'No robé a nadie': empresario implicado en supuesta estafa a jugadores

'No robé a nadie': empresario implicado en supuesta estafa a jugadores

Jhonatan Castaño dijo que a los futbolistas se les cumplió y no hubo irregularidades.

notitle
22 de julio 2016 , 06:30 p.m.

Tras la denuncia de un grupo de jóvenes futbolistas que señala de presunta estafa al director de la escuela de fútbol Artillería FC en Pachuca (México), Jhonatan Castaño Cardozo, este decidió dar su versión.

Castaño, quien inicialmente se negó a la publicación de su respuesta en ELTIEMPO.COM, rechazó la denuncia que los jóvenes futbolistas y sus familias interpusieron. Si bien inicialmente las familias habían dicho que se había interpuesto la denuncia, Sofía Peña, madre de familia de Michael Peña -uno de los jugadores- le contó a este diario que en realidad estaban en el proceso de interponerla. “Fuimos a la URI de la Granja y allá no me la recibieron porque era una demanda por escrito, allá solo recibían demandas verbales. Me dijeron que me fuera para la carrera 33 con 18 y allá no me la quisieron recibir porque las recibían hasta las 4 de la tarde (…) La haremos el lunes a primera hora”, recalcó.

Los deportistas habían dicho que no se cumplieron a cabalidad las condiciones del contrato firmado con la escuela, el cual incluía educación, alimentación, calidad en vivienda y participación en torneos en México, a donde viajaron en agosto del 2015.

Insisten en que ninguno de esos factores se cumplió completamente, por lo que regresaron al país entre noviembre y diciembre del año pasado. (Lea también:  El sueño de 16 jóvenes futbolistas que terminó en una presunta estafa).

“En total fueron siete millones de pesos. Se pagaron cinco antes de que se fuera y después cada mes consignaba $1’250.000”, dice Eduardo Ramos, padre de Julián David, uno de los jóvenes que fueron a México. En la carta de presentación que la escuela envió a las familias de los jóvenes aparecía que se brindaría “vivir en una casa hotel, tener servicios de alimentación, educación, dotación deportiva, campos de entrenamiento, gimnasio y participación en el torneo Copa Telmex”.

Sin embargo, dice Jenny Posada, una joven que fue a México a cocinarles a los jóvenes, “había días en los que no llevaban la comida. Y cuando compraban, eran cosas muy baratas o siempre lo mismo. Era esporádico que llevara frutas, o verduras. Y la dieta diaria era basada en frijol, huevos, pan, tortilla y un agua de panela”, le dijo a este diario.

Tras la publicación de ELTIEMPO.COM, Castaño aseguró que no estafó a nadie y que todo lo que estaba pactado en la convocatoria para que los jugadores fueran a México, se cumplió.

“Al momento de que los empezamos a reclutar, empezaron las preguntas de los papás. Que el estudio, que el alojamiento, que el fútbol. Que cómo va a ser. Yo les dije, primero, que lo ideal es que lleguen a estudiar. Segundo, el alojamiento es un hotel que está ubicado en Pachuca. Con habitaciones dobles con lo necesario para ellos”, explicó Castaño.

Respecto al tema deportivo y sobre los torneos que iban a jugar, el director deportivo precisó que los futbolistas participaron en el torneo Copa Telmex y que tuvieron entrenamientos diarios, algunos realizados dos veces al día.

“Todos los días entrenábamos en el estadio Revolución. Por la mañana y por la tarde. Algunos entrenamientos a doble jornada, otros a una jornada (…) Los partidos de los fines de semana, teníamos que salir a otros lugares, nos íbamos, nos regresábamos, teníamos un (juego) el fin de semana de local y otro de visitante”, señaló.

Sobre los testimonios dados por los jugadores en los cuales los jóvenes precisaron que iban a jugar también una cuarta división profesional, Castaño respondió que eso no fue así: “Es una cuarta división nacional y es un torneo semiprofesional”.

