Lo que pasa en la mente de los atacantes del grupo Estado Islámico

Lo que pasa en la mente de los atacantes del grupo Estado Islámico

Expertos hablan sobre el perfil general de miembros de ese grupo que ejecutan actos terroristas.

notitle
26 de julio 2016 , 06:28 p.m.

Hombres que detonan cinturones con explosivos en concurridos aeropuertos, tiroteos en medio de conciertos, decenas de personas atropelladas y más recientemente, el atentado que causó este miércoles 44 muertos y más de 170 heridos en la ciudad siria de Qameshli, próxima a la frontera con Turquía y de mayoría kurda. Un suicida detonó un camión bomba contra una agrupación de edificios de "las unidades kurdas", que incluía el Organismo de Defensa, del Interior, de Relaciones Públicas y un centro de reclutamiento.

Otro de los ataques que conmocionó el mundo, fue también está semana: el asesinato a cuchillo contra un sacerdote en una iglesia en Saint Etienne du Rouvray, Francia.

Este último hecho, registrado este martes, es solo uno de los episodios en los que individuos estimulados por la ideología del Estado Islámico deciden cometer actos de extrema violencia contra varios países. sin embargo, expertos consultados afirman que estos argumentos encubren una personalidad inestable que busca destacarse con estos actos violentos.

(Haga clic en cada punto para conocer más detalles del ataque contra una iglesia en Francia)

No todos los atacantes son iguales

Para el Belisario Valbuena, psicólogo forense experto en perfilación criminal, el perfil de los atacantes no se corresponde con el de un asesino serial. Si bien son personas distintas, se puede afirmar que comparten un profundo resentimiento y baja autoestima.

“Son sujetos que se justifican a través de homofobias, religión y radicalismos. En algún momento se sienten heridos y reaccionan de forma violenta, como la masacre de Columbine, donde dos jóvenes reaccionaron de forma violenta al ‘bullying’ que le hacían sus compañeros”, cuenta Valbuena.

A pesar de todo, son personalidades distintas. Por ejemplo: el asesino de la masacre del club Pulse, Omar Mateen, tenía una homosexualidad latente, según sus exparejas. Así mismo, el responsable de la reciente masacre de Niza, Mohamed Lahouaiej Bouhlel, sufría de un “principio de psicosis” y un problema de autoestima, explicó un psiquiatra que lo atendió al diario francés 'L’Express'. (Lea: Mundo loco, fanático y discriminador)

Los hermanos Kouachi, responsables de la masacre de Charlie Hebdo, consumían drogas y bebían alcohol, algo prohibido por el islam. Luego se supó que no asistían a las mezquitas. (Además: ¿Qué pasa en la mente de un asesino como Omar Siddique Mateen?)

“La xenofobia y la islamofobia están al orden del día en Europa. Francia tiene 4 millones de musulmanes, si todos fueran terroristas ese país ya hubiera sido destruido. El problema está ligado a la forma en cómo son tratadas estas poblaciones en esos Estados que los acogen”, explica Víctor de Currea Lugo, profesor de la Universidad Nacional y autor del libro ‘Estado Islámico’. (Lea también: Matanza de Niza fue planeada desde hace meses y autor tenía cómplices)

(Haga clic en cada punto para conocer más características del reciente ataque en Niza, Francia)

Un perfil aproximado de quienes serían los posibles candidatos a unirse a este grupo terrorista fue creado por el científico informático, Zeeshan ul-hassan Usmani, quien realizó un estudio del que hizo eco la cadena de televisión ‘CNN’. (Además: Francia bombardea en Irak y pide intensificar ofensiva contra grupo EI)

Usmani indica que los posibles reclutas del grupo terrorista serían hombres con un promedio de 26 años de edad, pertenecientes a clase media, son la tercera generación de inmigrantes y activos usuarios de Twitter.

(Haga clic en cada punto ver detalles de los ataques que ha sufrido Irak)

‘Matar moscas con cañones’

Ambos expertos concuerdan que no necesariamente hay una afiliación ideológica que motive a estas personas a morir y que los métodos de combate de estas organizaciones no son los más precisos.

Para Valbuena, son ataques que se “replican” debido a la publicidad que producen en los medios.

“Esto motiva a quienes tienen la disposición de cometer estos actos a hacerlo. En últimas la salud mental se está deteriorando en la gente joven que sabe que estos actos los van a matar y aun así los cometen”, afirma.

Por su parte, De Currea explica que en Siria e Irak, las personas huyen por miedo y luego reciben noticias de que sus poblaciones fueron destruidas por los bombardeos de Estados Unidos y Europa.

(Haga clic en cada punto ver detalles del atentado del pasado marzo en Bruselas, Bélgica

“Esto -los bombardeos y los cierres de fronteras- crean un caldo de cultivo para que los radicales recluten gente. A esto se suma la desproporción del cubrimiento del cubrimiento de noticias en el que se muestra un muerto europeo por 200 afganos, lo que reafirma la discriminación en los países europeos”, dice Currea.

En palabras del analista el problema es el método con el que se combate al yihadismo no es claro ni tampoco están pensado para terminar con el terrorismo en Europa ni en EE. UU.

“Estados Unidos no creó al Estado Islámico, pero sí las condiciones para que exista. Bombardear a esos países es como matar moscas a cañonazos y luego esos ataques se les devuelven en forma de atentados”, afirma.

ELTIEMPO.COM

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.