Para los cinco siglos solo tenemos 20 años

Para los cinco siglos solo tenemos 20 años

Tres vectores claves: cultural o industria naranja, educativo universitario y de cultura ciudadana

notitle
24 de julio 2016 , 06:05 p.m.

Cuando se nos pide reflexionar sobre el futuro de Cali, inmediatamente imaginamos un mejor mañana y tomamos consciencia de las limitaciones que tenemos en la actualidad. Pensar en la Cali 2036 nos invita a cuestionar: ¿lo que estamos construyendo hoy nos permitirá llegar a eso que soñamos?

Cali es una ciudad de grandes contrastes. No podemos acostumbrarnos a ellos y de nuestra capacidad de revelarnos contra ese estado de cosas es que podremos asegurar que en el 2036 va a ser una ciudad muy distinta. De una ciudad que tiene unas asimetrías en términos de desarrollo humano, social y económico sencillamente preocupantes, a una ciudad incluyente donde las oportunidades se presenten, por lo menos para las condiciones básicas de movilidad social.

¡Tenemos 20 años, que son poco para los procesos sociales que debemos acometer! Tres vectores pueden ayudarnos a vehiculizar esa transformación de Cali.

Un vector que nos ha atravesado y que podríamos decir que, no obstante las asimetrías, ha estado presente en todos los sectores sociales, es el de la cultura. Por ello, tenemos allí un motor bien interesante como generador de nuevas dinámicas sociales. Cali puede ser en Colombia una capital artística. Ya tenemos muchas manifestaciones que así lo muestran y que pueden ser el germen de otras muchas. Así, como se ha hablado de clusters en materia productiva, las autoridades y el sector privado deberían focalizar esfuerzos y recursos en los que podríamos llamar el cluster de la cultura. Es la economía naranja en la que Cali puede ser ejemplo nacional. (Además: Los 470 años de Cali se celebrarán con serenatas y maceta)

Otro vector que en los últimos años ha mostrado un dinamismo muy importante es la capacidad de la educación superior de Cali. El liderazgo natural e histórico de la Universidad del Valle se ha visto complementado con las muestras de calidad de las universidades privadas. Paralelamente, la cantidad de profesores con doctorado en la región se ha elevado y seguirá elevándose, lo que nos proporcionará un acervo de capital humano cualificado de altísima valía. Si logramos conectar el pensamiento y la innovación con el sector productivo seguramente daremos un salto cualitativo. Así, pues, el sector educación superior tiene dos grandes misiones: convertirse en el polo universitario del suroccidente del país que genere no solamente la atracción de la gente de la región, sino que logre afinar algunas competencias muy particulares, que lo convierta en distintas áreas en la mejor oferta universitaria del país. Para ello es indispensable focalizarnos y especializarnos temáticamente. Y en segundo lugar, encaminar muchos de los esfuerzos a la transferencia de conocimiento a las empresas.

Finalmente, el tercero es la cultura ciudadana. Cali fue ejemplo nacional en los años 70 de ciudadanía viva, responsable, solidaria, ordenada, etc. Esa cultura ciudadana puede ser el motor, para que muchas de las brechas que existen en la ciudad sea mucho más fácil subsanarlas. Con una ciudadanía participativa y responsable, Cali se transformará en su manera de relacionarse. Los índices de violencia y de indiferencia seguramente caerán si volvemos a asumir nuestra ciudadanía con alegría y amor. Pasión por Cali, es lo que debemos transmitirnos.

Hay otros vectores que podrán aportar mucho a la construcción de la Cali del 2036, pero considero que el educativo universitario vinculado con el sector productivo, el de la economía naranja y de la cultura ciudadana podrán ser unos ejes sobre los cuales podremos transformarnos rápidamente y jalonar otros muchos procesos virtuosos en la región, para que Cali 2036 sea una ciudad muchísimo más incluyente, con oportunidades para todos.
¡Pero solo tenemos 20 años! Hay que ponerle ritmo.

LUIS FELIPE GÓMEZ RESTREPO, S.J.

RECTOR DE LA PONTIFICIA UNIVERSIDAD JAVERIANA DE CALI

 CALI

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.