TLC con Colombia hace erupción en la campaña gringa

TLC con Colombia hace erupción en la campaña gringa

A través de un comunicado, Trump se refirió al país como 'Columbia'. Criticó este y otros tratados.

notitle
30 de julio 2016 , 06:14 p.m.

Todo parece indicar que a Colombia no le iría muy bien durante una eventual presidencia de Donald Trump. Primero, porque al parecer ni siquiera sabe cómo se escribe su nombre. En un comunicado emitido esta semana por su campaña se refiere en varias partes al país como “Columbia”.

Se trata de un error que a veces cometen los estadounidenses, pero que no es presentable si proviene de un aspirante a la Casa Blanca. Pero más grave que eso es el contenido del comunicado.

En este, Trump ataca a su rival demócrata, Hillary Clinton, por haber empujado en favor del tratado de libre comercio entre ambas naciones.

“Clinton, quien se había comprometido a no respaldar los tratados con Columbia (sic) y Corea del Sur, luego los embutió. Ella nunca renegociará el Nafta de Bill Clinton (tratado de libre comercio entre EE. UU., Canadá y México)”, dice el comunicado.

La campaña Trump se refería a la negativa de Hillary de respaldar el TLC con Colombia y Corea cuando se disputaba la nominación demócrata con Barack Obama en el 2008, pero que luego terminó apoyando, y con vigor, en sus años como Secretaria de Estado.

Hillary, de hecho, fue la primera funcionaria de la administración Obama que pidió de frente la aprobación del TLC con Colombia cuando ni siquiera Obama lo había decidido.

En el comunicado, la campaña sugiere que Clinton respaldó el TLC porque personas interesadas en su aprobación le daban plata a su marido expresidente.

Es la primera vez que el tema de Colombia hace erupción en la campaña de manera significativa. El libre comercio se ha convertido en un asunto espinoso en esta elección, pues Trump alega que los acuerdos comerciales firmados por EE. UU. se han llevado millones de empleos a otros países y por eso ha prometido renegociarlos si llega a la Casa Blanca.

El candidato también se opone a la aprobación del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP), que fue negociado por la administración Obama y ahora aguarda el consentimiento del Congreso.

Hillary está en una encrucijada, pues si decide apoyar a su mentor (Obama), el sector más liberal del partido se lo cobraría. Por no hablar de Trump, que viene usando su posición contra el libre comercio como gancho para atraer votantes de la clase media que ha sufrido con la apertura comercial.

En cierto sentido, es toda una ironía, pues han sido los republicanos –el partido de Trump– los que más han empujado por los TLC, mientras que los demócratas se han sumado a regañadientes y siempre tratando de negociar condiciones para proteger los derechos de los trabajadores de EE. UU.

Clinton, de hecho, logró la aprobación del Nafta gracias al voto casi unánime de los republicanos en el Congreso y pese a la oposición de un sector importante del partido. Y algo similar ocurrió con Obama y los acuerdos con Colombia, Panamá y Corea del Sur que fueron aprobados en agosto del 2013.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
En Twitter @sergom68
Washington.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.