombia con Brasil (2-1) en la eliminatoria.

José Pékerman, el DT de Colombia, decidió poner el mismo equipo ofensivo que venía de vencer a Venezuela en Barranquilla, con dos volantes de marca, dos de creación y dos delanteros, pero ubicados en un 2 (Sánchez - Barrios), 3 (James-Macnelly-Muriel), 1 (Bacca). Un planteamiento arriesgado, atrevido en la casa de los pentacampeones del mundo. Y peor con el 1-0 de camerino (¡1 min 23 s!) en un cabezazo de Miranda a la salida de un córner. Insólito. Bacca se comió la marca zonal.

El primer tiempo fue largo y flojo. La izquierda de Brasil con Neymar y Marcelo y Renato, como se sabía, pasó cuando quiso por James, Barrios y Medina. Macnelly y James no la agarraron. Así, el portero Ospina terminó sacando tres balones de gol antes del descanso. Y Sánchez fue un corajudo pulpo de insuficientes ocho piernas.

 

El equipo intentó presionar por instinto de supervivencia. El medio campo se caía porque el cinturón de seguridad no apretaba. La cosa mejoró un poco cuando Muriel se trasteó de banda para ensuciar la zona más limpia de fútbol de Brasil: la de Neymar, Marcelo y Renato.

Pero Colombia se sacó el premio seco de la lotería antes de acabar el primer tiempo: sin crear opciones de gol, un tiro libre de costado de James fue autogol de Marquinho.

Con ese ‘milagroso’ 1-1, Colombia jugó entonces un segundo tiempo como lo pedía el resto –¡yo levanto la mano de primero!–: se juntó frente al área, entró Cuadrado a trabar en la derecha (esa zona de Neymar y el resto), Barrios fue mejor, Medina tuvo más respaldo, Sánchez seguía cubriendo todo como si tuviera ocho piernas... Sí: Colombia aguantaba basada en el orden, más cerrada y no permitía opciones, y solo creó una que falló Muriel.

Hasta el 2-1, en el minuto 28. Barrios, al ataque, perdió un balón. El equipo retrocedió como pudo. Mal. Medina fue a tapar el hueco de Barrios y dejó el suyo. Cuadrado no lo respaldó y Jeisson Murillo llegó tarde a cerrar a un Neymar muy solo que liquidó.

El fútbol es tan raro que el primer tiempo, el del DT, acabó 1-1 y el segundo tiempo, el que pedía el resto, terminó perdido 2-1...

Meluk le cuenta…

GABRIEL MELUK
Editor de DEPORTES
@MelukLeCuenta

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.