‘Nunca se les negó un plato de comida’

El ‘cazatalentos’ también defendió su posición sobre la alimentación de los deportistas. “Se les dio como tal. Nunca se les negó un plato de comida. Siempre tuvieron su plato de comer. Era lentejas, arroz, tortilla, fríjoles, garbanzos, atún, pasta, plátano, sándwich, jamón, pan, leche”, precisó.

Aunque reconoció que no siempre se les dio otro tipo de proteínas representadas en carne o pollo. “A veces les daba pollo, a veces carne (…) Cada dos o tres días y si no había, se les daba atún con la pasta, huevo o salchichas, siempre hubo algo de complemento”, agregó.

Adicionalmente, dijo que “hubo un día en el que botaron la comida a la basura. Se hizo una reunión para ver qué hacíamos”. Al ser indagado sobre la precariedad en algunos alimentos, explicó que hubo problemas con el presupuesto: “les dejé la mensualidad muy económica, y ese fue un error mío”. Según la carta de presentación del club el cobro mensual era de 650 dólares mensuales, pero “dejé la mensualidad económica, de 800.000 pesos mensuales por persona”.

Sobre la vivienda, el supuesto hacinamiento de los jóvenes en una casa hogar y la visita de la Policía al inmueble, ante la cantidad de personas en ella -veinte en total-, Castaño aseguró que la Policía solo pasó por ese sitio cuando se realizaba un trasteo. “Llegó la Policía y me preguntó qué hacíamos acá. Dije que estábamos participando en Telmex y vamos para cuarta división nacional. Y revisaron mi ficha migratoria. Ya después me dijeron ‘señor Jonhatan, siga con su mudanza’. Si hubieran visto algo mal, me lo hubieran dicho”, explicó.

La escuela sigue activa

Artillería, que inició en 2014, aún está activa en Pachuca. Johnatan Castaño precisó que bajo su cuidado están dos jóvenes colombianos que están jugando y estudiando. Confirmó además que su equipo juega la Copa Telmex en estos momentos.

ELTIEMPO.COM consultó a la Asociación Hidalguense de fútbol aficionado A.C. (organización en la que se inscriben los equipos aficionados del estado Hidalgo, al que pertenece Pachuca) si la escuela Artillería está registrada y jugando el torneo. Según el director dicha asociación, José Juan Cruz, Artillería FC jugó el torneo de la copa Telmex, “pero fue retirada por problemas administrativos”.

Agregó que la escuela tiene “esta semana para ponerse al día en estos problemas para que puedan seguir jugando el torneo”.

¿Por qué dio el nombre de su hermana cuando presentó el proyecto?

Las familias de los 16 jóvenes dicen que una de las garantías del proyecto de Castaño es que hizo alusión a que es familiar de una arquera profesional de la Selección Femenina de Colombia. Hacía referencia a Stefany Castaño, actual preseleccionada para los Olímpicos de Río 2016.

Al consultar a Jhonatan Castaño al respecto, dijo que lo hizo para “darles seguridad a los padres de familia”. “Mi hermana es la arquera de la Selección Colombia, no tiene que ver nada acá. No le veo lo malo, es como si usted tuviera un hermano en la política. No le tengo que robar nada a nadie. Yo trabajo solito. Que ella estaba en Estados Unidos y que podría ayudar a poner algunos jugadores allá, sí. Si sabe inglés y juega muy bien, algunas universidades los becan. Porque el fútbol latino es muy apetecido acá en Norteamérica. A eso fue lo que me referí, no nada más por meterla sino por darles seguridad a los padres”, aseguró.

Además negó, como dice uno de los jóvenes denunciantes, que su hermana estuviera presente en la reunión en la que presentó el plan de Artillería FC. “No estuvo presente, nada ella estaba en los Estados Unidos por eso no tiene que ver nada con Artillería”.

IVÁN PEÑA BARRERA
REDACTOR ELTIEMPO.COM
ivapen@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.