Gran radiografía del tenis colombiano tras fracaso en Copa Davis

Gran radiografía del tenis colombiano tras fracaso en Copa Davis

Buenos escalafones, pero sin títulos; gran potencial sin un proceso a largo plazo.

notitle
23 de julio 2016 , 01:30 p.m.

En los últimos días comenzó a sacudirse una realidad que era secreto a voces, pero que pocos llamaban por su nombre con el tenis colombiano: se está mal. Los resultados, en especial los de esta temporada, no han sido los mejores, el nivel cada vez es más bajo, la figuración en los diferentes torneos del circuito ATP es escasa y con la descalificación de la Copa Davis el ciclón sopló con mayor intensidad. Se viven tiempos difíciles y expertos en el tema se tiran la culpabilidad unos a otros.

“No creo que se esté viviendo un ocaso, lo que pasa es que hay gente que no se da cuenta de que nosotros tuvimos un equipo en el Grupo I de la Zona Americana y que estamos al mismo nivel de España, que está en el Grupo I de Zona Europea. El mismo Santiago Giraldo puede meterse otra vez dentro de los 100 del escalafón mundial (está de 150) y Juan Sebastián Cabal y Robert Farah están entre los 10 mejores doblistas. Lo siento, pero no comparto”, le afirmó a EL TIEMPO el presidente de la Federación de Tenis, Gabriel Sánchez.

Esta afirmación está en sintonía con las palabras de Miguel Tobón, excapitán del equipo colombiano en Copa Davis, quien considera que se ha tenido una evolución en su juego, pero criticó la dirigencia de este deporte en el país.

“El tenis en los últimos 20 años ha evolucionado mucho en Colombia. Hemos tenido varios jugadores que han disputado varias finales. Sin embargo, falta mejorar la parte de dirigencia. Hay mucha gente que está por estar ahí y hay gente que no está, sabe y tiene la pasión”, aseguró.

Con ese mismo clamor de crítica a la Federación Colombiana de Tenis respondió Alejandro Pedraza, entrenador de Mariana Duque y del nuevo equipo Colsanitas. El DT afirmó que este organismo acabó con la intención de algunos grupos de tener procesos a largo plazo en este deporte.

“La Federación es una de los grandes culpables de que se hayan acabado los procesos y solo quedó en manos de Colsanitas. Estamos en un momento de bache y no hay que esconder el sol con un dedo. No es lo mismo, pero sí tenemos la esperanza de seguir potenciando jugadores”, contó Pedraza.

Ante cualquier tipo de señalamiento, Gabriel Sánchez afirma: “Yo lo que he dicho hace bastante tiempo es que no hay financiamiento adecuado del deporte y el tenis no es la excepción. Coldeportes no da el dinero suficiente. Hemos buscado en la empresa privada y con excepción Colsanitas, Celsia Futuros y Milo, nadie aporta. Es un drama porque si se me pregunta cuánto se necesita para un jugador, pues son 60.000 dólares”.

La parte deportiva

Colombia, desde 1995, cuando Mauricio Hadad, hoy capitán del equipo en Copa Davis, ganó el ATP de Bermuda, no se ha ganado nada. Santiago Giraldo y Alejandro Falla han llegado a dos finales. Aunque el tenista pereirano obtuvo el mejor escalafón para el país.

Una voz oficial de tenis colombiano como Fabiola Zuluaga considera que no se vive un momento oscuro, pero sí difícil, aunque confirma lo difícil del circuito. “Lo que pasa es que no somos un país de tenistas y estamos mal acostumbrados con la racha de los hombres cuando estuvieron metidos entre los 100 mejores. Este es un deporte muy exigente y el nivel es bastante alto. Para lo que los singles han jugado y los escalafones que han tenido sí deberíamos tener un poco más de títulos. Giraldo tiene finales, pero no un título”, le dijo a este diario.

Y además agregó: “Siempre he insistido en que faltan buenos entrenadores. Hay mucho profesor, pero se necesitan entrenadores como Mauricio Hadad y Miguel Tobón, que sepan lo que es estar en un grand slam en un momento de tensión como para darles el empujoncito”.

Pedraza afirmó que no hay que poner en una misma balanza el escalafón y los títulos, e insistió que lo mejor que se puede hacer para mejorar el tenis colombiano es invertir en un proceso y no estancarlo.

“Afortunadamente, para estos jugadores se lograron los mejores resultados de toda la historia y no hay que mirar los títulos, sino mejorar el escalafón. Infortunadamente para el tenis, no hay proceso y eso es lo que falta”, concluyó.

La nueva generación busca su espacio

Pensando en una renovación y, sobre todo, en tener mayor posibilidad de incrementar la participación de tenistas colombianos en los diferentes torneos importantes del mundo, Colsanitas decidió aumentar el número de deportistas nacionales patrocinados y apostó por Daniel Galán, Camilo Erazo, Nicolás Mejía, Daniel Salazar y Jessica Plazas para impulsar a los remplazos futuros de las raquetas más importantes con las que cuenta hoy el país.

El objetivo de integrar este nuevo grupo de tenistas prejuveniles y juveniles es realizar el mismo proceso que entre 1993 y 2004 hizo con Fabiola Zuluaga, quien fue 16 del mundo; o desde 1997 con jugadores como Alejandro Falla, Santiago Giraldo, Juan Sebastián Cabal, quienes han estado entre los 50 mejores del mundo; o desde el 2001, con Mariana Duque, quien ha estado ya entre las 72 mejores del mundo.

“Yo creo que se fijaron en mí por mis resultados y por lo que he hecho estos años. Estoy haciendo las cosas bien por ahora, pero falta mucho trabajo y eso estoy dispuesto a poner para poder a futuro ser un ícono”, le dijo Nicolás Mejía a EL TIEMPO, con un tono de voz que aún le falta roce.

Mejía ganó este año dos torneos ITF en Estados Unidos y de a poco ha comenzado a mostrar su tenis por fuera del país. Además, es uno de los 10 tenistas juveniles colombianos mejor ubicados en el listado mundial juvenil de la ITF. Es el jugador de 16 años que más alto figura en este escalafón mundial que reúne a jugadores Sub-18.

“Yo todos los días me levanto para entrenar como el número uno del mundo y así lo tengo en mi cabeza y la tengo muy clara. Uno se visualiza y ese es mi objetivo a largo plazo”, concluyó Mejía.

Dentro de la rama masculina, otros jugadores con recorrido importante son Camilo Erazo, campeón del Torneo Nacional G1 de Barranquilla y subcampeón dobles Torneo ITF G5 de Bogotá en julio del 2014 y subcampeón dobles Torneo Nacional G3, Armenia, 18 años en junio del 2014.

También está Daniel Salazar, de 15 años, nacido el 21 de marzo del 2001 en Tenerife (España). En el 2015 fue convocado por la Federación Colombiana de Tenis para representar a Colombia en los suramericanos en Argentina.

En España, entre sus principales logros deportivos se encuentran: campeón nacional en Lorca categoría 10-12 años (2013), campeón ITF Tennis Europe Portugal (2013), Campeón Andalucía (2013) y subcampeón Nike junior Tour (2013). “En este momento tenemos cinco jugadores nuevos. Se va a requerir de tiempo, pero la idea es que sumen experiencia y que en un tiempo tomen el legado y el peso de representar al país”, afirmó Alejandro Pedraza, el técnico de este nuevo equipo y de Mariana Duque.

Por ahora, estos cinco tenistas se ilusionan con afianzar su nivel y por eso disputan diferentes torneos por todo el mundo.

FELIPE VILLAMIZAR M.
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @FelipeVilla4

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.