Editorial simula ser una escuela de inglés en Usaquén

Editorial simula ser una escuela de inglés en Usaquén

Ver nota de actualización decisión Superintendencia de Industria y Comercio.

notitle
28 de julio 2016 , 07:09 p.m.

Michigan Master S.A.S, una editorial ubicada en la calle 106A n.° 18B-34, ofrece programas completos, según ellos, para aprender inglés en un año, los cuales no han sido aprobados por el Ministerio de Educación, ni cumplen con las características del Marco Común de Referencia Europea, MCRE.

Esta empresa, que dice ser una institución de inglés, solo está registrada en la Cámara de Comercio de Bogotá como editorial que comercializa libros, periódicos, materiales y artículos de papelería y escritorio, en establecimientos especializados.

Según el contrato que firman sus clientes, el programa se divide en cuatro ciclos, cada uno de tres meses, donde el estudiante puede asistir a un mínimo de 6 o máximo 12 horas a la semana con un mecanismo de aprendizaje no catedrático y con algunos profesores nativos.

Enseñando sin licencia

Sin embargo, estas editoriales solo pueden ofrecer cursos de un total de 160 horas, ya que no tienen licencia del Ministerio de Educación y “son considerados como lugares no estructurados que solo pueden ofrecen servicio de educación informal”, interpretado en el Artículo 43 de la Ley 115 de 1994. Es decir que, en menos de dos ciclos, el estudiante ya sobrepasaría el máximo de horas permitidas si tomara 12 horas de clase a la semana en una editorial como Michigan Master.

Según Martha Melgarejo, supervisora de la Dirección de Educación Local de Usaquén “para aprender un idioma se debe tener continuidad, pues es imposible aprender una lengua en 160 horas, además esas instituciones saben que no pueden ofrecer programas de educación para el trabajo y desarrollo humano (como lo es un programa completo de bilingüismo) ya que deben presentar una propuesta ante el MinEducación o la Secretaría de Educación, donde se evalúa la planta física y el programa bajo unos procedimientos legales que concluyen con un concepto tecnicopedagógico de favorabilidad, para que puedan dar ese servicio. Los requisitos son tan específicos que muy pocos los pasan”.

De acuerdo con la Secretaría de Educación, “las editoriales como Michigan Master no pueden aprobar, ni certificar con títulos programas de inglés y, en caso de hacerlo, están incurriendo en un delito. Así mismo, están faltando a la verdad, si no son claros con sus clientes al decirles que son una empresa que comercializa libros y no un instituto de inglés”.

Los clientes, además, pagan hasta tres millones de pesos por cada ciclo, y solo el primer pago incluye el libro para la primera lección. Por las otras tres cartillas tienen que pagar entre 90.000 y 100.000 pesos.
Por otro lado, la Dirección Local afirmó que a la fecha “Michigan Master no ha puesto en conocimiento si ofrece un programa de inglés y tampoco tiene licencia de funcionamiento ni ha informado a la Secretaría que ofrece educación informal”.

ZONA logró hablar con uno de los subgerentes de esta empresa el cual afirmó que “actualmente Michigan Master está en proceso de licitación con el Ministerio de Educación”. Aunque ya hay varias personas tomando el curso desde inicio de este año.

Además, siguen afirmando que “las personas al terminar los cuatro ciclos tienen el dominio del idioma y la capacidad de aprobar la prueba Aptis que los certifica en el nivel B2 del MCRE”.

Michigan Master está ubicado justo donde antes funcionaba Interamerican Languages, una editorial que según Superindustria fue sancionada tras “ofrecer a los consumidores programas personalizados para aprender inglés con profesores nativos, cuando en realidad se trataba de la simple venta de un material didáctico de auto-aprendizaje”.

Redacción EL TIEMPO ZONA

ACTUALIZACIÓN – Decisión Super Industria. 

La Dirección de Investigaciones de Protección al Consumidor de la Superintendencia de Industria y Comercio mediante determinación bajo radicado No 16-229395 en ejercicio de las facultades de Inspección, Vigilancia y Control conferidas por el Decreto 4886 de 2011 en cumplimiento de las funciones relativas a la idoneidad, la calidad, la información mínima, la información pública de precios, la publicidad, las promociones, las seguridad del producto, las condiciones generales y contratos de adhesión, las operaciones mediante sistemas de financiación, las ventas que utilizan métodos no tradicionales o a distancia y el comercio electrónico de bienes y servicios contenidas en el Estatuto del Consumidor Ley 1480 de 2011 y sus decretos reglamentarios, una vez conoció de las quejas acumuladas radicadas con los números 16-229395, 16-348395 y 16-270139 en contra de MICHIGAN MASTER S.A.S, presentada por la Dirección Local de Usaquén concluyo: “que los hechos denunciados no configuran contravención a las normas de protección al consumidor” y por lo tanto resolvió dar por terminada la averiguación preliminar absteniéndose de adelantar investigación administrativa “sin perjuicio que de conocerse nuevos hechos que supongan una posible infracción se inicie una investigación en su contra”. 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.