'El Pero', excusa para asistir a una fiesta cultural

'El Pero', excusa para asistir a una fiesta cultural

Dos librerías se complementan. Grammata vende ejemplares nuevos, y Palinuro tiene libros leídos.

notitle
30 de julio 2016 , 11:09 a.m.

Pero hay música, pero hay libros, pero hay diversión, pero hay cultura, pero hay café, y también hay un pero. ¿Entonces por qué no asistir hoy a la primera edición de la ‘Feria del Pero’? Festival cultural organizado por las librerías Grammata y Palinuro, ubicadas en el barrio Estadio. (Además: Palinuro, otra librería que se va del centro de Medellín)

La idea nació desde que Palinuro se mudó para compartir el espacio con Grammata, entonces una vez en el balcón del lugar, con la vista en el Pero de Agua, Wilson Mendoza, de Grammata, y Luis Alberto Arango, de Palinuro, decidieron hacer la Feria que algún día habían comentado para continuar consolidando el sitio como un centro cultural en la ciudad.

Con esto se busca hacer una labor de difusión de las librerías como lugares promotores de cultura, de recreación, y por eso la ‘fiesta del Pero’.

“Lo que queremos es mostrar el sitio, decirles que es un lugar amable, un lugar espacioso, que es un lugar donde pueden traer los niños, sentarse a conversar, tomarse un buen café, donde pueden leer sin compromiso, y encontrar espacios de lectura y conocimiento”, explicó Mendoza.

Y es que ambos libreros están convencidos de que desde su oficio están vinculados a la cultura, pues la esencia de ese oficio es llevar conocimiento.

Las actividades comenzarán a las 10:00 a. m. e irán hasta las 4:00 p. m. Dentro de la programación se encuentra la venta de libros y café, picnic literario, pesca de libros, presentaciones musicales, talleres y venta de minutos de lectura.

Es importante realizar este tipo de eventos para consolidar espacios de ciudad y promover la lectura. “Yo he sostenido a contracorriente que Medellín no ha sido propiamente una plaza para el libro, pero estos esfuerzos sí le ayudan a la gente que ama los libros y a las generaciones jóvenes que están formándose. Siempre habrá gente que ama los libros”, aseguró Arango. (También: Haylibros, una librería que migró a internet)

Han sido varias las librerías que han cerrado sus puertas en los últimos años. Sin embargo, es importante resaltar el papel de estas librerías que aún se sostienen y promueven la cultura en diferentes aspectos.

MATEO GARCÍA
MEDELLÍN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.