No dejarlos solos

No dejarlos solos

De no tomar acciones contundentes, el esfuerzo realizado en el 'Bronx' habrá sido en vano.

27 de julio 2016 , 07:49 p.m.

Hace ya casi dos meses, cuando las autoridades decidieron tomarse por asalto la denominada zona del ‘Bronx’, el antro que por décadas fue epicentro de actividades ilícitas –tráfico de personas, venta de estupefacientes, asesinatos y lugar de perdición de miles de personas, en pleno corazón de Bogotá–, muchas fueron las voces que se alzaron en favor de la medida. Que hasta ahora ha demostrado que era lo que había que hacer, pues la intervención integral del Distrito está permitiendo salvar vidas, literalmente hablando.

No obstante, también se advirtió en su momento que para que se lograra la completa recuperación del sector era menester atender todos los frentes que se habían visto maltratados con la presencia de tales organizaciones criminales, particularmente los comerciantes.

Dicho y hecho: el golpe propinado a las mafias ha degenerado en una especie de retaliación de habitantes de la calle que no quisieron someterse a los programas sociales del Distrito y que ahora hacen presencia en La Estanzuela, zona comercial vecina al ‘Bronx’. Los afectados denuncian amenazas, deterioro del entorno, baja en sus ventas y miedo generalizado. A la par, han corrido rumores sobre la injerencia de los llamados ‘sayayines’, quienes estarían propiciando este tipo de situaciones en represalia por haber perdido el dominio de la zona.

La Policía y la Alcaldía tienen que actuar con mano firme. No puede ser posible que los criminales que habían creado allí una república del vicio y la degradación sigan a sus anchas promoviendo marchas, extorsionando y desafiando la institucionalidad. De no tomar acciones contundentes a corto plazo, tristemente el esfuerzo realizado habrá sido en vano.

Contrasta lo anterior con los buenos resultados que en materia de seguridad registra la ciudad en los últimos meses en cuanto a hurtos y homicidios, incluyendo los puntos mencionados. Prueba de que las intervenciones en zonas inseguras funcionan. Pero lo que sobresale en este caso es la amenaza velada a unos comerciantes que lo único que claman es que no los dejen solos. Y tienen razón.


editorial@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.