Comienza la convención demócrata con escándalo por correos filtrados

Comienza la convención demócrata con escándalo por correos filtrados

Revelación de plan Demócrata contra Sanders desembocó en la renuncia de presidenta del partido.

notitle
24 de julio 2016 , 07:56 p.m.

Lo que parecía una armoniosa Convención Demócrata para coronar a Hillary Clinton como candidata a las presidenciales quedó en jaque este fin de semana, después de que WikiLeaks reveló correos electrónicos en los que directivas del partido, al parecer, orquestaron maniobras para perjudicar al senador Bernie Sanders.

Sanders fue el principal rival de la exsecretaria de Estado en las elecciones primarias y obtuvo victorias en 23 de 50 estados, donde sumó más de 13 millones de votos. Desde el inicio de la carrera, el senador de Vermont denunció el favoritismo hacia Clinton del Comité Nacional Demócrata (DNC, por su sigla en inglés).

El escándalo creado por WikiLeaks cobró su primera cabeza este domingo con la renuncia forzada de la presidenta del DNC, Debbie Wasserman. La congresista de Florida dijo en un comunicado que dejará su puesto una vez concluya la Convención el jueves.

Pero existen fuertes presiones dentro del partido que quieren su salida desde ya. El partido, por ahora, eliminó su discurso de la agenda del evento que comienza este lunes en Filadelfia y no es claro si se le permitirá hablar.

En los correos hechos públicos (más de 20.000) se ve, entre otras cosas, como algunos asesores del DNC discuten la posición religiosa de Sanders –es judío, pero dice no practicar ninguna religión– y cómo usarla para restarle vuelo en estados sureños donde este es un tema importante.

Sanders venía empujando desde hace meses por la renuncia de Wasserman tras considerar que no era imparcial.

“Nada de esto me sorprende. Vengo diciendo que el DNC está parcializado desde hace rato. Wasserman no está calificada para el cargo y tiene que irse”, dijo Sanders.

No obstante la próxima renuncia de Wasserman, las revelaciones son tan explosivas que podrían causar zozobra y hasta el fracaso de la Convención.

Aunque Sanders terminó apoyando a Clinton, tras la ronda de elecciones primarias, lo hizo a regañadientes, y esta revelación podría cambiar su cálculo de esta semana.

La relación entre ambas campañas ha sido bastante tensa, y apenas la semana pasada llegaron a un acuerdo en aras de la unidad del partido con el objetivo de derrotar a Trump.

A pesar de las revelaciones y de que se había especulado que Sanders podría romper el acuerdo y pedir que se libere a todos los delegados de su compromiso de votar por un candidato específico, en su discurso de este lunes calificó a Trump de "demagogo" y llamó a votar por Hillary Clinton.

Este domingo, los demócratas trataron de apagar el incendio insinuando que Rusia –se cree que fue un hacker en este país quien filtró los correos a WikiLeaks– quiere ayudar a Trump, dada la simpatía de este con el presidente Vladimir Putin.

El problema para los demócratas con el nuevo escándalo es que apenas está comenzando, y se presume que existen muchos correos electrónicos que los dejarán muy mal parados ante la opinión pública.

Entre ellos, algunos que discuten el uso de personal de la DNC para hacerse pasar como manifestantes en contra de Trump.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
En Twitter @sergom68

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.