Óscar Hernández y la poesía, un amor de más de medio siglo

Óscar Hernández y la poesía, un amor de más de medio siglo

'Poemas del hombre y habitantes del aire' reúne dos de las primeras obras del escritor.

notitle
22 de julio 2016 , 11:59 a.m.

Le pregunté por qué escribir, que cual era la necesidad de hacerlo, y me respondió como todo un poeta:

“Podría preguntarme también por qué respirar. Sería muy parecido porque el arte y el sentir el aire en el cuerpo y en el alma son cosas casi iguales. La poesía se va volviendo una especia de nueva vida, una experiencia vital, se vuelve también una necesidad física”.

Y es que según Óscar Hernández, para escribir poesía se necesita vivir con toda la intensidad que se pueda. Ir hasta el fondo del pensamiento, ir hasta el fondo de la vida, hasta el fondo de las cosas, hasta el fondo de las ideas.
Hernández afirma que “en la poesía no se puede ser superficial”.

El escritor antioqueño acaba de publicar un libro de poemas, editado por Sílaba Editores. Se trata de Poemas del hombre y habitantes del aire, una recopilación de dos de sus primeras obras: Poemas del hombre, publicado en 1950 y Habitantes del aire, de 1964.

Desde muy joven tuvo una relación con las letras, pues a los 15 años comenzó a hacer periodismo en diferentes medios de la ciudad, como El Correo y el Diario de Medellín.

Y esta misma relación con las letras, que comenzó muchos años antes, de la mano de su padre, cuando lo tenía leyendo a Cervantes y a Quevedo, esas lecturas fueron más útiles de lo que aprendió en cualquier universidad.

Desde muy niño su relación con la literatura fue muy estrecha y eso lo llevó a escribir, pero a hacerlo de una manera diferente.

“Me parecía muy lejos de la poesía de verdad lo que estaban haciendo todos. Aquí había un grupo grande de personas dedicadas a escribir esa poesía, igualita, toda del mismo tema. La novia, la mamá y la cabaña, se les olvidó el resto del mundo”, aseguró.

Entonces comenzó a trabajar de otra forma. “Empecé a hacer cosas mías sin pensar en la poesía de los demás, sino lo que yo creía que debía decirse y cómo debía decirse”, agregó.

Siguió por ese camino, sin importar que lo llamaran bobo durante más de 20 años, pero luego de esos comentarios, se atrevieron a decir que era el primer poeta surrealista colombiano.

El camino comenzó en 1950. Con 25 años publicó Poemas del hombre, una poesía distinta, alejada de la influencia española.

“Esa cosa que estaba haciendo yo, era una cosa inicialmente, porque era muy abrupto el cambio. Yo sabía que iba para una parte distinta a la que estaban trajinando todavía algunos y que ya no tenía ninguna vigencia”, comentó.

Desde entonces ha publicado más de una docena de libros entre poesía, novela, cuento y crónica. Se le ha medido a todos los géneros, pero guarda un cariño especial por la poesía, porque esta se adaptaba más a su temperamento y lo atraía mucho más.

Considera que en este género es fundamental decir algo, y se pregunta: ¿Por qué y para qué se escribe si no es para decir?

Poemas del hombre y habitantes del aire es una oportunidad para que las nuevas generaciones de lectores conozcan una obra que fue diferente en su época y que todavía no pierde vigencia.

“Han pasado varias generaciones desde que se publicaron esos libros y eso ya se ha perdido, no solo físicamente sino en el recuerdo. A la mujer hay que decirle a cada rato que uno la quiere, a la poesía hay que decirle aquí estás con otro libro”, explicó.

Hernández le escribe a todo, desde los caballos hasta las damas. Él le escribe al mundo en que vive, al amor, pero siempre con una premisa, de hacerlo de una manera diferente a la que lo hacían hace 60 años y que hoy, más de medio siglo después, todavía lo hace.

Siempre ha tenido vocación, lo más importante. Dice que unos nacieron para ser cura, y él nació para lo que ha hecho toda la vida, que es escribir, y alimentarse de su realidad para convertirla en poesía, que, de acuerdo con él, es un género que tritura lo que coge y lo convierte en belleza.

MATEO GARCÍA
Para EL TIEMPO
Medellín

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.