El manejo de recursos públicos, otra sombra sobre Electricaribe

El manejo de recursos públicos, otra sombra sobre Electricaribe

De los $ 141.135 millones que recibió para conectar a usuarios al servicio, no invirtió el 40 %.

notitle
27 de julio 2016 , 10:39 p.m.

Casi 58.000 millones de pesos de la plata que la Nación le entregó a Electricaribe para normalizar la prestación del servicio en siete departamentos están hoy, literalmente, desaparecidos.

Esa es la conclusión de una investigación de la Contraloría sobre la plata que la empresa ha recibido para ese fin desde el 2011, que asciende a 141.135 millones de pesos. Casi el 40 por ciento de ese monto no fue ejecutado, pero a pesar de esto, la Contraloría solo encontró en las fiducias 7.734 millones de pesos.

El hecho, que se suma a las constantes fallas en el suministro de energía en toda la zona, podría dar lugar a procesos fiscales contra los funcionarios del Ministerio de Minas que debían vigilar la administración de los recursos y contra los representantes de Electricaribe. De 12 irregularidades detectadas en una auditoría realizada a dicho ministerio, tres están relacionadas con la empresa y habrían generado un millonario detrimento a las arcas de la Nación.

La plata forma parte de tres contratos financiados por los Fondos de Apoyo Financiero para la Energización de las Zonas Rurales Interconectadas (Faer) y el Programa de Normalización de Redes Eléctricas (Prone). La Contraloría evidenció que los dineros fueron “girados por las fiducias a terceros autorizados por la empresa electrificadora”, sin que hoy se conozca en qué se gastaron.

“Las irregularidades encontradas por la Contraloría General, que se materializaron en una inadecuada e incorrecta inversión de los recursos públicos asignados, se constituyen en una gestión fiscal que no se sujetó a los principios de eficiencia, eficacia y economía”, indica la auditoría.

Además, el organismo agrega que esta pérdida de recursos se dio por “una omisión reprochable a Electricaribe y al ministerio”. Mientras –dice la Contraloría– Electricaribe “no administró los dineros públicos con la debida diligencia”, el Ministerio de Minas falló en su responsabilidad de “control y seguimiento”.

La investigación encontró, además, aparentes irregularidades en el manejo de la plata que sí fue destinada a los proyectos.

Proyectos no terminan

Así, otro pecado detectado por la Contraloría es la entrega de casi la totalidad de recursos, a pesar de que las obras están a medio ejecutar. El porcentaje de giros está entre el 90 y el 100 por ciento, y hay contratos por debajo de la mitad de cumplimiento.

En uno de esos proyectos, el 226 del 2012, Electricaribe se comprometió a legalizar usuarios y adecuar redes eléctricas de barrios subnormales de seis departamentos. A pesar de que el contrato se venció en el 2014, Electricaribe solo cumplió con el 44 por ciento de la meta establecida.

Otro contrato, el 106, firmado en el 2011, debía estar listo con la última prórroga en diciembre del año pasado. En este caso, el ministerio le entregó todos los recursos presupuestados, pero Electricaribe solo cumplió con el 65 por ciento de la meta.

A pesar de esos retrasos, la Contraloría asegura que “no se evidenció gestión alguna (de parte del ministerio) para compeler al contratista al cumplimiento de sus obligaciones, como tampoco para recuperar los recursos que se giraron pero que no se invirtieron”.

El efecto de esta situación, que según la Contraloría podría tener un capítulo penal en la Fiscalía, es que al menos 36.094 usuarios de los barrios más pobres de la Costa siguen sin servicio o sin estar conectados de manera formal.

Ellos son los directos beneficiarios de los programas de normalización.

La Costa Atlántica es una de las regiones, según la Superintendencia de Servicios Públicos, más afectadas por los cortes de energía injustificados. Electricaribe figura como la segunda compañía en el país con más quejas: tiene 10 reclamos por mal servicio por cada 100 usuarios.

La empresa asegura que parte de sus dificultades tienen que ver con el alto número de usuarios conectados ilegalmente, quienes prefieren esa situación a pagar.

Los problemas de suministro han dado pie a protestas en varios municipios de la Región Caribe.

‘Recursos no se usaron para ningún otro fin’

Electricaribe aseguró que los dineros que recibió del ministerio se usaron de manera “exclusiva en los fines de los proyectos”, e insistió en que los recursos no ejecutados “permanecen en las fiducias” y serán devueltos a la Nación cuando se liquiden los contratos. Dijo que si no se terminaron algunos proyectos, fue por “la oposición de la comunidad”, pues estos “permitirían mayor control al fraude”.

NACIÓN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.