La compañía colombiana de trajes blindados que es premiada en el mundo

La compañía colombiana de trajes blindados que es premiada en el mundo

Entre los clientes de la firma Miguel Caballero se encuentran reyes, mandatarios y empresarios.

notitle
25 de julio 2016 , 08:02 p.m.

Entre sus clientes están reyes, presidentes, empresarios y actores de Hollywood. Inclusive los superhéroes urbanos han querido que la compañía los proteja con trajes antibalas, pero hasta ahora los materiales para hacerlos solo existen en la ciencia ficción y los usan personajes como Supermán, Batman o La Mujer Maravilla. Se trata de la firma de la colombiana Miguel Caballero S. A. S., que fabrica prendas blindadas de bajo peso.

El censo de la empresa indica que ha elaborado, entre otros, un millón de chalecos antibalas, 150.000 trajes especiales para motociclistas y ropa blindada para 31.000 personas, entre las que se cuentan 13 jefes de Estado. Entre sus clientes, según se menciona, está el rey Abdullah de Jordania.

Por pactos de confidencialidad, no menciona el nombre de los jefes de Estado que hoy usan las prendas, pero algunos de ellos son los de Paraguay, El Salvador, Ecuador, Nigeria y Kenia. La composición del revestimiento es un secreto.

El empresario recuerda que han recibido ideas descabelladas o han tenido fracasos tan sonoros como pantaloncillos o corbatas blindadas.

También les pidieron elaborar gorras, una capa para un superhéroe urbano que quería luchar contra criminales en una ciudad de EE. UU. y cobijas para proteger a presidentes o personajes en caso de un tiroteo, pero no le jalaron por ser ideas inviables.

Una gorra blindada no es posible porque el solo impacto de la bala puede causar la ruptura del cráneo de una persona, explica Caballero.

Igualmente, fabricaron morrales blindados para los escolares en EE. UU. “La idea no fue mala sino que en las escuelas se dieron cuenta de que una puerta blindada ofrecía mejor protección contra pistoleros”, agrega Caballero.

Sin embargo, lo malo lo consideran parte del proceso de ensayo y error, pues las empresas deben procurar innovar constantemente.

La historia empezó en la Universidad de los Andes hace 25 años, cuando Miguel Caballero vio que una compañera siempre estaba acompañada por sus escoltas, pero guardaban los chalecos antibalas en el baúl del carro por lo pesados. Entonces se les ocurrió fabricar chalecos blindados en cuero.

La idea fue bien recibida entre los empresarios colombianos, que de inmediato les comenzaron a solicitar pedidos.
Por sugerencia de quienes conocían su trabajo, enviaron la muestra de un chaleco a Suiza, lo que les permitió abrirse campo en los mercados internacionales.

“Sin embargo, creí que nuestro foco de negocio debería ser Colombia para proteger al país de la guerra del narcotráfico, y resultó que la segunda venta fue precisamente a Suiza”, agrega Caballero.

Ya en el 2000, la firma contaba con varios clientes estatales y participaba con 90 por ciento del mercado de chalecos y chaquetas blindadas en Colombia.

Hoy elabora además prendas blindadas para los ejércitos de Nigeria y buena parte de los de Latinoamérica, así como a los cuerpos de Policía. Las plantas están en Colombia y México.

Alto crecimiento

El industrial agrega que el 71 por ciento de los ingresos de la marca provienen del exterior y que en el 2015 facturaron 18 millones de dólares. El plan apunta este año a crecer el 38 por ciento.

Agrega que Colombia es un mercado pequeño para el negocio, más ahora que hay más seguridad y las posibilidades son muy limitadas.

Los viajes de Caballero al exterior para recibir galardones son frecuentes, y cuando respondió esta entrevista por teléfono se encontraba en Düsseldorf (Alemania), cerca de la ciudad de Essen, donde el pasado 4 de julio le entregaron el premio Red Dot Design.

Al concurso se presentaron 57.000 productos, de los cuales fueron seleccionados 5.000, pero no precisamente todos blindados sino innovaciones, y entre los premiados estuvieron prestigiosos sellos como Audi, Lamy y Airbus.

Los únicos colombianos y los únicos latinoamericanos somos nosotros con la categoría de diseño de ropa blindada que no existía. El reconocimiento fue a la camiseta blindada, de uso interior, que pesa 90 gramos”, agrega.

El directivo expresa su apoyo al sí al plebiscito que avalará el acuerdo de paz de las Farc sin ningún temor a que su negocio sufra algún menoscabo, pues está acostumbrado a vender en países sin guerra.

No obstante, considera que de llegar a ocurrir un coletazo de las bandas criminales en el posconflicto, este podría ser temporal, aunque, igual, seguirán innovando para ofrecerles protección a los civiles y las autoridades.

Según el directivo, aprendieron de la guerra, lo que les da un plus y reconocimiento en el sector de seguridad interna.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.