Entre la tecnocracia y la política

Entre la tecnocracia y la política

Se nos fue Juan Mario en la "flor de la vida-madura" y muchos lo recordaremos con su amable sonrisa.

notitle
30 de julio 2016 , 07:59 p.m.

Se nos ha ido tempranamente Juan Mario Laserna, uno de los mejores exponentes de esa rara combinación de habilidades tecnocráticas y políticas, conocidos como el club de los ‘tecnopols’. Sin haber llegado aún a los 50 años, Juan Mario se había probado como exitoso ‘tecnopol’ en las arenas más exigentes del sector público, destacándose en altos cargos del Ministerio de Hacienda, DNP y Banco de la República; así como en la arena política del Senado (2010-2014), tras realizar una exigente campaña en su ‘patria chica del Tolima’.

Habiendo perdido por estrecho margen su reelección al Senado (2014-2018), volvió a uno de los oficios que más le gustaban: investigar y divulgar sus opiniones y hallazgos para un público amplio desde la cuasi dirección de la prestigiosa revista Dinero. Este ‘balcón informativo’ le resultaba ideal para sus habilidades de ‘tecnopol’, pues podía hurgar los detalles de las leyes, sus segundas intenciones, denunciar las múltiples corruptelas y tomarles distancia a los gobiernos en sus complejas relaciones con el Parlamento y la Rama Judicial. Estas relaciones las entendía muy bien, pues había entrelazado su vida personal y profesional en los delicados hilos del poder.

Su maestro había sido su propio padre, Mario Laserna, ícono nacional que le había enseñado desde temprana edad a “codearse con la ciencia” (en su relación con Albert Einstein) y cómo ser iconoclasta (el uno senador de la izquierda del M-19, el otro de la avanzada del Partido Conservador). También le enseñaría el padre y aprendería su hijo la distinción entre ser ‘gente bien’ y ser ‘gente de bien’ para las futuras generaciones (por ejemplo, al fundar la Universidad de los Andes). Juan Mario estuvo a la altura de ese legado de la familia Laserna-Jaramillo.

A Juan Mario lo conocí como parte del ‘kínder de Gaviria’ en sus imberbes 25 años, hacia mediados de los años 90, cuando se desempeñaba como asesor Confis-MCHP. Fue uno de los pioneros en hacernos entender cuán importantes eran los sectores de Justicia-Ministerio de Defensa, temas que siempre lo apasionaron. Más tarde, en sus cargos en Washington (OEA y BID) sentiría que como ‘tecnopol’ lograba salir del ‘parroquialismo’ de Ibagué-Bogotá al poderse codear con parlamentarios norteamericanos y hablarles de tú a tú sobre sesudos análisis de movimientos táctico-estratégicos de narcotraficantes, paramilitares y guerrilla.

Juan Mario se autodefinía como ‘un kamikaze’ económico-político, pues no le temblaba la mano a la hora de enfrentar álgidos problemas, como la crisis hipotecaria (1998-2000, donde coincidimos con ‘vices’ de Juan Camilo Restrepo, maestro de muchos otros ‘tecnopols’); ayudó también en el manejo de la apreciación cambiaria bajo Uribe II (2006-2010) y a redireccionar las regalías mineras bajo Santos I (2010-2014, ya como senador).

En fin, se nos fue Juan Mario en la “flor de la vida-madura” y muchos lo recordaremos con su amable sonrisa y caballerosidad aprendida en los internados de Suiza; pero al mismo tiempo lo recordaremos por su agudeza analítica aprendida en las escuelas anglosajonas de Yale y Stanford. Se fue haciendo periodismo vivo y analítico, que ojalá las nuevas generaciones logren emular, para hacernos a todos “mejores ciudadanos”. Tanto Mario Laserna, su padre, como Juan Mario hubieran podido quedarse paseándose por los bellos parques de Princeton o Stanford, pero prefirieron sentirse útiles a ‘su patria chica’, dejándonos ambos, padre e hijo, legados dignos de emular.

SERGIO CLAVIJO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.