Continúa el debate por robo que terminó en muerte de menor en Cali

Continúa el debate por robo que terminó en muerte de menor en Cali

Mujer que fue asaltada dice que por miedo aceleró su carro y no recuerda lo que pasó.

notitle
26 de julio 2016 , 08:44 p.m.

En medio del debate ante la posible suerte jurídica de una mujer que arrolló a dos motociclistas en el sur de Cali, en un presunto intento de robo, familiares de un menor que murió en el sitio aseguran que no era ladrón, aunque las autoridades tienen datos que llevarían a clarificar el caso.

Sobre los hechos ocurridos a las 9 de la mañana del lunes, la mujer implicada, de 33 años, declaró ante la Fiscalía que salió de un gimnasio en su automóvil. Al llegar a un semáforo de la calle 5.ª con carrera 85, sentido sur-norte de esta ciudad, recibió una llamada a su celular, y cuando contestaba se le acercó un hombre que la intimidó para que le entregara el teléfono. (Ver tambien: 'Mi hijo no era ladrón': mamá de joven arrollado en confuso accidente)

Tras el robo, la mujer aceleró su vehículo y atropelló a dos motociclistas, al parecer uno de ellos involucrado en el asalto.

La aparente víctima contó que el “miedo la llevó a acelerar su vehículo y solo fue consciente cuando se vio encima del separador vial”. En el asfalto quedó una motocicleta y fue detenido su ocupante, de 17 años. Sobre el separador quedó el carro al lado de otra moto destruida.

A unos pasos estaba el cadáver de un muchacho que fue identificado en Medicina Legal por sus allegados como Santiago Echeverry Bañol, de 16 años.

El coronel Javier Martin Gámez, subcomandante de la Policía Metropolitana, dijo que al menor detenido se le encontró el celular de la mujer asaltada, así como también se le incautó un arma de juguete, que en un principio se dijo que era de fogueo (de balas de salva).

Según familiares de Echeverry, él había llegado hace tres meses de Pereira, donde reside su padre, y se dedicaba desde julio al mototaxismo. Aseguraron que se encontraba en la zona tras haber llevado a un niño de 11 años a una institución cercana al lugar de los hechos.(Lea también: Policía investiga nexo entre jóvenes arrollados por mujer asaltada)

“Él salió de la casa a las 8:30 de la mañana, me dijo que ya volvía para desayunar. Era una ruta que hacía todos los días. Él llevaba a un niño a estudiar a un colegio cerca del batallón”, dijo María Nelcy Bañol, madre del joven.

Aseguró que “Santiago solo estaba trabajando y se cruzó en el camino de esa mujer. Mi hijo no era ningún ladrón, por eso iba en pantaloneta, porque solo iba a hacer esa carrera y regresaba para su casa”.

El coronel Martin manifestó que al menor en poder de las autoridades se le hallaron papeles de la moto en la que iba el joven que murió.

Sin embargo, ante las autoridades, el menor habría sostenido que eso fue una confusión de papeles de la Policía y que no conoce al muchacho muerto. En lo que hay coincidencias es en que ambos residen en Siloé y han sido conducidos por distintos motivos a la estación del sector.

La capitán Marcela Narváez, jefe del grupo de Protección de Infancia y Adolescencia de la Policía, confirmó que el joven de 17 años fue dejado a disposición de la Fiscalía luego de ser atendido por algunas lesiones, y pasará a disposición de un juzgado de competencia.

Ante el debate por la presunta responsabilidad de la mujer, el exfiscal y abogado penalista Élmer Montaña explicó que ahora es cuando la Fiscalía debe establecer si el proceso se sigue por un homicidio preterintencional.

“Ella tal vez haya tenido la intención de alcanzarlos, mas no tuvo la intención de matarlos; por eso se debe entrar a investigar cuál sería el proceso por seguirse y qué pasó realmente. Puede que se le exonere, porque con las cosas como ocurrieron se podría entrar a un principio de oportunidad”, dijo.

Sin embargo, añadió: “Lo que realmente debería preocuparnos de esta situación es que cada vez la gente cree menos en el trabajo de la justicia, y eso sí es grave, porque expresa una pérdida total de confianza. Debe haber una reflexión sobre esto y que se le garantice la seguridad a esta mujer”.

Comerciante de Bogotá sigue vinculado a proceso

Redacción Justicia. El 13 de diciembre del año pasado ocurrió un caso en Bogotá que guarda algunas similitudes con lo ocurrido en Cali. Ese día, el comerciante Luis Baudilio Tabora Martínez arrolló con su camioneta de alta gama a dos presuntos fleteros, que lo habían asaltado minutos antes y huían en una motocicleta de alto cilindraje, en un sector de Kennedy. Un hombre murió y otro resultó con heridas de consideración. Tabora Martínez continúa vinculado al proceso por los delitos de homicidio preterintencional, lesiones personales en grado de tentativa, y quedó expuesto a una posible pena de 25 años de cárcel.

Tabora tiene libertad condicional porque el juez consideró que no presentaba ningún tipo de antecedentes judiciales, pero debe presentarse periódicamente al despacho judicial mientras se aclara su situación. El fletero que resultó herido es también investigado por los delitos de concierto para delinquir, hurto agravado y porte ilegal de armas de fuego. Aunque son parecidos, los casos también tienen algunas diferencias. Mientras en Bogotá hay un video que da cuenta de un presunto asalto, en Cali, la familia de Santiago Echeverry Bañol, quien falleció, sostiene que él se dedicaba al mototaxismo y no era ladrón.

CALI

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.