Contribuyentes temen ser 'castigados' con tarifas más altas de predial

Contribuyentes temen ser 'castigados' con tarifas más altas de predial

A ellos ya les ha subido el avalúo. Pago por cuotas no los alivia.

notitle
22 de julio 2016 , 07:09 p.m.

Mientras el Concejo de Bogotá se dispone a darle primer debate a la propuesta de la Alcaldía de liquidar el impuesto predial solo con el avalúo catastral y permitir el pago del tributo por cuotas, muchos contribuyentes empiezan a hacer cuentas para verificar si la reforma les beneficia o no.

Para el caso de los predios residenciales, la reforma que estudia el Concejo busca eliminar el estrato y establecer una tabla con 31 tarifas que van entre el 6 y el 10 por mil. Los avalúos irían de $ 93’076.000 a más de 1.200 millones de pesos, con la idea de que los más altos paguen más. Solo quedan por fuera de esta tabla los predios cuyo valor catastral esté por debajo de 135 salarios mínimos, que tendrían un 4 por mil, si son de estratos 1, 2 y 3.

La administración dijo en el Concejo que busca equidad porque hoy predios con el mismo avalúo pagan impuestos diferentes y avalúos altos se camuflan en estratos bajos para pagar menos impuesto. Además, propone que el impuesto no pueda subir más del 20 por ciento cada año.

Este tope es el que más preocupa a algunos contribuyentes a quienes les ha subido el valor de sus inmuebles por la presión del mercado inmobiliario sin que les haya aumentado el ingreso al mismo ritmo. Como ya tienen avalúos altos van a ser castigados con las tarifas más altas.

Antonio, propietario de una vivienda estrato 6 en el barrio Calatrava (localidad de Suba), lamenta que hoy, en sus años de pensionado, deba estar preocupado por el dinero que debe pagar por el predial de su casa, que tiene hace 23 años y cuyo avalúo catastral pasó, en cuatro años, de $ 400 millones a $ 800 millones.

“El impuesto sobre mi casa, que era de 4 millones de pesos al año, ahora resulta que se aumentó y estoy pagando 8 millones”, comentó. Por estar entre los avalúos más altos, este contribuyente teme que con la reforma le apliquen el aumento máximo del 20 por ciento. “Lo que entendí del nuevo cobro es que tendría un límite de aumento del 20 %, que no es justo, porque es mucho; yo, por ejemplo, pasaría a pagar 9 millones y medio de pesos, un absurdo”, se quejó.

Otro ejemplo es el de Carmen. Ella cuenta que por un predio de 822 m² en el sector de Cedritos (estrato 4), avaluado en 1.852 millones de pesos, tuvo que pagar –con el descuento– 12’378.000 pesos. Según lo contemplado en el proyecto de reforma, los predios avaluados en más 1.200 millones de pesos pagarían una tarifa del 10 por mil.

De acuerdo con esto, Carmen tendría que pagar alrededor de 18 millones de pesos por el predial, correspondientes a un avalúo que según ella es astronómico, para una casa construida en los años 50. “Además, está cifra es excesiva para personas como yo, que no tienen una pensión”, dijo.

Según el Distrito, “para aliviar la capacidad de pago de los contribuyentes propietarios de predios residenciales se busca que el pago de su impuesto se pueda diferir en varias cuotas”. De ser aprobada la reforma, el impuesto de podría pagar de manera trimestral, a través de las facturas de servicios públicos o el medio que autorice el Concejo.

Felipe, un residente del barrio Quinta Camacho, en Chapinero, quien tiene una casa por la que pagó un impuesto de casi seis millones de pesos no cree que esa alternativa le ayude mucho a la hora de pagar. “Es triste que una casa ubicada en una ciudad que es agresiva, que no tiene los servicios para la gente esté avaluada como si fuera un inmueble ubicado en una sector como Manhattan, en Nueva York. Pagar este elevado impuesto no tiene la contraprestación suficiente para una óptima calidad de vida”, aseveró.

En este debate, entre los contribuyentes también hay voces a favor de la propuesta de la Alcaldía. Son propietarios que aplauden el proyecto, debido a que el de estilo sus casas no corresponden al estrato. “El hecho de poderlo pagar a cuotas y que no se calcule por estratos es adecuado en este sector, que es de estrato 6, pero que aún tienen algunos predios demasiado viejos, opuestos a un apartamento actual de estrato 6”, dijo Victoria, quien pagó un impuesto $ 4’722.000 por una casa avaluada en $ 618’200.000.

Se abre polémica: reforma simplificada o tributaria

Se comenzó a calentar el debate sobre la simplificación tributaria que presentó la administración del alcalde Enrique Peñalosa al Concejo de Bogotá.

Expertos en el tema consideran que se trata de una reforma tributaria, aunque algunos plantean que era necesaria. A otros les preocupa el aumento en el costo de la vivienda usada y hasta el recibo de la factura de cobro que les va a llegar a los contribuyentes.

En un foro realizado en el cabildo, el exsecretario de Hacienda Julio Roberto Piza respaldó la reforma y dijo “que no se justifica mantener la declaración porque ya cumplió su ciclo”. En este sentido precisó que se puede sustituir por la factura siempre y cuando se notifique. En su concepto la logística del pago por cuotas todavía es una idea muy en borrador.

Para el exalcalde de la ciudad Jaime Castro (1992-1994) los concejales y la administración deben responder si los contribuyentes bogotanos están en capacidad de soportar dos reformas tributarias: la que se avecina del Gobierno nacional, que arranca en septiembre, y la que cursa en el cabildo capitalino.

Para Castro, las cosas hay que llamarlas por su nombre. En su concepto, siempre que las administraciones proponen una simplificación tributaria, lo que hay de fondo es una reforma tributaria, que implica o un incremento de impuestos existentes o la creación de unos nuevos.

“Lo que hay que preguntar es cuál es el estado real de las finanzas del Distrito y esa información la ciudad no la conoce”, cuestionó Castro.

Eliana Rocío González, funcionaria del Banco de la República, llamó la atención sobre el índice de precios en la vivienda usada en Bogotá. Dijo que “hay un acenso en lo nominal y real y que aumenta la tendencia alcista, diferente a lo que sucede en otras ciudades”.

El abogado Juan José Fuentes Bernal, director jurídico de la Asociación de Empresas de Servicios Públicos (Andesco), expresó que “hay que unificar los procedimientos y tener en cuenta un sistema de facturación”.

Otro de los puntos que también deberá resolver el cabildo es el porcentaje de incremento año tras año del predial, uno de los temas más polémicos.

La propuesta de la administración es tener un tope del 20 por ciento para residenciales y hasta 25 por ciento para predios no residenciales.

Sin embargo, ya hay quienes están considerando que no puede ser mayor del IPC más dos puntos, como lo propuso el Centro Democrático.

El debate está abierto y para hoy se espera que expertos expresen sus opiniones en el Concejo.

BOGOTÁ
* Con reportería de EL TIEMPO ZONA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.