La Ciénaga Grande necesita acciones inmediatas

La Ciénaga Grande necesita acciones inmediatas

Pescadores dicen que están cansados de tantos foros y anuncios oficiales.

notitle
29 de julio 2016 , 03:28 p.m.

La crisis ambiental y social de la Ciénaga Grande de Santa Marta debido a la interrupción de los flujos de agua dulce y salada, que ha ocasionado la muerte del bosque de manglar y la disminución de la pesca, nuevamente fue tema de debate en el foro ‘Río Magdalena, río de la paz. Los retos sociales y ambientales de la Ciénaga Grande de Santa Marta’, organizado por la Friedrich Ebert Stiftung en Colombia (Fescol), el Foro Nacional Ambiental y la Universidad del Magdalena.

En el evento se concluyó que es necesaria la articulación interinstitucional para la recuperación y manejo de este complejo lagunar, pero los pescadores que residen en las poblaciones del área de influencia reclaman acciones inmediatas para salvar esta ecorregión porque muchas especies de peces han desaparecido y están pasando hambre.

“Yo pienso que son muy necesarios los foros pero se debe amarrar a acciones a realizar porque si no nos vamos a convertir en una cantidad de foros y foros, pero nosotros que estamos allá en la Ciénaga estamos viendo cómo cada año se va muriendo lentamente”, dijo Luis Orozco, representante legal de la Asociación de Pescadores y de los pueblos de carretera.

El ministro de Ambiente, Luis Guillermo Murillo, quien asistió al foro, dijo que los problemas que tiene la Ciénaga Grande desbordan la capacidad institucional de la región y requieren un complemento del Gobierno Nacional y anunció que este año y el próximo harán inversiones por 23.000 millones de pesos con la Corporación Autónoma Regional del Magdalena (Corpamag) y el Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras (Invemar) para coordinar las acciones de recuperación de este complejo lagunar.

“Vamos a discutir con la gobernadora (del Magdalena) para adoptar el Comité Interinstitucional para la recuperación de la Ciénaga y allí vamos a plantear la participación de las comunidades, van a tener sus representantes, y con el liderazgo de la Universidad del Magdalena y de los académicos poder actualizar los estudios que se tienen, con el apoyo de ProCiénaga, y definir un plan con acciones de corto, mediano y largo plazo", expresó Murillo.

El biólogo marino Horst Salzwedel, de la Fundación ProCiénaga, quien trabajó en el proyecto de rehabilitación de la Ciénaga Grande entre 1992 y 2001, luego del desastre ambiental ocasionado por la construcción de la carretera Ciénaga – Barranquilla y el carreteable marginal al río Magdalena entre Palermo y Sitionuevo, dijo que hoy la situación del complejo lagunar está igual y en algunos aspectos peor que en el año 92.

Con la rehabilitación de las conexiones entre el río Magdalena y la Ciénaga, a través de obras hidráulicas, se logró aumentar la cobertura de bosque de manglar de 226 kilómetros cuadrados en 1995 a 396 kilómetros cuadrados en 2013, el 77 por ciento de la cobertura original de 512 kilómetros cuadrados en 1986. Sin embargo, el aumento de la salinidad causó la pérdida de 2 kilómetros cuadrados de manglar entre 2013 y 2015, según Salzwedel.

La senadora Claudia López dijo que el principal depredador de la Ciénaga Grande es el Gobierno Nacional con las obras de infraestructura para el desarrollo y el segundo es la desecación de algunos terrenos que hacen privados para ganadería o agricultura, por lo que hay que reversar estas tendencias empezando a pagar los pasivos ambientales.

“Hoy van en curso dos vías más y ninguna tiene licencia ambiental, ni la Vía de la Prosperidad ni la doble calzada y sin embargo se siguen promoviendo y haciendo. Yo le digo ministro con toda claridad si usted no para esas obras desde el punto de vista ambiental no las va a parar nadie”, expresó López, quien también le pidió al Gobierno Nacional reformar las Corporaciones Autónomas Regionales (CAR) porque no funcionan.

El director de Corpamag, Carlos Francisco Díaz Granados, dijo que el presupuesto de la entidad para invertir en la Ciénaga Grande es muy pobre y proviene de la sobretasa ambiental que se recauda en los peajes de Palermo y Tasajera, que inicialmente era del 5 por ciento y que en 2014 se aumentó al 8 por ciento.

“Con esta sobretasa en 2015 se recaudaron e invirtieron 5.000 millones de pesos, lo cual es absolutamente insignificante para la demanda de un territorio tan extenso, habitado e intervenido como la Ciénaga Grande de Santa Marta que tiene 523.000 hectáreas”, dijo Díaz Granados.

Aseguró que Corpamag está interviniendo hidráulicamente 32 caños, de los cuales los principales son Aguas Negras, Renegado, Clarín, Condazo y Schiller y hay 27 secundarios, que han permitido mejorar el flujo de agua dulce hacia la Ciénaga, pero aclaró que “estas intervenciones no son de manera integral, están focalizadas en los puntos más críticos de toda la infraestructura”.

No obstante, el pescador de Nueva Venecia, Gabriel Moreno, preguntó dónde hacen el dragado de los caños porque en el Caño Aguas Negras, que comunica al río Magdalena con la Ciénaga de Pajarales, “hace rato no entra una gota de agua dulce”.

 Paola Benjumea Brito
Corresponsal de EL TIEMPO
Santa Marta

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.