El conservatismo prepara posición sobre plebiscito para la paz

El conservatismo prepara posición sobre plebiscito para la paz

Aunque un sector del partido apoya al mecanismo de refrendación, sus directivas estudian el asunto.

notitle
28 de julio 2016 , 10:16 p.m.

Con la premisa de que no firmarán un cheque en blanco sobre la refrendación del proceso de paz con las Farc, las directivas del Partido Conservador se reunieron el jueves con miembros del equipo negociador del Gobierno para indagar sobre el tema y preparar su posición oficial.

Por casi cinco horas, Humberto de la Calle, jefe negociador oficial, y Sergio Jaramillo, alto comisionado de Paz, escucharon las preocupaciones de los ‘azules’ y respondieron sus inquietudes sobre lo acordado con las Farc.

El encuentro cobra especial relevancia tomando en cuenta que se da en momentos en que la campaña por el sí en el plebiscito calienta motores.

El proceso de paz con las Farc ha generado una división en las filas conservadoras entre quienes apoyan incondicionalmente al presidente Juan Manuel Santos y quienes tienen dudas sobre las negociaciones.

Ante esto, el Directorio Conservador quiere tener todos los elementos de juicio posibles antes de fijar una posición oficial sobre si acompaña o no el plebiscito, un paso fundamental para terminar el conflicto.

Esta decisión, según el presidente del partido, David Barguil, solo se tomará en las próximas semanas, luego de sostener reuniones con otros “sectores” de la colectividad y evaluar el curso del proceso. (Lea también: Cruce de mensajes revela división de conservadores ante el plebiscito)

Vamos a tomar una decisión con responsabilidad. Aquí los afanes no nos pueden llevar a equivocarnos (...) Le apostamos al éxito de este proceso, pero por supuesto dependiendo de lo que se termine negociando”, afirmó Barguil.

Líneas rojas

Entre las llamadas “líneas rojas” del partido que fueron expresadas el jueves a los negociadores está, según el jefe conservador, la propiedad privada, “que no puede ser sujeto de negociación” con las Farc.

Expresamos también preocupaciones en el tema de justicia (...) Tiene que haber garantías en la escogencia de los magistrados del tribunal especial, esa es una profunda preocupación conservadora”, dijo.

Al final del encuentro, De la Calle dio un parte de satisfacción por la reunión con los conservadores y dijo que este fue el comienzo de una “especie de maratón pedagógica” sobre lo pactado con la guerrilla. (Lea también: 'Vemos al Partido Conservador alineado con el sí': Gobierno)

“Fue un largo intercambio de opiniones, muy detalladas. Hicimos un recuento de todo lo negociado, respondimos las preguntas de todos y es un ejercicio que seguiremos haciendo”, afirmó De la Calle.

Carta de Pastrana

En medio de la reunión entre los negociadores y los conservadores se conoció una carta del expresidente Andrés Pastrana en la que califica de “golpe de Estado contra el orden constitucional y la legalidad” lo acordado con las Farc.

Si se da el voto mayoritario por el no (en el plebiscito), la refinación de temas tales como el de la conveniencia constitucional del umbral plebiscitario del 13 por ciento, los controles al tribunal especial o la adición a la Constitución de todos y cada uno de los puntos de los acuerdos, es una oportunidad única para lograr una paz sin cabos sueltos”, reza la misiva.

En respuesta a Pastrana, Jaramillo dijo que un proceso de paz no es como una cena en la que uno escoge el plato que le gusta “y el otro lo deja al lado”.

“Una negociación produce un acuerdo en el que el Gobierno hace su mejor esfuerzo de sacar el mejor acuerdo, y eso es lo que está sobre la mesa”, dijo el alto comisionado de Paz.

Pastrana lideró un proceso de paz con las Farc durante su gobierno, recordado por las críticas a la zona de despeje del Caguán

Roce por convención

El encuentro también estuvo precedido por un rifirrafe entre Barguil y la excandidata presidencial Marta Lucía Ramírez, luego de que el Directorio Nacional Conservador aplazó la Convención Nacional para después de la votación del plebiscito. (Además: Aplazamiento de convención conservadora favorecerá sí en plebiscito)

Por Twitter, Ramírez criticó a Barguil por haber asistido a una reunión de partidos que apoyan el mecanismo refrendatario antes de que las directivas ‘azules’ decidieran algo al respecto.

Barguil aprovechó el escenario para responderle a la excandidata que lo importante sería que, “en vez de estar tuiteando, estuviéramos aquí haciendo el debate interno y serio, sin golpear desde afuera a la colectividad”.

POLÍTICA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.