Carta a Santos, Uribe y 'Timochenko' para que se sienten a conversar

Carta a Santos, Uribe y 'Timochenko' para que se sienten a conversar

La organización 'Rodeemos el Diálogo' les propone reunirse en Cuba con garantes internacionales.

notitle
25 de julio 2016 , 04:42 p.m.

Con el propósito de reducir la polarización del país en torno al proceso de paz, adelantado hace casi cuatro años entre el Gobierno y las Farc, la organización Rodeemos el Diálogo (ReD) envió una carta al presidente Juan Manuel Santos, al expresidente y senador Álvaro Uribe y a Rodrigo Londoño, ‘Timochenko’, jefe máximo de las Farc, en la que les propone reunirse en Cuba para trabajar por la reconciliación de Colombia.

“Su disposición, Senador Uribe, es importante porque si se materializa en una conversación sensata puede ayudar a bajarle la intensidad a una campaña mediática y polarizada, la cual percibimos va en contra de toda la sociedad”, se lee en la carta.

Esta misiva se da luego de la invitación que le hizo Santos a Uribe para hablar de sus preocupaciones sobre las negociaciones de La Habana y la respuesta del expresidente en la que condicionó su participación a reabrir los puntos de participación política y justicia, ya concluidos de la agenda negociada en La Habana.

A pesar de celebrar el “nuevo tono” y la “postura conciliadora” de Uribe, esta organización le puso de presente a Santos que la condición de Uribe -reabrir los puntos acordados- es “contraproducente, inconveniente y equivocada”. “No solo llevaría al retraso de todo este proceso, sino que sembraría un precedente de desigualdad en cuanto a la participación de la sociedad colombiana en el proceso de negociación”, le escribieron al mandatario.

En lugar de reabrir la discusión, Red propone que de esa reunión en la isla, rodeados de garantes internacionales, salga “un compromiso que invite a respetar la diferencia”. Y en definitiva, concluye, es “la sociedad la que debe votar en el plebiscito para expresar su conformidad o inconformidad con los acuerdos logrados. De eso se trata la democracia”.

A ‘Timochenko’ le escribieron que el gesto de reconocer la decisión de la Corte Constitucional sobre el plebiscito y de afirmar que no volverán a la guerra, aunque gane el ‘no’, “es un compromiso que su organización asume ante los colombianos y el mundo”. Le pidieron hacer más pedagogía dentro de las filas guerrilleras para evitar mensajes contradictorios.

Redacción PAZ

---
Esta es la carta completa:

Señor Juan Manuel Santos
Presidente de la República de Colombia

Señor Rodrigo Londoño Echeverri
Comandante de las FARC-EP

Señor Álvaro Uribe Vélez
Ex presidente y Senador de la República

Reciban un cordial saludo,

Hemos leído en la prensa acerca de la voluntad del Senador Uribe de conversar sobre el proceso de paz; celebramos su cambio de postura, que responde a varias llamadas de parte del Presidente Santos y Rodrigo Londoño Echeverrí, Comandante de las FARC. Celebramos este nuevo tono, porque creemos que el diálogo entre todos los sectores es el camino para la paz en Colombia. Esta postura conciliadora dista de la oposición vehemente frente la negociación en La Habana y abre las puertas para una discusión sopesada entre los colombianos sobre los alcances de los acuerdos. Su disposición, Senador Uribe, es importante porque si se materializa en una conversación sensata puede ayudar a bajarle la intensidad a una campaña mediática y polarizada, la cual percibimos va en contra de toda la sociedad.

Presidente Santos, desde la sociedad civil sugerimos reconocer esta disposición al diálogo, ya que manda un mensaje constructivo a toda la sociedad. Sin embargo, Presidente, la condición que propone el Senador Uribe, de reabrir puntos que ya han sido acordados en la mesa de La Habana sobre justicia y participación política de los ex combatientes de las FARC, nos parece una solicitud contraproducente. No solo llevaría al retraso de todo este proceso, sino que sembraría un precedente de desigualdad en cuanto a la participación de la sociedad colombiana en el proceso de negociación, y por ello, manifestamos nuestra solicitud que consulte en igualdad de condiciones a toda la sociedad. El sentir de cada colombiano y colombiana no está representado por el Centro Democrático, ni por el Gobierno, ni por las FARC. Nuestro sentir debe expresarse en las urnas, donde todos y todas somos iguales: una persona - un voto. Por ello saludamos el fallo de la Corte Constitucional sobre la realización del plebiscito.

Presidente, su equipo negociador ha actuado de acuerdo al mandato de quienes lo eligieron y ha tratado de alcanzar con buena fe el mejor acuerdo posible para el bienestar de la sociedad, incluso de sus detractores. Éstos fueron invitados a participar en Foros organizados por Naciones Unidas y la Universidad Nacional sobre los distintos puntos de la agenda. Pero ni los partidos políticos, ni su equipo, nos representan a todos. Es la sociedad la que debe votar en el plebiscito para expresar su conformidad o inconformidad con los acuerdos logrados. De eso se trata la democracia.

Las FARC han aceptado la decisión de la Corte Constitucional y han dicho que incluso si los colombianos votan negativamente el plebiscito no volverán a la guerra. Creemos que este gesto, Señor Rodrigo Londoño Echeverri, es un compromiso que su organización asume ante los colombianos y el mundo. Reconocemos que en esta negociación ustedes han hecho gestos que demuestran su voluntad de paz y reconciliación, de aceptar los errores y de comprometerse con la no repetición del uso de la violencia. No obstante, solicitamos que se haga un esfuerzo mayor de pedagogía de los acuerdos en sus filas para evitar mensajes contradictorios que desinforman a las comunidades; la sociedad debe votar en el plebiscito sobre la base del compromiso de todos los miembros de las FARC a cumplir lo acordado.

Considerando lo anterior, expresamos nuestro desacuerdo con que se reabra la discusión. Senador Uribe, nos parece inconveniente y equivocado sembrar la idea de que el camino a seguir es un clamor para la revisión de todo el trabajo valioso que se ha hecho durante cuatro años. En su lugar, proponemos que se reúnan ustedes tres en Cuba con la presencia de los garantes internacionales para que de esa reunión salga un compromiso conjunto que invite a respetar la diferencia y a trabajar por la reconciliación en Colombia. Presidente Santos, creemos que el esfuerzo de los equipos negociadores y los insumos de los mecanismos de participación ciudadana que han contribuido a los acuerdos logrados deben ser respetados y puestos a consideración de toda la sociedad, una vez el último punto de la agenda haya sido cerrado. La realización del plebiscito es urgente para empezar la implementación de los acuerdos porque la pobreza y la desigualdad no dan espera en Colombia. Sí así lo quiere la mayoría de la sociedad, esperamos la aceptación de dicha voluntad y una posición crítica-constructiva de todos los sectores durante la construcción de paz de ahí en adelante.

Atentamente,

Rodeemos el Diálogo

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.