Bogotá bajo Peñalosa

Bogotá bajo Peñalosa

A una ciudad tan grande y compleja como Bogotá no se le da la vuelta en escasos seis meses.

notitle
23 de julio 2016 , 06:44 p.m.

A una ciudad tan grande y compleja como Bogotá no se le da la vuelta en escasos seis meses. Y menos después del desastre de las administraciones Moreno y Petro. Pero no hay duda de que ya se observan cambios importantes en contenido y estilo bajo la alcaldía de Peñalosa.

El viraje en políticas de seguridad y espacio público está dando ya resultados palpables. En otras áreas hay avances parciales, aunque aún no se ven resultados. Este es el caso, en particular, de salud (con la reorganización del sistema hospitalario) y de movilidad (con decisiones importantes sobre el Sistema de Transporte Integrado y la creación de la Empresa Metro), aunque en este último campo hay señales contradictorias, como señalo más abajo.

El cambio en políticas de seguridad es extraordinario. De la desidia y falta de coordinación con la Policía, que caracterizaron las últimas administraciones, hemos pasado a una política de seguridad moderna, concertada y ejecutada con decisión y eficacia. El uso inteligente de la información en tiempo real que permiten las cámaras y la informática, así como las barridas bien planeadas en lugares de concentración del crimen, como el ‘Bronx’, están produciendo mejoras inmediatas en las cifras y en la percepción de seguridad de la ciudadanía. El hurto ha caído en 20 %, el robo de celulares en 48 % y los homicidios en 15 %. La creación de la Secretaría de Seguridad, la designación de Daniel Mejía –la persona que más ha investigado estos temas en Colombia– y la decisión del Alcalde han sido responsables de estos cambios.

Algo parecido sucede con la recuperación del espacio público. En diversas ocasiones señalé acá el absurdo de que la izquierda capitalina antepusiera los intereses particulares (de vendedores ambulantes, constructores y dueños de vehículos) a los intereses colectivos de los ciudadanos. Afortunadamente, Peñalosa tiene en este tema, crucial para el bienestar ciudadano, una visión mucho más progresista que la de nuestros mamertos criollos.

En lo que concierne a la política social, en particular a la de salud y educación, los planes son ambiciosos desde un punto de vista cuantitativo, aunque no se ve una estrategia vigorosa para mejorar calidad. Habrá que esperar los resultados.

Uno de los temas más polémicos es el de movilidad. Se han tapado huecos, se ha tratado de mejorar la seguridad y atención en TransMilenio, se han hecho cambios puntuales en tráfico, y el Plan de Desarrollo prevé un ambicioso programa de troncales. Más importante aún, se ha resuelto un problema que estaba impidiendo el buen desarrollo del Sistema de Transporte Integrado, con la redistribución de las obligaciones incumplidas por dos de los concesionarios a empresas con mayor capacidad técnica y financiera. Y otro que no permitía arrancar el metro, con la creación de la Empresa Metro.

Pero hay señales contradictorias. Si Peñalosa está comprometido con la primera línea del metro, como dice estarlo, ¿por qué está promoviendo el TransMilenio por la 7.ª? Todos los expertos coinciden en que no tiene sentido hacer ambas cosas al tiempo.

Quizás los cambios más notorios son los de estilo. Han regresado la planeación y el profesionalismo al diseño y ejecución de políticas, después de la improvisación y el desorden administrativo de las tres alcaldías anteriores. Y hay menos pugnacidad y polarización que con Petro. Como consecuencia, se respira un mejor ambiente, aunque aún no se refleje en las encuestas. Pero no les haría mal a Peñalosa y su equipo no sentirse los dueños de la verdad revelada, y escuchar las opiniones de otros expertos.

P. S.: la aprobación del plebiscito por la Corte es una buena noticia, pues despeja el camino de la refrendación popular del eventual acuerdo de paz.

Esta columna se suspenderá dos semanas, motivo vacaciones.

Guillermo Perry

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.