Denuncian distribución de dulces con drogas a niños

Denuncian distribución de dulces con drogas a niños

Crece la preocupación por la distribución de dulces con narcóticos en las instituciones educativas.

notitle
23 de julio 2016 , 01:14 p.m.

Debido al reporte de un caso de expendio de dulces con narcóticos alrededor de una institución educativa en San Javier y a causa de varias denuncias ciudadanas, se prendieron las alarmas sobre la distribución de sustancias psicoactivas cerca de colegios. (Vea también: Drogas con apariencia de dulces son entregadas a la salida de colegios)

Según cifras brindadas por la Secretaría de Salud, de las 161 instituciones educativas públicas consultadas, en siete hay sospecha de consumo y tráfico de estos dulces.

Ante esto la secretaria de Salud, Claudia Arenas, anunció que la problemática se llevará a una mesa de expertos apoyada por varias secretarías de la administración como educación y seguridad.

Como apenas un caso ha sido confirmado, la Administración Municipal no considera como una práctica recurrente la distribución de psicoactivos camuflados en dulces.

No obstante, existe la preocupación latente por el expendio de drogas de todo tipo en instituciones educativas, ya que en los que va corrido del año, se han presentado 54 casos de expendio de estupefacientes al interior de instituciones educativas y 311 casos de consumo de sustancias ilícitas.

Así lo confirmó Gustavo Villegas, secretario de Seguridad de Medellín, quien aseguró que “lo que más preocupa es que hay un interés marcado en inducir a los niños al consumo de drogas, especialmente, alrededor de los colegios donde, además, menores de 9 y 10 años son utilizados como carritos para entrar la droga y que otros mayores la distribuyan al interior”. (También: Estas son las drogas de colores que amenazan a los jóvenes)

Villegas admitió que no han sido muy eficientes las campañas iniciadas por la Subsecretaría de Espacio Público para hacer control exhaustivo de los venteros, ubicados a los alrededores de las instituciones educativas.

Igualmente, el funcionario añadió que para lograr mayor control se tiene previsto que la Policía inicie investigaciones para identificar a los expendedores alrededor de las instituciones educativas y de los escenarios deportivos, que tienen como objetivo la adhesión de los niños y los jóvenes de la ciudad”.

Entre tanto, la concejal Nataly Vélez, dijo: “Suponemos que pretenden hacerlos adictos, porque los que más consumen son quienes están entre los 19 y los 25 años pero cuando toman el segmento de población de niños y adolescentes que están en proceso de formación, creo que ven un público vulnerable que si tiene un primer consumo hay una alta probabilidad de que sigan consumiendo”.

El Estudio Nacional de Consumo de Sustancias Psicoactivas en Población Escolar realizado en el 2011, muestra que un 12 por ciento de los escolares entre los 11 y los 18 años afirmó haber consumido por lo menos una sustancia ilícita. Igualmente, un 3 por ciento de los jóvenes afirmó haber inhalado pegantes o solventes.

Ante la vulnerabilidad de los niños y jóvenes desde las secretarías de Educación y Salud crearon estrategias para prevenir el consumo de drogas, como la sensibilización en los colegios y la intervención comunitaria con madres cuidadoras, docentes o líderes de los barrios.

“Hemos hecho un trabajo de sensibilización con los padres de familia para analizar la exposición permanente, los trucos y las claves que utilizan los delincuentes para seducir a nuestros chicos porque el problema no es solamente en el territorio físico, el territorio digital es tal vez la puerta que más tenemos que cuidar”, declaró Jorge Iván Ríos, subsecretario de Prestación de Servicios Educativos.

En este sentido, el concejal Robert Bohórquez, hizo un llamado a las autoridades para ir más allá de la prevención. “La Secretaría de Seguridad tiene que articularse y poner control con cámaras de video-vigilancia para los sospechosos que estén alrededor de los colegios”, aseguró el corporado.

Consumen a corta edad

En 2011 el Estudio Nacional de Consumo de Sustancias Psicoactivas en Población Escolar reveló que la edad promedio para el primer consumo de cocaína o marihuana es a los 14 años.

Sin embargo, el secretario de Seguridad declaró su preocupación pues “cada vez disminuye más la edad del primer consumo. Sobre todo cuando se trata de pegantes y solventes porque son bastante económicos”.

Del mismo modo, el subsecretario de Prestación de Servicios Educativos consideró que “el primer consumo es el que hay que cuidar”, pues después de iniciarse en las drogas a temprana edad los jóvenes se vuelven más propensos a incurrir en adicciones posteriormente.

En esto coincide la concejal Zuluaga, al afirmar que “los que más consumen son quienes están entre los 19 y los 25 años, pero cuando toman el segmento de población de niños y adolescentes que están en proceso de formación ven un público vulnerable, que si tiene un primer consumo hay una alta probabilidad de que sigan consumiendo”.

Diana Sofía Villa M.
MEDELLÍN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.