Nos 'pokemonizamos'

Nos 'pokemonizamos'

Ya se están viendo muchos accidentes de usuarios que se la pasan descubriendo cazando pokemones.

notitle
24 de julio 2016 , 08:44 p.m.

Nos estamos ‘pokemonizando’. Si antes sucedían cosas incómodas o socialmente inaceptables gracias a aplicaciones como WhatsApp, Facebook o Twitter, ahora, con el juego Pokémon Go, sí nos fregamos.

No lo he jugado ni pienso hacerlo, aunque se ha convertido en uno de los más populares y vendidos. Tendrá su encanto y sus cosas interesantes como para generar la adicción que se ve en todo el mundo, pero hay que resaltar que todo lo bueno también tiene su lado malo.

Ya se están viendo muchos accidentes de usuarios que se la pasan descubriendo cuerpos y cazando pokemones, sin importarles el sitio en que jueguen o lo que estén haciendo.

No obstante que Pokémon Go saca advertencias para que no se juegue mientras se maneja, el cubrir mayores distancias, lo que genera mayores réditos en el juego, ha hecho que eso no se cumpla y se generen muchos accidentes automovilísticos.

El juego permite que cualquier usuario coloque un lure module en un sitio al que se le dice Pokestop para que otros jugadores acudan a él y se beneficien. Esto ha hecho que los ladrones lo usen para citar a otras personas para robarles sus pertenencias (http://bit.ly/29ziOkH).

Gracias a este juego se ha informado de situaciones difíciles de creer, como la de una reportera que por estar jugando invadió el estudio desde el que se transmitía un noticiero, y la ruta que seguía la llevó allá (http://bit.ly/2agWZGe). O qué tal el dueño de una casa a la que el juego convirtió equivocadamente en un gimnasio al que deben acudir los jugadores para ganar puntos y beneficiarse, y que fue rodeada por una gran cantidad de jugadores varias veces por este error.

Un hospital fue convertido en un gimnasio para entrenar a las criaturas de realidad aumentada del Pokémon Go, y se vio invadido por muchos jugadores (http://bit.ly/29PmHC7), lo que dificultó sus labores de atender a los enfermos que allí estaban.

Muchos jugadores sufrieron accidentes mientras caminaban mirando las pantallas, con consecuencias como fracturas de pies, caderas, y muchos de ellos resultaron en salas de emergencias (http://bit.ly/29FTA64).

No digo que no se juegue Pokémon Go. Si se hace, se debe hacer teniendo en cuenta los riesgos de jugarlo sin las precauciones necesarias para no sufrir ninguna mala consecuencia.

GUILLERMO SANTOS CARLDERÓN
guillermo.santos@enter.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.