Remesas de España, otra vez protagonistas en la economía

Remesas de España, otra vez protagonistas en la economía

A marzo, recursos provenientes de ese país aumentaron en un 36,2 %.

notitle
24 de julio 2016 , 08:17 p.m.

Los recursos que los colombianos residentes en España envían con cierta regularidad a familiares y amigos en el país comienzan a mostrar una nueva faceta, luego de que por espacio de seis años vinieran en franco descenso por cuenta de la crisis económica.

Hasta marzo pasado, las remesas provenientes de la ‘madre patria’ mostraron un alza del 36,2 por ciento anual a 266 millones de dólares, unos 780.000 millones de pesos.

Aunque la suma en mención no es la más alta alcanzada en un periodo como este, en el primer trimestre del 2009 ingresaron al país desde España unos 410 millones de dólares, lo relevante es que, con el acumulado a marzo pasado, se puede estar dando una nueva tendencia con lo que se esperaría que la cifra vuelva a niveles de otros años.

España sigue siendo el segundo mayor generador de remesas para Colombia, el primero es Estados Unidos. El año pasado, los colombianos residentes en la nación ibérica enviaron al país 864 millones de dólares, 18,6 por ciento de los 4.635,5 millones que llegaron por ese concepto.

En el primer trimestre del 2016 ingresaron a Colombia remesas por unos 1.163 millones de dólares, de los cuales el 22,9 por ciento provino de España; el 45,4 por ciento, de Estados Unidos, y el restante 31,7 por ciento, de otros 31 países, según el Banco de la República.

España fue el principal generador de remesas para Colombia por cuatro años consecutivos (2008-2011), periodo que coincidió con una de las crisis financieras más agudas que haya sufrido Estados Unidos desde la Gran Depresión de la década de los años 30.

En efecto, de los 4.785 millones de dólares que ingresaron por concepto de remesas al país en el 2008 cerca del 37,5 por ciento llegó de España y 35,3 por ciento de Estados Unidos. En los siguientes tres años, entre estos dos países hubo una diferencia promedio de dos puntos porcentuales a favor de la primera.

Juana Téllez, economista jefe del BBVA Colombia, señala que la dinámica de las remesas españolas obedece a la senda de crecimiento que trae la economía de ese país que es mucho mejor de lo visto en los últimos cinco años.

“El desempleo sigue siendo muy alto en España, pero hay personas con más trabajo, lo que unido a la caída en el precio del petróleo mejora el ingreso disponible de las personas en España facilitando así más giros hacia Colombia. Esto se ha visto también en Alemania y otros países de la zona”, explica.

Agrega que no cree que España vaya a recibir mayores coletazos por cuenta del brexit, será de 0,2 por ciento sobre el crecimiento del 2017, el cual estima cercano al 2 por ciento.

Por eso espera una tendencia positiva de esas remesas para los próximos años, porque esa economía se comportará mejor al igual que el empleo, en tanto el precio del petróleo se mantendrá un poco más alto, pero en niveles bajos.

Hasta mayo pasado, la tasa de desempleo en España era del 21 por ciento, según el Instituto Nacional de Estadística de ese país (INE). El número de personas sin empleo se situó, por primera vez desde el 2010, por debajo de los 4 millones de desocupados.

Aunque esa tasa aún es muy alta, la segunda mayor de la eurozona, es inferior al 26,7 por ciento del 2013. Ese año las remesas desde España cayeron 17,5 por ciento a 947,2 millones de dólares.

Costo de los envíos

Las estadísticas del Banco de la República también muestran que 8 de cada 10 colombianos que reciben remesas del exterior prefieren recibirlas a través de giros electrónicos y no por abonos en sus cuentas corrientes o de ahorro.

Así se desprende de la encuesta trimestral de remesas de la entidad, que para el primer trimestre del 2016 indica que el 76,1 por ciento de los consultados se inclinó por los giros electrónicos, muchos de los cuales se reclaman a través de los profesionales del cambio vigilados por la Superintendencia Financiera.

Esta tendencia no ha cambiado mucho en los últimos tres años, en parte por los costos de utilizar los canales bancarios.

En Colombia, los costos de los giros desde Estados Unidos y España registraron una tendencia a la baja entre 2008 y 2014, pero luego empezaron a elevarse por cuenta de la estricta regulación, señala el centro de estudios de la Anif en un reciente informe.

Agrega que “este incremento en los costos transaccionales ha ocurrido en momentos en que hay un auge de las remesas hacia Colombia. Dichos ingresos llegaron a los 4.639 millones de dólares en 2015 (1,5 por ciento del PIB), creciendo 13,3 por ciento en dólares. Esta cifra en pesos bordea los 12,7 billones, la cual es récord al haberse incrementado en 55 por ciento frente al pico del 2014, resultado de combinar la mayor devaluación peso-dólar-euro con la recuperación de los mercados laborales en los países desarrollados”.

El problema para la Anif es que al haber un mayor costo para las entidades financieras de canalizar esos recursos, que termina afectando a los usuarios, esos dineros son intermediados por otros agentes no regulados e informales del mercado, generando un riesgo para la inclusión financiera, algo en lo que están comprometidos tanto el Gobierno como el sector bancario.

CARLOS ARTURO GARCÍA M.
Redacción Economía y Negocios
En Twitter: CarlosGarciaM66

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.