Con una carta, atacante de Japón anunció sus planes

Con una carta, atacante de Japón anunció sus planes

El hombre de 26 años, que asesinó a 19 personas, estuvo recientemente en un centro psiquiátrico.

notitle
26 de julio 2016 , 07:45 p.m.

El presunto autor de la masacre en un centro de discapacitados en Japón, un extrabajador de ese instituto, asistió recientemente a un hospital psiquiátrico al ser considerado “peligroso”, tras escribir una carta amenazante, informaron este martes las autoridades locales.

El supuesto atacante, un hombre de 26 años identificado como Satoshi Uematsu, irrumpió el pasado lunes en un centro de discapacitados psíquicos en la localidad de Sagamihara, a las afueras de Tokio, y atacó con armas blancas a sus asistentes.

Uematsu mató al menos a 19 personas e hirió a otras 25 antes de entregarse a la policía, a la que declaró: “Quiero a las personas con discapacidad fuera de este mundo”.

El sospechoso había trabajado en este centro de discapacitados hasta el pasado 19 de febrero, cuando abandonó su empleo por motivos personales, señaló un portavoz de la alcaldía de Sagamihara en rueda de prensa.

Ese mismo día, la policía alertó a la alcaldía de la posibilidad de que Uematsu cometiera algún acto violento, después de que intentó entregar una carta a un diputado local en la que mostraba su intención de “matar a 470 discapacitados por el bien de Japón”, según informó la cadena estatal NHK.

Las vidas de las personas con discapacidad múltiple son extremadamente difíciles y por eso mi objetivo es lograr un mundo en el que estas personas puedan recibir la eutanasia con el consentimiento de un tutor”, señalaba Uematsu en su misiva manuscrita y fechada el 14 de febrero. Por este incidente, Uematsu fue sometido a pruebas e internado en un hospital psiquiátrico, después de que los especialistas médicos consideraron que podía ser “un peligro para los demás”, explicó el portavoz de la alcaldía.

El pasado 2 de marzo, doce días después de su internamiento, Uematsu fue dado de alta debido a que los psiquiatras concluyeron que su estado había mejorado y que ya no suponía ningún riesgo, y desde entonces las autoridades no habían recibido ninguna queja sobre su comportamiento, añadió la misma fuente.

El sospechoso vivía en las proximidades de la residencia de discapacitados, donde comenzó a trabajar a finales del 2012. Hasta la fecha, Uematsu no contaba con antecedentes delictivos.

Esta matanza es la más grave ocurrida en Japón desde 1938, cuando un hombre que llevaba un hacha, un sable y un fusil mató a 30 personas y luego se suicidó. 

EFE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.