Estado Islámico dice que atacante suicida en Alemania le obedecía

Estado Islámico dice que atacante suicida en Alemania le obedecía

El domingo en la noche un hombre de 27 años detonó un explosivo que dejó 15 heridos en Ansbach.

notitle
25 de julio 2016 , 10:29 a.m.

La agencia de noticias Amaq, vinculada al grupo yihadista Estado Islámico (EI), aseguró este lunes que el joven suicida que el domingo detonó un artefacto explosivo en la localidad de Ansbach, en el sur de Alemania, actuó a petición de la organización.

"El autor de la operación de martirio en Ansbach es uno de los soldados del EI", señala la agencia, que añade que llevó a cabo esta operación "en respuesta a los llamamientos (del EI) a atacar a los países de la coalición (internacional) que lucha contra el EI" en Irak y en Siria.

La agencia emitió un breve comunicado en las redes sociales en el que cita a una fuente de seguridad anónima y no ofrece más detalles sobre el joven.

Por su parte, la Policía alemana ha encontrado en el móvil del joven un vídeo en el que amenazaba en árabe con atentar en Alemania en nombre del Islam y se declaraba seguidor de Abu Bakr al Bagdadi, líder del EI.

El solicitante de asilo sirio, procedente de la ciudad de Alepo, en el norte de ese país, tenía además un ordenador portátil con imágenes de violencia relacionadas con el grupo terrorista. Asimismo, los investigadores han hallado diversos materiales susceptibles de ser utilizados para fabricar bombas en la habitación que ocupaba en un albergue de Ansbach.

Según la autopsia, el hombre de 27 años tenía "heridas de guerra" en las piernas y los pies, aunque todavía se está investigando si había participado en combates en Siria.

El joven llegó a Alemania hace dos años y su solicitud de asilo fue rechaza hace uno, por lo que debía ser deportado a Bulgaria, pero actualmente residía en un albergue de refugiados. Contaba con antecedentes policiales, había intentado suicidarse dos veces y había estado en tratamiento psiquiátrico.

El domingo hizo explotar una bomba casera que hirió a 15 personas en las cercanías de un festival de música al aire libre en Ansbach, localidad de alrededor de 40.000 habitantes del estado de Baviera, en el sur de Alemania.

Hallazgo en la vivienda

La Policía alemana ha hallado diversos materiales susceptibles de ser utilizados para fabricar bombas en la habitación que ocupaba en un albergue de Ansbach.

En rueda prensa para presentar los últimos detalles de la investigación, la Policía explicó que encontraron, entre otros materiales, un bidón de gasolina, ácido clorhídrico, pilas, alambres y guijarros, además de un ordenador portátil con imágenes de violencia relacionadas con el grupo terrorista Estado Islámico.

En hombre, que contaba hasta con seis perfiles en Facebook, tenía además un ordenador portátil con imágenes de violencia relacionadas con el grupo terrorista Estado Islámico, dos teléfonos móviles, varias tarjetas SIM y un "fajo de billetes de 50 euros".

La explosión, que lanzó piezas de metal a veinte metros de distancia, le destrozó la aorta, el pulmón y el hígado y murió de forma inmediata. En la autopsia se ha descubierto que el hombre, originario de Alepo y de 27 años, tenía "heridas de guerra" en las piernas y los pies, aunque Fertinger señaló que todavía hay que investigar si había participado en combates en su país.

Según informó en la misma rueda de prensa el ministro de Interior del estado federado de Baviera, Joachim Herrmann, en el móvil del joven se halló un vídeo en el que amenazaba en árabe con atentar en Alemania en nombre del Islam y se declaraba seguidor de Abu Bakr al-Baghdadi, el líder de la organización terrorista Estado Islámico (EI).

Igualmente, se conoció que el suicida había grabado en su teléfono móvil un vídeo en el que amenazaba con un atentado en nombre del Islam, informó el ministro de Interior del estado federado de Baviera, Joachim Hermann.

"En el móvil del hombre se encontró un vídeo con una amenaza en árabe en la que, según una traducción provisional, anuncia un atentado contra Alemania en nombre del Islam", dijo Hermann en conferencia de prensa. Además, se declara seguidor de Abu Bakr al-Baghdadi, el líder de la organización terrorista Estado Islámico (EI).

Según Hermann, el hombre decía que se trataba de una venganza contra Alemania por interponerse en el camino del Islam y por la muerte de musulmanes. Casi simultáneamente, en una comparecencia en Berlín, el ministro federal del Interior, Thomas de Maiziére, había dicho que no se podía descartar ni que hubiera una motivación terrorista ni que el acto hubiese estado suscitado por la inestabilidad psíquica del hombre.

El Cairo (EFE-AFP)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.